7 usos que harán indispensable el Internet de las Cosas en nuestra vida diaria

internet-futuro
El IoT ya supone 1.900 millones de conexiones a Internet y en 2018 superará en número a la suma de todas las conexiones del resto de dispositivos.

El Internet de las cosas o Internet of Things (IoT) hará que muchos de los dispositivos y objetos familiares cotidianos en nuestras vidas estén conectados a Internet y sean accesibles a través de nuestros smartphones.

Y es que, según Business Insider, el IoT ya supone 1.900 millones de conexiones a Internet y alcanzará los 9.000 millones en 2018, momento en el que superará en número a la suma de todas las conexiones del resto de dispositivos (ver gráfico abajo).

Pero, ¿qué “cosas” en el Internet de las Cosas serán realmente disruptivas y mejorarán la forma en que vivimos? En un reciente informe de BI Intelligence, Here Comes The Internet Of Thingsse detallan las aplicaciones de consumo y negocios más propensas a convertirse en las primeras que tengan Internet y cómo estos cambios van a redefinir la forma en que pensamos acerca de la relación con esos objetos inertes que ahora tendrán “vida”.

Éstos son algunos de los dispositivos y aplicaciones que se implementarán a nivel del consumidor y que van a hacer del Internet de las cosas una parte sumamente importante de nuestra vida diaria:

1. Cocina y electrodomésticos como refrigeradores, lavadoras, secadoras y cafeteras que pueden mantener un seguimiento de cuándo la leche se derrama y le hará saber cuándo la ropa está seca.

Uno de los ejemplos más contundentes es el chat para electrodomésticos que están desarrollando LG y Line y que permitirá controlar los frigoríficos, aspiradoras, hornos y lavadoras inteligentes enviando un mensaje.

2. Iluminación y productos para la calefacción, incluyendo bombillas, termostatos y acondicionadores de aire que maximizan la eficiencia energética. Aunque la idea de tener termostatos conectados a Internet no es algo nuevo -el termostato Nest lleva ya un tiempo en el mercado-, parece que Google está trabajando en un sistema similar, o al menos en su software.

3. Dispositivos de seguridad y vigilancia, como sistemas de monitoreo de vida asistida (bebés), detectores de humo, bocas de incendio, cámaras, cajas fuertes equipadas con sensores y sistemas de alarma.

Dentro de las 10 tendencias tecnológicas para 2014 de Ericsson ConsumerLab se encuentra la de ‘Sensores en lugares cotidianos’, y el dato llamativo es que cerca del 60% de los propietarios de smartphones cree que a finales de 2016 los sensores se utilizarán en la salud y el transporte público, automóviles, hogares y lugares de trabajo.

4. Productos de salud y estado físico que miden el ejercicio, los pasos, el sueño, el peso, la presión arterial y otras estadísticas.

Otra de las tendencias para este año propuesta por Ericsson ConsumerLab es la de ‘Ser cuantificados’: El 40% de los usuarios de smartphones quieren su teléfono para registrar todas sus actividades físicas y al 59% también le gustaría usar una pulsera para complementar esas mediciones. Además, al 56% le gustaría controlar su presión arterial y el pulso con un anillo.

5. Sistemas inteligentes de gestión del tráfico. Una investigación de Machina, en un estudio preparado por la Asociación GSM, prevee US$100.ooo millones en ingresos para el año 2020 por aplicaciones como peajes y multas de tráfico. Una fuente de ingresos relacionada será la gestión inteligente del espacio de aparcamiento, de la que se esperan US$30.ooo millones en ingresos.

6. Sistemas de gestión de residuos. Según BI Intelligence, en Cincinnati, EE.UU., el volumen de residuos residenciales cayó un 17% y el reciclaje creció un 49% a través del uso de “paga por lo que tires”, un programa que utiliza la tecnología de IoT para controlar a aquellos que excedan los límites de residuos.

7. Usos industriales, incluyendo líneas de montaje gestionadas a través de Internet, fábricas y almacenes conectados, etc.

Global Internet Device Installed Forecast

[Fuente imagen destacada]