La generación Y está derribando las fronteras laborales

geny
La globalización y el arribo de las nuevas tecnologías, sumado al ingreso de la Generación Y, gestaron cambios en la manera de hacer negocios.

La globalización y el arribo de las nuevas tecnologías, sumado al ingreso de la Generación Y en las organizaciones, gestaron cambios en la manera de hacer negocios que impactan en las empresas. Los Y son la generación que hoy está comenzando a ocupar cargos gerenciales en las empresas, a la vez que toman decisiones y tienen una actitud ante la vida que los lleva a ser vistos como cambiantes, intrépidos, inconstantes y con bajo nivel de compromiso.

Para la Generación Y, el trabajo y la vida personal forman parte de una misma dinámica. Este nuevo estilo de comportamiento conlleva un cambio de mirada frente al trabajo: ir a la oficina y contar con un lugar fijo de trabajo, ingresar a una corporación con trayectoria de marca, perdurar y proyectarse en ella, ya no es el eje para el desarrollo profesional de estos jóvenes. Ellos buscan trabajar en lo que les gusta, desde el lugar físico que les quede más cómodo, aman la independencia y el no tener que darle explicaciones a un jefe.

Es lo que de una u otra manera también les permite manejar sus tiempos, para asistir a una clase de tenis a las tres de la tarde o coordinar una llamada de trabajo a las diez de la noche. Esta es la nueva impronta de los Y que impulsa lo que en el mundo ya se ha denominado el trabajo 3.0 o la internacionalización del trabajo. Una manera de derribar fronteras y socializar las necesidades y las respuestas a esas necesidades.

Según una investigación llevada adelante por la Asociación Americana de Freelancers, el mercado de freelancers en el 2011 creció en un 100%, moviendo cerca de 1.200 millones de dólares. Las empresas comienzan a ver esta manera de trabajar como una oportunidad para reducir los gastos operativos de hasta un 40% y a la vez obtener trabajos de los mejores profesionales. Para los ejecutivos, la inversión en este sector es innovación. La innovación está en la diversificación y esto se logra creando equipos virtuales formados por un grupo de individuos que trabajan al mismo tiempo y con objetivos que generan conexiones y vínculos con miras al resultado.

La internacionalización del trabajo permite que profesionales independientes situados en cualquier lugar del mundo puedan satisfacer la necesidad de otra persona, corporación u organización. Este comportamiento marca el inicio de una nueva manera de trabajar. El trabajo 3.0 es un futuro ya presente que permite un trabajo sin fronteras, sin límites. Y de eso se han encargado plataformas como oDesk en Estados Unidos y Nubelo en América Latina.

Si bien la internacionalización es un estilo de trabajo que recién se inicia, según las investigaciones de tendencias, se muestra como el futuro. Un futuro que ya cuenta con más de 1.000 millones de usuarios, de estas plataformas virtuales,  que permiten la plena vigencia del trabajo 3.0, en el que dos personas trabajan juntas, cada una de ellas desde cualquier parte del mundo. El futuro es hoy.

Acerca del autor

Jorge Araujo

Columnista invitado. Director General de Nubelo Argentina y Chile. Ganador del Programa Start-Up Chile y postulado por Endeavor para el premio TR35 del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Ex JP Morgan Chase. Twitter @j_araujom