E-voting: conoce cómo los chilenos votan simbólicamente desde el extranjero

e-voting
Este domingo se realizará la elección presidencial en Chile y gracias a E-Voting los chilenos en el extranjero están votando de forma electrónica, aunque simbólica, porque este sistema aún no se ha implementado oficialmente.

Este domingo se realizará la elección presidencial en Chile y gracias a E-Voting los chilenos en el extranjero están votando de forma electrónica, aunque simbólica, porque este sistema aún no se ha implementado oficialmente.

La iniciativa es del Centro de Excelencia Inria Chile que llegó al país en 2012 en el marco del programa de Corfo para atraer centros de excelencia internacionales, como una plataforma para realizar transferencia tecnológica.

El voto electrónico ha tomado fuerza en Latinoamérica, siguiendo una tendencia mundial: actualmente más de 1.100 millones de personas han podido votar por sus gobernantes gracias al sistema electrónico, tal como les contamos en esta radiografía sobre la región.

En el caso de Chile, el proyecto de ley para regular el voto desde el exterior fue aprobado por la comisión de Constitución del Senado el 1 de octubre y ahora deberá ser analizado por la Sala. Por eso Inria, Voto Ciudadano, Fundación Democracia y Desarrollo y otras organizaciones, decidieron unirse para permitir el voto simbólico de los chilenos en el extranjero durante una semana, entre el 10 y 17 de noviembre –día de las elecciones–.

Cómo funciona el voto electrónico

E-Voting se utilizó recientemente para votar el nuevo plan de desarrollo comunal de la Municipalidad de la Reina, esa experiencia fue un éxito. Tomás Barros, encargado de E-Voting y director tecnológico de Inria Chile, explicó cómo funciona:

“E-Voting es un sistema que brinda fuertes garantías de eficiencia y seguridad, incorporando los últimos avances en criptografía aplicada. El sistema garantiza que el voto sea secreto, y evita que una sola persona pueda acceder a los resultados o manipularlos. Además, permite que cualquiera audite el proceso, e incluso que el usuario pueda hacerle seguimiento a su voto”.

Tomas Barros
Tomás Barros, encargado de E- voting y director tecnológico de Inria Chile.

Para votar tienes que entrar al sitio web y elegir a tu candidato, luego se encripta el voto y después se identifica a la persona con su RUT y número serial del carnet, se verifican sus datos en el Servel y el Registro Civil, y luego se valida el voto en la urna virtual. El sistema puede ser usado por todos los chilenos que estén fuera del país, lo que será controlado por dirección IP para que nadie que esté en Chile pueda votar.

Una de las novedades de E-Voting es que encripta el voto en todo momento y todos los algoritmos usados son públicos, lo que permite que cualquier institución o persona pueda auditar el proceso. Y gracias al número de registro que recibe cada votante, pueden revisar que su preferencia sea contabilizada.

Para evitar la colusión y manipulación de los votos, el sistema exige que operen al menos tres jueces con una “llave digital” para poder abrir la urna. Para esta votación se seleccionó a María Luisa Sepúlveda, presidenta del directorio del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos; el escritor Antonio Skármeta; Osvaldo Nuñez, abogado y ex diputado federal de Canadá; José Miguel Piquer, profesor Asociado de la Universidad de Chile; y Bárbara Figueroa, presidenta de la CUT. Todos ellos ya tienen el archivo que funcionará como “llave digital”.

Según Tomás Barros este modelo es seguro y sencillo, y no sólo serviría para la votación en el extranjero, porque también puede ser compatible con el voto tradicional en urna, por lo que esperan que se pueda implementar oficialmente para las próximas elecciones presidenciales de 2017.