Mensajeros Urbanos: Ganar un Startup Weekend solo fue el comienzo

mensajero
Luego de pasar por otros procesos de aceleración hoy es un negocio que ya ha facturado unos US$7.500 y busca posicionarse como la primera opción para personas y empresas.

Siempre que hay un ganador de competencias como Startup Weekend o similares queda una pregunta en el aire: ¿sobrevivirá? Teniendo en cuenta que son ideas que surgen en un fin de semana o en apenas alguna jornada de una hackathon, es indiscutible que se necesita mucho más que ganar para que ese emprendimiento salga a flote.

Ese es el caso de Mensajeros Urbanos, una plataforma web que ofrece un servicio inmediato de mensajería para realizar cualquier diligencia empresarial o personal con seguimiento en tiempo real. Ellos ganaron el primer Startup Weekend universitario realizado en Colombia en la Universidad de Los Andes en abril de este año, y luego de pasar por otros procesos de aceleración hoy tienen un negocio que ya ha facturado unos 14 millones de pesos, al cambio actual unos US$7.500.

Una de las cosas que destaca Rafael Socarras (izq. en la foto), cofundador y CTO Software & IT, de la experiencia en Startup Weekend fue la conformación del equipo porque eso permitió que desde el principio creyeran en el negocio y no dejaran pasar el tiempo: 

“No fue solo ganar. Comenzamos a reunirnos todos los días durante dos semanas en la noche y creo que eso fue lo que nos ayudó realmente a hacer las cosas. No dejamos enfriar las cosas, seguimos trabajando”.

Actualmente el equipo emprendedor lo completan Juan David Vizcaya (der. en la foto), también cofundador y CEO, quien se encarga de los “números”; Juan Carlos Martinez, desarrollador senior ex-VoiceBunny  y Yenny Grisales como asistente.

Mensajeros Urbanos Wayra

Que la gente sepa de tu proyecto, sobre todo las aceleradoras 

Ganar esa competencia les permitió acceder a tres mentorías de Connect Bogotá y a presentarse en Startup Labs Colombia, una rueda de coinversión en emprendimientos de base tecnológica, organizado entre otros por el Grupo Inspiro. Las mentorías les ayudaron para la presentación ante los inversionistas y en ese sentido los conocimientos sobre el tamaño del mercado y el modelo de negocio se profundizaron.

La idea de un markertplace donde los mensajeros se registraran y las empresas pudieran contratar servicios de mensajería comenzó a cambiar ante la necesidad de generarles confianza a los clientes, algo que tomó fuerza con el seguimiento. La presentación en Startup Labs no solo sirvió para que Wayra comenzara a fijarse en el proyecto sino también para compararse con otros emprendimientos y comenzar a definir cómo iban a hacer las cosas. Así lo explica Rafael:

“Se presentaron muchos proyectos algunos de los cuales ya habían recibido financiación pero ni siquiera tenían un MVP. Al darnos cuenta de eso dijimos que no podíamos caer en eso, que si íbamos a recibir dinero era porque sabíamos qué íbamos a hacer exactamente con esos recursos” 

¿Quiénes son los actores de mi negocio? 

Luego de esa experiencia y ante la necesidad de reforzar el proyecto y encaminarlo definitivamente, participaron en Startup Weekend Next, un programa piloto de aceleración ejecutado en Bogotá en apenas cinco semanas que buscaba optimizar el tiempo y los recursos económicos de los emprendedores para validar un servicio o producto en el mercado a partir de las ventas.

Como Mensajeros Urbanos ya había llegado a la diligencia número 100 y contaba con 60 clientes en su plataforma, el programa le sirvió para enfocarse en otros aspectos:

“No solo pensar en el negocio como tal. Entramos vendiendo, entonces el objetivo era estructurar eso que estábamos haciendo, quién era realmente nuestro cliente y cómo los mensajeros influían en el negocio. Comenzamos a pensar más en ellos y en cuáles eran sus necesidades. Las herramientas de marketing online también fueron importantes, la adquisición de clientes creció y fue gracias a eso que aprendimos allí”.

Aterrizando el negocio

Mensajeros Urbanos actualmente está siendo acelerado por Wayra en su academia de Bogotá y para Rafael esto ha sido fundamental en cuanto al cambio de pensamiento: “Uno viene como a la deriva, tratando de hacer las cosas pero sin un rumbo fijo, aquí hay gente que sabe, mentores de talla internacional”.

Además, uno de los imaginarios en los que muchas veces caen los emprendedores es que no importa cómo se crece, desde que se crezca, y es evidente que eso puede llegar a ser un problema:

“Nosotros queríamos crecer, crecer y crecer pero luego nos dimos cuenta de que así nos íbamos a reventar. No entendíamos, por ejemplo, que teníamos mucha rotación de mensajeros, hoy ya tenemos un grupo más definido, los estamos entendiendo”.

En los últimos dos meses no han rotado los mensajeros y se puede decir que los 1333 servicios realizados hasta la fecha han sido hechos por 22 mensajeros desde el principio. Actualmente cuenta con seis mensajeros contratados a los que se les pagan las prestaciones y el rodamiento de la moto, además de que pronto piensan uniformarlos.

Como equipo emprendedor están trabajando en un nuevo producto que, según Rafael, va a revolucionar aún más la industria de la mensajería. Además, están mejorando la plataforma y estudiando mejores formas de realizar los servicios.

El objetivo de Mensajeros Urbanos para 2014 es convertirse en la empresa más sólida y con más cobertura de mensajería en Bogotá sin dejar de lado que ya tienen en el radar a Medellín y Cali:

“Queremos que cuando una persona o una empresa necesite enviar algo o que le realicen una diligencia, en lo primero que piense sea en Mensajeros Urbanos”.

[Fuente imagen destacada]