Innovación y desarrollo económico, la apuesta de Uber para Bogotá

uber_bogota
Patrick Morselli, gerente de expansión en Latinoamérica, conversó con PulsoSocial acerca de las razones para entrar en Colombia y porqué los usuarios son sus mejores promotores.

Luego de cuatro semanas del aterrizaje silencioso de Uber en Bogotá, el servicio de vehículos privados se lanzó oficialmente ayer en la que es su segunda ciudad en América Latina, después de Ciudad de México.

Patrick Morselli, gerente de expansión en Latinoamérica de Uber, quien hasta hace dos semanas era el ‘lanzador’ profesional del servicio, conversó con PulsoSocial acerca de las razones para entrar en Colombia, el aporte de Uber al desarrollo económico de la ciudad  y porqué los usuarios son sus mejores promotores.

Uber es una aplicación que permite a sus usuarios entrar en contacto con los conductores para realizar viajes. Algo muy importante, que destaca Patrick, es que no es una empresa de transporte, sino una empresa de tecnología que ofrece un soporte para los conductores profesionales en la ciudad.

Con la buena aceptación que ha tenido el servicio, Uber espera poder crecer mucho más luego del lanzamiento oficial, ya que la experiencia del usuario se convierte en parte fundamental de ese crecimiento: “Los propios usuarios son los mejores promotores de Uber. En cada ciudad eso pasa porque cuando creas un producto que te gusta y te cambia la vida, lo primero que quieren hacer es enseñárselo a sus amigos o a su familia y compartirlo”, dice Patrick.

Jóse Martin: ¿Cuál ha sido la respuesta de Bogotá ante el soft launch de Uber? 

Patrick Morselli: Ha sido muy buena, está creciendo muy rápido. El público aquí necesitaba algo como Uber, un transporte más seguro y conveniente.

Los vehículos de Uber en Bogotá.

JM: ¿Cuáles fueron esos factores que llevaron a Uber a entrar a Colombia? 

PM: Que podemos entregar un servicio que es seguro y que proporciona una innovación en la ciudad, es conveniente y da la posibilidad a profesionales independientes de convertirse en pequeñas empresas. Nosotros ofrecemos una alternativa a los taxis, una alternativa premium y a las personas que pueden acceder a eso les proporciona un calidad más alta en cuestión de transporte.

JM: ¿Cómo ha sido la reacción de las compañías de taxi ante la presencia de Uber teniendo en cuenta las batallas que han librado en EE.UU? 

PM: Todavía no ha habido ninguna reacción, no que yo sepa. No creo que pase eso, es un servicio  muy diferente con otros precios, si algo sería por una mala comunicación y no por lo que hacemos.

(Al respecto: Uber aterriza silenciosamente en Bogotá y mantiene la discusión en EE.UU.)

JM: Si en México uno de los retos para Uber está en los pagos, ¿en Colombia cuál podría ser? 

PM: A nivel tecnológico queremos darles la mejor experiencia a los clientes pero factores como el tráfico y el clima (la lluvia) son los desafíos en los que nos vamos a enfocar para ser un servicio que está siempre listo para las personas que lo necesiten.

(Sobre México: Rodrigo Arévalo de Uber: “No es sólo moverse, sino tener una gran experiencia haciéndolo”)

“Lo que pensamos es que una de las mejores cosas de Uber es la experiencia de tener tu propio conductor personal. Ese es uno de los detalles que hace que a las personas les guste mucho usar Uber, cada vez más y más”. 

JM: ¿Es Bogotá un ‘laboratorio de pruebas’ para expandir a Uber por el resto de Sudamérica?

PM: Seguramente, tenemos un interés en estar en otros países de Latinoamérica. Ahora tenemos un equipo compuesto de más launchers que yo dirijo y ellos se van a encargar de lanzar en más ciudades. Es algo que estamos mirando, seguramente nos vamos a expandir más en Colombia y también en otros países de la región. 

JM: ¿Se puede considerar a la política de expansión de Uber como una política de activación económica?

PM: La política de expansión tiene muchos elementos que la componen, seguramente la inyección de capital en el país no es de las primeras pero sí que es interesante para nosotros mirar países que se están desenvolviendo económicamente porque es sobre todo en ellos que podemos hacer una contribución al desarrollo económico, tanto de la ciudad como del país. Puede contribuir económicamente al desarrollo de una ciudad porque produce más empleo, los conductores independientes se convierten en pequeñas empresas, entrenan y proporcionan trabajo a otros conductores profesionales, esa es una manera para desarrollar económicamente una ciudad y seguramente Uber tiene una parte en la ecuación del tránsito, no pretendemos solucionar  todo el problema de tránsito de una ciudad pero sí que somos una de las variables que interesan en la movilidad de una ciudad.

JM: ¿Es entonces una alternativa más para los taxistas?

PM: Nosotros no trabajamos con taxis amarillos sino con taxis blancos. De hecho, Uber nace como una app que le permite al conductor, mientras espera entre un servicio y otro, llenar ese tiempo con viajes que puede obtener a través de la aplicación de Uber.

¿Cómo funciona? 

Si estás interesado en usar Uber primero necesitas descargar la app directamente en las tiendas de aplicaciones de Apple, Android y BlackBerry, y para otros sistemas operativos se debe ingresar por el navegador a m.uber.com

Luego hay que registrarse con una tarjeta de crédito y al terminar este proceso puedes pedir un vehículo inmediatamente, seleccionando sobre el mapa dónde quieres que te recoja. Aunque el servicio está limitado a personas que tengan una tarjeta de crédito, es posible que diferentes usuarios lo utilicen con una misma tarjeta.

El cargo en la tarjeta de crédito se cobra al final del viaje, según las tarifas de cada trayecto (no necesitas cargar efectivo). Luego del cobro de la tarjeta te llega un recibo al e-mail y a la aplicación que te indica cuánto costó el viaje. 

Ante los problemas y deficiencias del transporte público en una ciudad como Bogotá -que se asemeja a la dinámica de las principales ciudades de Latinoamérica- y como un servicio premium diferente a aplicaciones como Easy Taxi (Brasil) y Tappsi (Colombia), Uber tiene todo servido para ofrecer no solo una alternativa económica para los conductores sino también un servicio innovador para los ciudadanos.