Falta de financiación, el reto para las emprendedoras latinas

mujeres_financiación
Chile, Perú y Colombia son los países que ofrecen los mejores y más competitivos ambientes para las mujeres emprendedoras que desean desarrollar su propio negocio.

La conclusión surge del informe ‘Índice del entorno empresarial para emprendedoras’, una publicación del Economist Intelligence Unit, desarrollado en colaboración con el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) que, además, indicó que una proporción considerable de propietarias de negocios siguen al margen o no están correctamente atendidas en lo que respecta a productos financieros, como cuentas corrientes, de ahorro, y préstamos.

Sin embargo y ante este panorama, Inez Murray, la presidenta ejecutiva de la Alianza Global de Banca para las Mujeres, dijo en una entrevista a Efe, citada por Lainformacion.com, que “las mujeres son rentables” para las entidades financieras: “No sólo pagan sus préstamos, sino que depositan grandes cantidades de dinero en el banco, y son las encargadas de adoptar decisiones en cuanto a la compra en el hogar”.

Del estudio también se desprende que las empresarias no tienen suficiente acceso a financiación ni a otros tipos de instrumentos financieros, como el crédito de proveedores, “lo que restringe el tamaño del negocio en su fase inicial y en su crecimiento”.

La gran mayoría de negocios dirigidos por mujeres en la región no pueden crecer más allá de la microempresa ni salir de la economía informal, lo que reduce los potenciales rendimientos de estas empresas:

“Las mujeres lideran 23% de los pequeños negocios en la región pero sólo el 9% de las grandes empresas”.

Chile, Perú y Colombia son los países que ofrecen los mejores y más competitivos ambientes para las mujeres emprendedoras que desean desarrollar su propio negocio:

Chile encabeza las calificaciones generales con un bajo riesgo macroeconómico, iniciativas sobre diversidad de proveedores particularmente fuertes y sólidos servicios sociales. Perú, por su parte, se basa en sus fuertes redes de negocios, programas de apoyo técnico a las pymes y un entorno macroeconómico estable. Colombia, en el tercer puesto, tiene programas de capacitación para pymes bien desarrollados y ofrece un amplio acceso a la educación superior a las mujeres.

Mujeres competitivas, economías competitivas

La cuestión de la brecha de género tanto en el acceso a la financiación, el uso de Internet o la presencia en carreras de ingeniería de sistemas, todos aspectos relacionados con el emprendimiento y con el emprendimiento digital, generan una desigualdad que termina pasándole cuenta de cobro a la economía. Si se mira el informe ‘Mujeres en la economía digital: superar el umbral de la desigualdad’, de la CEPAL, la brecha en el uso de Internet, por ejemplo, “limita tanto el desarrollo personal y laboral de la población femenina como el crecimiento con igualdad de los países de la región en el marco del nuevo paradigma tecnológico”.

Por eso, es contundente lo que sugiere el estudio de la IFC: los países que proporcionan a las mujeres el apoyo económico, regulatorio, financiero, educativo y familiar que necesitan para iniciar y hacer crecer un negocio también tienden a generar economías más competitivas.

Y precisamente en el crecimiento de los negocios, el informe apunta a que las pymes de la región encabezadas por mujeres necesitan instrumentos financieros más avanzados y diversificados: “Las mujeres tienen el mayor acceso al microcrédito, pero las empresarias interesadas en hacer crecer sus negocios a menudo carecen de acceso a medios más sofisticados de financiación, sobre todo en términos y condiciones adecuadas”.

Más hallazgos y otros detalles del informe aquí.

[Fuente imagen destacada]