De tech exitosa a aceleradora: cuando las grandes invierten en las chicas, todos ganan

inversión

Cuando el foco de las starups está puesto en crecer y la evolución orgánica no es una opción, suelen quedar pocas alternativas para obtener financiación: VC´s, ángeles inversores o aceleradoras suelen estar entre ellas.

Pero ¿qué pasa as grandes empresas tecnológicas? ¿Podrían aportar su grano de arena al ecosistema ayudando a construir empresas exitosas? Veamos lo que ocurre en general: muchas de las grandes empresas de la escena tecnológica trabajan con APIS abiertas o permiten que otras empresas monten su propio servicio en sus plataformas (puede ser el caso paradigmático de Twitter), entonces ¿Cómo se ayudan a ambas partes?

Las APIs entran dentro de lo que se conocen como innovación abierta y ocurre cuando se “abre” de manera pública una parte de la tecnología de una compañía para que pueda ser utilizada por terceros en el desarrollo de nuevos productos. Lo que permite es que terceras empresas contruyan nuevos modelos de negocio y a las que abren sus APIs les supone una nueva fuente de ingresos.

Y es que realmente las APIS son buena alternativa para toda la industria. Apple, Google y Android han construido un ecosistema de aplicaciones exitoso a su alrededor y los desarrolladores de aplicaciones -grandes beneficiarios de éste tipo de modelo de negocios- están entre los más favorecidos. De hecho, según dijo Tim Cook a principios de año “los desarrolladores de apps de iPhone/iPad han generado más de $8 billones de dólares desde que existe la plataforma” cifras para nada despreciables.

Salesforce.com también ofrece una cloud platform-as-a-service sobre la cual los emprendedores pueden construir sus negocios de manera rápida y efectiva. Con el sistema, la compañía se lleva un porcentaje de los ingresos de los productos construidos sobre su plataforma.

De éxito tech a aceleradora 

¿Pero qué ocurriría si todas estas compañías que mencionamos anteriormente entraran formalmente como incubadoras de negocio, que ayudaran a otras compañías a crecer, desde ya, con una participación compartida en sus ingresos?

Algunos ejemplos del potencial: el programa BizSpark de Microsoft apoya a 72 mil pequeños negocios, la red de socios de Oracle asciende al millón de compañías, es decir, son sólo ejemplos del gran potencial emprendedor que puede surgir si grandes empresas se deciden a invertir en startups.

Claro que un escenario así no es ajeno a peligros y especulaciones que las gigantes tecnológicas tienen muy en cuenta, pero aún así hay algunos que se animan. Entre los pocos que lo han hecho en la región se encuentra MercadoLibre, que más allá de liberar sus APIS para que otras empresas monten su servicio sobre ellas se decidió a entrar como inversionista en tres empresas que ofrecen servicios de valor agregado a la compañía.

Para tal fin, se asociaron con Wayra como ya puntualmente comentamos, con el objetivo de tomar la experiencia de estos en términos de evaluación de proyectos de negocios y viabilidad del equipo, poniendo el foco claro está, en empresas que pudieran mejorar de alguna manera el servicio que brindan a sus clientes.

Daniel Rabinovich, CTO de la compañía nos decía recientemente al respecto que:

“Lo que queremos es un ecosistema de empresas alrededor de nuestra plataforma abierta, no queremos ganar mucho dinero con ellas. Queremos crear un ecosistema de empresas exitosas, no el máximo retorno de estas inversiones. De todas maneras creo que vamos a ganar dinero porque les va a ir bien a estas empresas”

¿Pero qué obtienen las partes en el acuerdo? Probablemente lo más positivo que ocurre con el modelo de incubación corporativo es que es win win tanto para la compañía como para el pequeño negocio.

En primer término, hablamos de que los pequeños negocios se benefician directamente porque muchos de ellos con son fondeables por parte de un VC, pero pueden ser negocios de menos escala, que igualmente reporten buenos ingresos a las compañías, además de otros beneficios. 

“La transmisión de conocimiento hacia los empreñadores es altamente valiosa” –refiere a Pulso Social Lorena Suárez, gerente de Negocios de Wayra Argentina respecto de la asociación con MercadoLibre- conseguir financiamiento no es fácil para los emprendedores y las grandes compañías obtienen beneficios de variado tipo”

Pero para la ejecutiva, hay dos cosas que son positivas para las grandes empresas y para los startups que entran en ésta dinámica de gran empresa invirtiendo en pequeños negocios: “En un esquema como éste las pequeñas pueden escalar con un despegue que difícilmente lo puedan hacer por su cuenta. Por otra parte, las grandes pueden mirar empresas innovadoras de tecnología que pueden resolver problemas o brindar ideas para su negocio de manera creativa y ofrecerlas así a su cartera de clientes. Finalmente esta transmisión de conocimiento, de herramientas, del know how, termina favoreciendo a toda la industria” agrega.

Desde otros lugares, también hay emprendedores y empresas que tras su propio éxito se lanzan a la transmisión de conocimiento:

Quasar Ventures por caso, fruto de los emprendedores seriales Santiago Bilinkis y Andy Freire sigue de cerca proyectos emprendedores donde invertir, tras el éxito de Restorando que cerró su segunda ronda de inversión recientemente.

Freire nos decía recientemente:

“Destinamos parte de nuestro tiempo a co-fundar las compañías junto con los emprendedores, desde cómo se tiene que armar la estructura societaria para optimizar el modelo de negocio hasta seleccionar los programadores con los que tienen que armar el producto mínimo viable con el cual testear el modelo” 

Los fundadores de Globant, a través del fondo que crearon, Vivid Growth, ya fondearon Ventas –Privadas.com y I AM AT

Esto nos decía Guibert Englebienne, CTO y Fundador al respecto:

“Estamos muy activos en tratar de fomentar un ecosistema competitivo en la región. Soy emprendedor Endeavor y me he dado cuenta que uno en su startup suele estar metido en lo suyo pero hay cuestiones externas a tener en cuenta. Nuestro trabajo puede servir de ejemplo para otros e inspirar, ser pilares para otros. Los fundadores de Globant fundamos el fondo Vivid Growth y hasta el momento hemos hecho varias inversiones no con la idea de un segmento particular sino con emprendedores e ideas que creamos que podamos ayudar”

Fuente consultada: HBR Blog Network

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa