Cloud Computing: una realidad cada vez más presente en las pymes de la región

pymes
Para este año se espera que el 40% de la inversión en dicha tecnología se realice por pymes, mientras que el 60% se realizará por grandes empresas.

Actualmente el Cloud Computing es una de las cuatro grandes tendencias (en conjunto con el Big Data, Movilidad y BYOD) que están modificando la estructuración y conceptualización de las tecnologías de la información como tradicionalmente se conocían. 

Y si bien el cómputo en la nube puede parecer una fuerte inversión, se observa que ya es una realidad en empresas, principalmente pequeñas y medianas, debido a la optimización de costos, oferta de valor y adaptabilidad a una variedad muy amplia de negocios.

De esa forma, el número de empresas que opta e invierte en tecnología en la nube como parte de su estrategia es cada vez mayor. De acuerdo con datos de IDC, 91% de las empresas conoce lo que es la nube, 47% reconoce la importancia de adoptarla, 28% está evaluando la idea, 13% lo está ejecutando y un 6% se encuentra en expansión. Carlos Perea, VP de ventas de Extreme Networks para América Latina:

“El cómputo en la nube es y seguirá siendo un aliado fundamental de los negocios en toda Latinoamérica; si bien es necesaria una sensibilización de los beneficios que este esquema está trayendo a las empresas, vemos un panorama positivo, ya que el número de organizaciones que piensan en la nube para 2014 será cada vez mayor”.

Y algo que está comenzando a verse es que ser una pequeña, mediana o gran empresa, no difiere en la adopción de esquemas en la nube. IDC dice que para este año se espera que el 40% de la inversión en dicha tecnología se realice por pymes, mientras que el 60% se realizará por grandes empresas.

Para el ejecutivo, “hoy la balanza está encontrando un nuevo equilibrio: pequeñas y medianas empresas están equiparando a las grandes en cuanto a la adopción y optimización de procesos de TI que impactan directamente y de manera tangible la atención al cliente y los procesos para continuar desarrollando negocios, sin desembolsar demasiados recursos”. 

La fuerza de los emergentes 

La industria de TI en la región continúa con un crecimiento sostenido a pesar de ciertas condiciones macroeconómicas adversas que han afectado industrias mas no las tecnológicas, lo que indica un nivel de desarrollo validado por el reconocimiento de mejorar las estructuras de TI con visión a futuro.

“Hoy por hoy es crítico para las empresas alrededor del mundo lograr entender y anticipar los cambios en las necesidades tecnológicas de la operación del negocio con miras a mejorar la atención de los clientes en todo sentido. Además, en cuestión de regiones es importante reconocer el ímpetu que los países emergentes están teniendo en materia de adopción de servicios TI, en contraste con naciones que cuentan ya con una madurez en la materia, para enfrentar y atender mejor las necesidades de los ciudadanos, empresas y gobiernos eficazmente”, agregó Perea.

[Fuente imagen destacada]