Las mujeres en Latam eligen la modalidad de trabajo 3.0

womanwork
Combinar el trabajo de medio tiempo o tiempo completo con el trabajo 3.0 es una de las elecciones más comunes de la fuerza laboral femenina en LatAm.

Las nuevas tendencias en tecnología han ido cambiando también las formas de trabajo de las personas, sobretodo de los profesionales jóvenes y, últimamente, las mujeres, que han escogido al trabajo freelance o 3.0 como fuente laboral. En Argentina, por ejemplo, una investigación realizada determinó que esta modalidad es escogida por más de mil mujeres durante el último año, más que nada porque les permite mantener y hasta aumentar su nivel de ingresos mensuales.

Para la fuerza laboral femenina, la independencia y el manejo del tiempo son valores claves a la hora de que las mujeres se instalen en el mercado laboral. Combinar el trabajo de medio tiempo o tiempo completo con el 3.0 es una de las elecciones más comunes.

Esta investigación arrojó que el 39% de las encuestadas dice combinar un trabajo de medio tiempo o full time con otros freelance; mientras que el 61% de ellas solo se dedica al trabajo 3.0. No obstante a ello, en la región latinoamericana (Argentina, Colombia, España, México, Perú y Venezuela), sólo el 32% de las mujeres combinan ambas modalidades, y el 63 % del total de las mujeres lleva menos de tres años trabajando de esta manera, dato que se valida con el resto de la región (64%).

Las nuevas plataformas de gestión de trabajo online, como Nubelo y  Elance,  crecen día a día, y las mujeres se han sentido atraídas ante este nuevo desafío tecnológico, que de una u otra manera les permite trabajar desde sus hogares o desde donde lo deseen, obteniendo un mayor equilibrio entre el trabajo y la vida personal. En un futuro cercano, el eje es trabajar a distancia desde cualquier lugar.

La conectividad y las nuevas tecnologías permiten la globalización genuina, la no frontera, lo que se denomina la internacionalización del trabajo. Las plataformas 3.0 constituyen la nueva herramienta con la que profesionales independientes situados en cualquier lugar del mundo pueden satisfacer la necesidad de otra persona, corporación, organización. Asimismo, las empresas comienzan a ver, de manera contundente, en esta forma de trabajar, una oportunidad para reducir los gastos operativos en hasta un 40% según informa la Asociación Americana de Freelancers.

Con el arribo de la conectividad y la globalización nacen nuevas maneras de vincularse entre las personas a nivel social de las que el trabajo no podía mantenerse ajeno. La generación Y empuja cambios en el comportamiento profesional en donde el trabajo y el disfrute junto con el manejo del tiempo conforman un mismo universo. Según la misma investigación, el 62 % de las mujeres, lo que más estima del 3.0 es decidir el horario de trabajo, pues les permite compatibilizar con las tareas del hogar, tener tiempo para sus hijos, para los momentos de distención, y ahorrar dinero en transporte, ropa de oficina y comida.

Hoy tener libertad para elegir hacer lo que a cada uno le gusta es una manera de vivir, que incluye tener un muy buen balance entre el trabajo y la vida personal. La modalidad de trabajo 3.0 es uno de los caminos.