Menu Superior

Más allá de las ‘Taxi Apps’, un conductor hace lo propio en Twitter

Las aplicaciones móviles de taxis están apareciendo por todos lados en América Latina.

Desde EasyTaxi de Rocket Internet y Taximo de Polymath a SaferTaxi en Chile y Taxibeat, el nuevo jugador del mercado mexicano, podríamos decir que la casa está llena. Y mientras todos hemos estado ocupados con emprendedores, inversores, aceleradoras y pasajeros involucrados en el esquema mobile de taxis, hemos pasado por alto la opinión de uno de los grandes actores en todo esto: el conductor.

La gente de iF, un proyecto de reporte de tendencias, lo entrevistó.

Explorando la escena en Bogotá, donde hay más de 50.000 taxis, el equipo se reunió con Hugo Valenzuela (@hugoleonrojito), un taxista que, gracias a Twitter, se ha subido al mundo móvil.

En marzo de 2011, Valenzuela comenzó a ofrecer sus servicios en Twitter, invitando a sus seguidores a reservar el servicio a través de menciones y hashtags -un sistema mucho más rudimentario que el de la mayoría de apps móviles hoy en día- y su estrategia ganó popularidad rápidamente.

No sólo sus seguidores comenzaron a prestarle atención sino que los medios de comunicación locales, otros taxistas y la escena tuitera también. Así, el negocio de Valenzuela recibió un impulso y a través de esa red social fue capaz de romper los obstáculos con los pasajeros.

De Bogotá, @hugoleonrojito toma servicios en su móvil, un tuit a la vez.

Por supuesto que no todos los conductores -en Colombia o en cualquier lado- son conocedores de la tecnología como Valenzuela, y no todos están emocionados con las perspectivas de transformación de la telefonía móvil en la industria de los servicios de taxi. 

Hace apenas unas semanas, The Guardian publicó una columna de opinión de Eugene Weixel, un conductor de taxi de la ciudad de Nueva York,  en el que se refiere a la aplicación Hailo como “una de las peores cosas que he visto en nuestro sector”, y dice que es peligroso para los conductores. Así lo explica:

Déjame ponerlo de esta manera: cualquier persona puede ser a la vez un empleado digitador de datos y un taxista. Si yo tengo un trabajo de digitador de datos durante la semana y también conduzco un taxi los fines de semana, esto no afectaría a la población. Si tuviera que combinar las dos profesiones y hacerlas al mismo tiempo, eso sería un motivo de preocupación. Si se está alentando a 14.000 conductores (o más en las horas pico) para hacer esto con la aprobación de las autoridades municipales, es una preocupación aún mayor. Sin embargo, esto es exactamente lo que está sucediendo en la ciudad de Nueva York, y los medios de comunicación locales y los candidatos a alcaldes tienen poco que decir al respecto y probablemente no son conscientes de eso.

Para Valenzuela, sin embargo, la experiencia móvil ha sido extremadamente positiva. Y mientras no está utilizando una aplicación aún, sus anuncios en Twitter probablemente requieren una cantidad similar de tiempo y esfuerzo. 

Cerrando la brecha

En cuanto a lo que está impidiendo a otros taxistas seguir la dinámica regional, las tasas bajas de penetración de smartphones tienen mucho que ver, sobre todo en las de los segmentos más bajos de la población. Mientras el acceso a Internet en las clases sociales más altas se encuentra en un 89% en Colombia, en la clase baja la cifra cae al 35%. Sin embargo, los precios de los dispositivos están bajando, al igual que los costos de paquetes de datos, lo que significa que más y más conductores se suben al mundo móvil.

Entonces, ¿qué se necesita para que más conductores de taxi tomen el ejemplo de Valenzuela y se adapten al móvil?

De acuerdo con iF, la forma en que es vista la tecnología tiene que cambiar, no puede ser vista sólo como una novedad, sino como un elemento diferencial para mejorar el servicio al cliente. La desconfianza y la inseguridad también son obstáculos importantes que superar, especialmente en las grandes ciudades de América Latina donde la corrupción y el crimen son frecuentes. Y los servicios deben ser diseñados para grupos de nichos específicos para ir más allá de la segmentación demográfica tradicional.

Mientras tanto, Valenzuela continuará en su cruzada personal en Twitter para conseguir que los taxis en Colombia estén a bordo de la tecnología móvil. Mira la entrevista que le hizo iF aquí:

Este texto fue traducido y editado al español por Jóse Martin desde su versión original en inglés.