Menu Superior

Nuevo fondo de inversión se enfoca exclusivamente en biotecnología aplicada

Son 3 ejecutivos de empresas privadas los que están detrás de este fondo de inversión: Rodrigo Oyanedel –presidente de la comercializadora de vinos y licores, Desa–, José Luis Valenzuela –socio de Ingeniería y Montajes Santa Rosa SpA– y Sebastián Bernales –director de Investigación de Medivation.

EBISA se llama este fondo de inversión que cuenta con US$1 millón para invertir en proyectos de biotecnología aplicada que ya está buscando proyectos en etapa semilla o que tengan un prototipo, un concepto probado o patentado.

Los tres socios saben lo que están haciendo: mientras Bernales conoce el mundo biotecnológico por su trabajo en Medivation y la Fundación Ciencia & Vida, Oyanedel y Valenzuela aportan la mirada económica y la gestión financiera.

Valenzuela explicó a Diario Financiero el foco de este fondo de inversión:

“Cuando se habla de biotecnología se piensa en el área farmacológica, donde los proyectos son a 20 años, pero la biotecnología aplicada en ciencias de la vida es un ámbito mucho más amplio y de no tan largo aliento, con soluciones rápidas para ingeniería, energía, medicina, agroindustria. Es un área que, en cuanto a inversión, está muy desfavorecida porque compite con proyectos tecnológicos que también ofrecen un crecimiento rápido y alta tasa de retorno, pero son más visibles y fáciles de entender para el inversionista”.

Su idea es invertir cerca de US$500,000 por proyecto. Ya invirtieron en Infratec, una compañía que fue creada por ex alumnos de la Universidad de Valparaíso para desarrollar soluciones biomédicas para la salud como Parksys, un sistema que mide y hace seguimiento de síntomas de enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson. Actualmente la patente está en trámite en Chile y Patent Cooperation Treaty (PCT).

Este sistema se comenzará a vender en Chile, donde esperan comercializar 150 unidades este año, para expandirse por Latinoamérica (Perú, Colombia, Brasil) con el apoyo del programa Global Connection de Corfo, Estados Unidos y Europa en los próximos dos años. En el mundo el mercado de equipamiento para enfermedades neurodegenerativas alcanza los 
US$4 mil millones a nivel mundial.

Su meta para 2013 es cerrar una o dos inversiones más. Si les va bien, volverán a levantar capital para apoyar nuevos proyectos. Según Valenzuela la clave para lograr un buen crecimiento de las empresas que apoyen está en que los socios de EBISA se involucren en la gestión; por eso él es gerente de Nuevos Negocios de Infratec.

[Crédito Imagen Destacada]