Menu Superior

“Si tienes una solución en Internet y no estás pensando al menos regionalmente, hay algo mal”: Diego Serebrisky

Charlar con Diego Serebrisky es hacerlo con una de las autoridades en materia de inversión y venture capital en Latinoamérica.

Moviéndose entre el D.F. y Bogotá, Serebrisky llegó en marzo de este año como managing director de Alta Ventures, uno de los fondos de capital más reconocidos en México, para apoyar las actividades de inversión allí y tomar el liderazgo de la compañía en Colombia y Perú.

Trabajó durante 12 años como managing director en Advent International participando en más de 13 inversiones en sectores como servicios financieros, servicios a empresas,  farmacéutico, comercio y tecnología; actualmente es miembro del Consejo Directivo de ColCapital, la Asociación Colombiana de Fondos de Capital Privado.

Como todo inversor que anda en busca de talento y de soluciones impactantes en las cuales valga la pena invertir, es muy interesante escuchar de sus propias palabras las claves y los aspectos fundamentales que busca en una startup y en el equipo detrás de ella. Además de referirse a algunas de las recientes inversiones de Alta, nos da sus impresiones sobre la “visión global” que deben tener los emprendedores en Latinoamérica, lo que hay que tener en cuenta para expandir una solución y cómo pensar en ‘local’ puede significar la pérdida de oportunidades.

Jóse Martin: ¿Cómo va Alta Ventures?

Diego Serebrisky: Vamos muy bien, está muy activo. Estamos haciendo inversiones, recientemente invertimos en una compañía en México, llamada PayClip –ronda de US$1.5 millones liderada por Alta Ventures-, que es una plataforma de pagos con tarjeta de crédito y débito pero móvil, similar a lo que hace Square en Estados Unidos.  Es un sistema donde a través de un pequeño dispositivo –lector de tarjetas tanto de banda magnética como de chip- conectado a un smartphone, un comerciante, por ejemplo, puede procesar cobros de tarjetas sin tener un datáfono tradicional que puede costar varios cientos de dólares.

No solo es útil para establecimientos comerciales sino también para un doctor en su consultorio, un abogado en su oficina o alguien que te hace un domicilio, etc. Es una alternativa más económica y más práctica a los datafonos. La compañía está lanzando en México y eventualmente en el resto de Latinoamérica.

JM: ¿Por qué invirtieron en Payclip? 

DS: Invertimos porque pensamos que tienen un equipo muy bueno, son dos emprendedores, uno de ellos mexicano y el otro de la India pero que reside hace mucho en EE. UU. Ambos traen experiencia de la industria de pagos por haber trabajado en compañías como Paypal y Visa, tanto en EE.UU. como en México, tienen un conocimiento de la industria, unas capacidades técnicas excepcionales y, por otro lado, un enfoque para hacer esta solución tropicalizada (adaptada) a las necesidades de México.

Entonces, combinamos la oportunidad de mercado con un equipo que pensamos que es excepcional en su capacidad de ejecutar una solución y por eso nos decidimos a invertir en la compañía.

JM: ¿Qué otras inversiones están en el panorama?

DS: Invertimos en Bebitos a principios del año, acabamos de invertir en Wanderu, una startup basada en Estados Unidos que incluye a México, y tenemos otras más en proceso. Además, estamos viendo compañías en otros países de Latinoamérica incluyendo Colombia. Es bastante amplio el número de compañías que estamos viendo. (Alta Ventures invierte en Wanderu: ¿Comienza el venture capital de LATAM a mostrar su potencial?)

JM: ¿Una solución global o un producto local? 

DS: Las dos son alternativas válidas. A nosotros nos gustan mucho las empresas que tienen productos o soluciones que sean regionales  y globales. Eso nos gusta bajo la base de que tú tienes un equipo de emprendedores que desarrolla una solución a un problema  que existe en otras partes del mundo y que la ejecución de esa solución se puede hacer de una forma eficiente en muchos lados, entonces tiene sentido tener un enfoque regional.

Cuando tienes una solución de tecnología en Internet o una app para un smartphone y el problema es similar en todas partes del mundo, lo que no tiene sentido es restringir tu solución a solo Colombia, por ejemplo, cuando ese producto así como está, con la misma distribución a través del AppStore o de Google Play, se puede hacer en el resto de Latinoamérica. Otras soluciones a veces involucran tener un componente logístico local, oficinas locales, equipos de gente locales, también se pueden hacer pero hay qué pensar en cuál es el tiempo y los recursos requeridos para hacer esa ejecución de estar en muchos países, que también nos parece interesante.

Si tienes una solución a un problema que funciona en Colombia y te fijas que en México, en Perú y en Chile tienen el mismo problema, y ya creaste una tecnología o ya construiste algo, y pues si eso mismo lo podemos replicar en otros países por qué no hacerlo. Lo que va a pasar es que si no lo haces tú alguien más lo va a hacer y vas a perder una oportunidad.

JM: ¿Y esas soluciones que son muy locales? 

DS: Esas no van de un lado a otro. Por ejemplo, puede haber sitios de e-commerce que a veces tienden a ser muy locales e irse a otro país es casi construirlo de cero porque tiene que tener relaciones con proveedores, logística local y marketing local, etc. Entonces sí, utilizas una plataforma tecnológica pero a veces eso no es suficiente. O a veces tienes temas que son muy específicos para un país, por ejemplo, en Colombia el sistema de salud funciona de una forma específica, si alguien hace un desarrollo para EPS’s (Entidades Prestadoras de Salud) pues esa solución no sé si va a funcionar en otros países de la región, puede funcionar adaptándola pero en otros países no hay EPS’s.

“A nosotros nos gusta los emprendedores que tiene una solución regional o global porque eso te da un mercado y un potencial mayor pero también que tengan esa ambición. Lo que no nos gusta es cuando los emprendedores tienen un producto que puede ser más regional pero solo se preocupan de su entorno local”.

JM: La cuestión es de emprendedores ambiciosos… 

DS: Este es un mundo que se está globalizando mucho y sobre todo a nivel regional. Hoy tienes emprendedores en México, Brasil, Argentina, Chile y Colombia que están haciendo cosas para toda la región y el problema es que si vas a competir con ellos pierdes si solo te quedas en tu país o en tu ciudad donde el mercado y la oportunidad van a ser más pequeños. Lo que nos gusta es gente que sea ambiciosa y que diga: yo tengo una buena solución, estoy basado en Bogotá o en el D.F. pero no estoy pensando solo en mi entorno de 20 km a la redonda.

“Para alguien que está haciendo algo en Internet, si esa persona no está pensando al menos regionalmente, hay algo mal. Si el mundo y tu competencia son así, ¿por qué te vas a quedar en algo exclusivamente local?”

Jóse Martin: ¿Cuál es el reto para esas soluciones globales?

DS: Nosotros también tenemos una compañía en la que hemos invertido que se llama Muraly. Es originaria de Argentina, parte del equipo se ha mudado a California y tiene una herramienta de colaboración que ellos han llamado ‘google docs para gente visual’, para gente que hace proyectos de diseño. Ellos tienen una plataforma en Internet donde pueden acceder personas de todas partes del mundo y de hecho tienen clientes en todas partes del mundo. Ese tipo de plataformas sí pueden ser globales; si tienes a alguien que desarrolle algo muy bueno, el reto está en cómo hacer el marketing para que la gente conozca tu producto, pero funciona.