Una mirada al éxito del ecosistema emprendedor israelí y por qué hay chances para Latinoamérica

startup nation

La venta de Waze, la aplicación israelí que Google compró por una suma que ronda los mil millones de dólares, puso escena mundial –para quien no conocía- la fortaleza del ecosistema israelí.

En gran parte, el best seller económico Start-up Nation intenta explicar el fenómeno que tiene lugar en un país de poco más de 20 mil kilómetros cuadrados, 65 años de vida formal como país y que ha conseguido posicionarse como un nuevo Silicon Valley, reconocido hoy como el segundo en cuanto a destinos preferidos de los inversores.

Algunos de los datos sobre el potencial de Israel que aporta el Fondo Monetario Internacional y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) del Gobierno israelí:

-Israel rankea número uno en número de nuevas empresas por habitante, una por cada 1.844 ciudadanos.

-Ostenta -tras Estados Unidos y Canadá- el hecho de ser el país que más empresas tiene cotizando en el índice tecnológico Nasdaq (64) más que la Unión Europea, China, India, Japón, Corea del Sur y Singapur juntos.

-Inversión en capital riesgo per cápita: unos 170 dólares por persona, 2,5 veces superior a Estados Unidos y unas 30 veces superior a la europea.

-Israel es líder mundial en el número de patentes per cápita y es también el número uno en el gasto de I + D per cápita, con el 4,5% de su Producto Interior Bruto (PIB).

El gobierno, pieza fundamental 

Un punto central en la explosión del Israel en el mundo emprendedor son las políticas gubernamentales: es el propio gobierno el que anima a crear firmas e incluso colabora en la búsqueda de inversores y creación de sinergias y negocios.

Según consigna Javier Megías, entre estas iniciativas la principal es Yozma, responsable en gran parte de éste despegue emprendedor en el país.

Yozma, en efecto, se trata de las pocas iniciativas gubernamentales que sí ha funcionado para estimular capital y emprendimiento en un país. Creada en 1992, el objetivo fue dar vida a un mercado de venture capital en el país teniendo en cuenta que sí había mucho potencial en I+D pero faltaba financiación por un lado y buenas estrategias para llegar a los mercados, del otro.

Se creó entonces por parte de la OCS (Office of the Chief Scientist) un fondo de inversión de 100 millones de dólares para crear 10 nuevos fondos de inversión de 20 millones de dólares, con estos objetivos:

-El gobierno aportaría como mucho el 40% del fondo (8M USD) (lo que implica que como mínimo se iban a aportar por parte del sector privado 150M USD)

-El resto del fondo (60%) no debía estar compuesto sólo por compañías Israelitas, sino que se incentivó la entrada de fondos de venture capital extranjeros con reputación y éxitos en la inversión en startups (track record verificado).

-Posibilidad de que el fondo recompre al coste la participación del gobierno, de forma que éste deje el fondo y por tanto se convierta en privado la 100%.

-Toma de una posición minoritaria, además sin voto en la gestión del fondo y sin influir en su curso.

¿Los resultados? Los detallados en el principio de éste artículo.

Universidad, talento y resiliencia, los otros pilares

Otra de las claves que lleva a Israel a ser una usina de startups es la fortaleza del sistema universitario, que en ese país potencia la orientación hacia Ingeniería, Informática y Biomedicina, siendo Technion de Haifa un referente mundial en la materia.

Por otra parte, la llegada de profesionales de alta calificación de EEUU, Europa y Rusia hizo despegar sensitivamente el potencial de la nación desde fines de los 90´s, mientras que se señala asimismo al servicio militar obligatorio como otro pilar de éste despegue en virtud de estimular conductas como “cohesión” “detección y solución de problemas”  y habilidades en los jóvenes de “responsabilidad, madurez y liderazgo” a edades tempranas.

Finalmente, se le suma un ingrediente histórico y cultural que es indiscutido a la hora de emprender, la resiliencia: el israelí sabe reponerse al fracaso, a la pérdida y la adversidad desde épocas remotas y esa cualidad se transmite como la energía dominante en el ecosistema de empresas israelí.

El fracaso, como consignábamos recientemente, se “estimula” y se fomenta en pos de dar con el camino correcto y es así que el israelí tiene la característica de “alargar” la vida de sus compañías, en promedio, bastante más que en los Estados Unidos o Europa apostando por encontrar el camino que los lleve al éxito.

Una vía libre para Latinoamérica 

El panorama para las nacientes empresas es tan bueno que por año se organizan más de 900 viajes de estudiantes de masters de todo el mundo para aprender el modelo y a la vez, una gran cantidad de misiones comerciales se acercan hasta allí para explorar las posibilidades de crear empresas.

En el marco de la Red Innova 2013, uno de los Workshop exploró las posibilidades de Israel para la región. Ignacio Peña, el Business angel Santiago Pinto y la Directora de NXTP Labs Marta Cruz, estuvieron disertando en la charla Start up Nation en relación a su experiencia de viaje y misión comercial: “No hay estigma para el fracaso. Es un país donde la ciencia y le tecnología están en primer plano y donde lo que hay es dinero y lo que falta es el talento” coincidieron.

Asimismo agregaron que: “no tienen conexión con el mercado latinoamericano y es por eso que necesitan aceitar sus vínculos con la región, que además, en casos como Argentina, existe una relación de familiaridad y cercanía que vale la pena explotar”

En éste artículo les contamos la forma en la que las startups de Brasil, Argentina y Uruguay se pueden acercar a Israel. En esos momento, también tiene lugar la selección de startups colombianas y mexicanas en Star Tel Aviv 2013, que dará a conocer en pocos días a los ganadores.

Fuentes consultadas: javiermegias.com www.elconfidencial.com

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa