Alta Ventures invierte en Wanderu: ¿Comienza el venture capital de LATAM a mostrar su potencial?

Wanderu

A los emprendedores en América Latina por lo general se les recomienda que cuando se trata de recaudar fondos lo mejor es buscar en el extranjero. Y para startups extranjeras parece que las cosas están cambiando ya que Wanderu, una startup basada en Boston, acaba de cerrar una ronda de inversión de US$ 2.45 millones. Y adivina quién la lidera: Alta Ventures México. 

Auto denominada como el “Kayak para buses”, Wanderu es una plataforma de reservas para viajar en bus y en tren. Ya ha registrado más de 20.000 suscriptores en su beta privada y a partir de hoy estará disponible al público. Actualmente, Wanderu cubre el noreste de los Estados Unidos en asocio con plataformas de viaje como RedCoach, Concourse y Fullington Tours (observa que Greyhound no está en la lista) y pronto planea expandirse al sureste del país.   

¿Cómo funciona Wanderu? Básicamente, como un agregador de itinerarios de trenes y buses, lo que ayuda a sus usuarios a encontrar la forma más eficiente y económica para llegar de un destino a otro. También ofrece verificación en tiempo real antes de reservar, algo que lo diferencia de sus competidores. 

Donde Wanderu todavía tiene que enfocarse es en el asocio con compañías de autobuses, muchas de las cuales no están tan interesadas en la tecnología como deberían estarlo. También tiene que lidiar con el hecho de que la venta de tickets de buses y trenes no se rige por un estándar de normas (a diferencia de los viajes aéreos, donde las pautas son claras).

Dado que Wanderu está basada en Boston y su enfoque actual está en los EE. UU., podría parecer extraña la elección de Alta Ventures, basada en Monterrey, México. Como habíamos mencionado, Alta lideró la ronda de financiación en la que también participaron Jeff Clake, presidente de Orbitz; Craig Lentzsch (ex director general de Greyhound), Semyon Dukach, Drummond Road Capital y Bill Kaplan, entre otros. Sin embargo, Wanderu tiene grandes aspiraciones y la participación de Alta Ventures puede ser justo lo que necesita para extender su éxito, especialmente al sur de la frontera. 

El sistema de autobuses de México es uno de los más eficientes en el mundo y es el método preferido locales y extranjeros para viajar dentro del país. El gobierno mexicano ha inyectado enormes cantidades de capital  para la mejora de las carreteras y autopistas del país en las últimas dos décadas, y las compañías de autobuses también han realizado importantes inversiones en la creación de una extensa red de rutas. 

Además, apenas el mes pasado, el Gobierno reveló planes para invertir US$100 mil millones en trenes, carreteras, telecomunicaciones y proyectos portuarios en los próximos cinco años. Y eso no es todo, los primeros trenes de alta velocidad en el país también se encuentran contemplados (recuerda que Wanderu cubre buses y trenes).

Y aunque Wanderu no ha expresado aún su interés por expandirse al resto de América Latina, si decidiera hacerlo sin duda lo haría en un terreno fértil: el bus es un modo muy popular de viajar en la región.

Hay mucho para tener en cuenta del apoyo de Alta Ventures a Wanderu. Y lo más valioso quizás sea, al menos desde una perspectiva regional, el hecho de que el venture capital de América Latina está comenzando a mostrar su potencial en el escenario global.

En cuanto a si deberíamos esperar más de Alta Ventures fuera de México y América Latina, habrá que ver. Cuando hablamos con Rogelio de los Santos, socio director de Alta Ventures, el año pasado, nos dio una idea de la estrategia de la organización: una entrevista que vale una segunda lectura en el contexto de este último anuncio.

Este texto fue traducido por Jóse Martin desde su versión original en inglés.