Tablets y servicios en la Nube protagonizan el gasto TI en las pymes

pymes conectadas

Los presupuestos de tecnología de las pequeñas y medianas empresas crecieron un 19% en los últimos seis meses, el incremento más significativo en tres años. De esa forma, una pyme gasta anualmente en promedio unos US$192.000, mientras que para el segundo semestre de 2012 el gasto era de US$162.000.

Los datos hacen parte del State of SMB IT Report, realizado por Spiceworks, que investiga dos veces al año las adquisiciones de tecnología, el uso y las tendencias en empresas con menos de 1.000 empleados. Aunque la mayoría de encuestados estuvieron en Norteamérica, se incluyó un pequeño porcentaje de América Latina.

Las compras de hardware siguen representando la mayor inversión en TI y se destaca el fuerte crecimiento de las tablets con el 12%.

El hardware representa el 39% de las compras de las pymes, el software el 30%, los servicios de TI un 19% y los servicios en la Nube un 12%.

En cuanto a la Nube, el 60% aseguró que usa al menos un servicio de este tipo. En tanto que las pymes con menos de 20 empleados tienen más probabilidades de implementar servicios en la Nube: un 69% de ellas ya está usando al menos una solución. Además, gastan el 19% de su presupuesto en servicios cloud, acercándose al 25% que destinan actualmente al software tradicional. Por otro lado, las pymes con más de 20 empleados apenas gastan el 11% de su presupuesto en servicios en la Nube.

Ahora bien, mientras que el 42% de los encuestados planea comprar tablets este año -frente al 38% que lo hacía en el segundo semestre de 2012-, el 59% tiene tablets en su organización -por encima del 53% en el segundo semestre de 2012- y se espera que aumente a 70% en los próximos seis meses.

Otra de las tecnologías fuertes en este tipo de empresas es la virtualización, ya que el 72% de los profesionales encuestados aseguraron que la usan en sus organizaciones; y se espera que aumente, pues el 80% piensa implementarla en los próximos seis meses.

Sin duda, estos datos pueden ser relevantes no solo para grandes corporaciones tecnológicas sino también para startups para las cuales las pymes comienzan a ser importantes clientes de sus soluciones.