Banda ancha móvil permitirá a 149 millones de latinoamericanos de bajos ingresos conectarse a Internet

mobile broadbanc

Si tenemos en cuenta que la base de la pirámide socio-demográfica en Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador y México representa unos 33 millones de hogares y 149 millones de personas con ingresos mensuales que ascienden a los US$ 114 promedio, su capacidad de acceder a banda ancha es extremadamente limitada de acuerdo con los costos que éste servicio tiene en la región.

GSMA Latin America reveló en su último informe comisionado a Telecom Advisory Services que en cambio, el potencial de la banda ancha móvil para cerrar la brecha digital que persiste en Latinoamérica y conectar a los más de 149 millones de personas que viven hoy en la base de la pirámide de ingresos socio-demográfica.

¿Por qué? Fundamentalmente porque los planes de datos móviles han reducido sus tarifas 52% en los últimos 3 años y la introducción de planes pre-pago de Internet móvil diarios son la puerta de entrada a muchos usuarios por bajos ingresos a la conectividad online y convierte así a ésta tecnología al elemento que universalizará el acceso a Red.

“De alguna manera, las  redes móviles desplegadas en América Latina fueron las responsables de resolver la demanda de la telefonía de voz (a las que hoy prácticamente todo el mundo tiene acceso) es así que los operadores móviles, estimulados por el efecto de competencia, permitirán reducir la “barrera de asequibilidad” para los servicios de datos que enfrentan los sectores de más bajos ingresos” se señala en el resumen del informe.

Los planes móviles, la llave de acceso

La banda ancha fija en la región incrementó considerablemente la penetración de Internet en las clases media de Latinoamérica pero no ha ocurrido lo mismo con la base de la pirámide.

El informe pone de manifiesto que la banda ancha móvil cuenta con las condiciones de accesibilidad adecuadas para estos hogares, en virtud de su mayor flexibilidad en los planes que se adaptan –elementos fundamental- al tipo de consumo de cada usuario, a la competencia en precios, y la facilidad de uso de los dispositivos móviles, que cada vez agregan más funcionalidades para conectarse a la Sociedad de la Información.

Los planes de datos móviles más económicos para smartphones en toda Latinoamérica han experimentado una reducción en sus precios mensuales de 52% en los últimos 3 años. En el segundo trimestre de 2010 estos planes se conseguían en promedio por U$17.68 mensuales descendiendo hasta US$12.79 en 2011 y a US$8.33 en 2013.

En particular, planes de Internet móvil como los de A$1 por día en Argentina, R$0.5 en Brasil, M$19 en México y USD1,1 en Ecuador están permitiendo que las personas viviendo en hogares ganando menos de A$3,000 en Argentina, R$1,000 en Brasil, M$8,000 en México y USD115 en Ecuador puedan acceder a servicios de Internet.

El informe puntualiza que ésta es la única forma en la que muchos latinoamericanos pueden acceder a Internet diariamente porque representa menos del 2% de sus ingresos mensuales (situación que no podría ser cubierta en el caso de banda ancha fija), el prepago se convierte de esa forma en LA alternativa de conexión.

banda ancha movil2

El abonado adquiere el derecho a acceder a banda ancha por día, con lo que el precio a pagar por mes es en función del número de días adquirido y, de esa forma, el usuario regula el precio de adquisición mensual según lo que le resulta económicamente posible.

Como lo mencionábamos, los smartphones gracias a su descenso de precio en la región crecen en mercado y si hablamos de acceso e Internet, tienen un precio significativamente menor al de un computador. Además, puntualiza el informe, no existe habilidades significativas para los teléfonos inteligentes en comparación con las que sí son necesarias para operar un computador, lo que permite asimismo resolver ciertas barreras en la falta de alfabetización digital.

El informe concluye que en la brecha de demanda de banda ancha en la base de la pirámide es necesario apelar a nuevas estrategias que no se circunscriban solamente a la intervención estatal directa. Los mecanismos indirectos que estimulen o incentiven la inversión y competencia en estos sectores pueden ser aún más fructíferos.

A su vez, la reducción de impuestos que deben ser pagados por el consumidor final tendría un efecto positivo en la masificación del servicio. En este sentido, destaca el reporte, es importante que los operadores continúen teniendo la libertad de estructurar ofertas de banda ancha, a partir de una promoción transparente de los servicios ofrecidos.

Para descarga el estudio consultar acá

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa