Contra la corriente: Flexy, startup brasileña de e-commerce se expande a Chile

Flexy

paypal_banner_600x90

Todos estamos familiarizados con la fórmula: conseguir emprendedores en Argentina, construir el negocio en Chile, atacar el mercado en Brasil. Pero las reglas están hechas para romperse, y eso es exactamente lo que la startup brasileña de e-commerce Flexy está haciendo al llevar su startup a Chile.

Oficialmente lanzado en 2013 y con sede en Florianópolis, Flexy Digital Business se especializa en soluciones de comercio electrónico para pequeñas y grandes empresas. Sus fundadores, Cristian Chaussard, Marlon Hemkemaier y Juárez Beltrãu, cuentan con más de 10 años de experiencia en el comercio electrónico y en el negocio digital. Se unieron en esta nueva compañía con la esperanza de aprovechar sus conocimientos y puntos de vista para crear un producto indispensable para los minoristas de comercio electrónico en América Latina.

La plataforma no sólo proporciona el software, sino que también cuenta con características como la administración de servidores, los mecanismos de seguridad, integraciones de logística ERP  y continuas actualizaciones. La compañía usa la tecnología multicapa flexible para crear soluciones inteligentes y personalizadas para las empresas en una amplia gama de sectores, incluyendo –pero no limitado a– la salud y la belleza, automóviles, productos electrónicos y de viaje.

Entrar a Chile

Después de unos pocos meses de operaciones en Brasil, Flexy ha traído su producto al mercado chileno. Rodrigo Lora ha sido contratado como representante de ventas de la compañía en Santiago, donde se conectará con las empresas chilenas para entregarles las soluciones multi-interfaz desarrolladas por Flexy.

El mercado global de comercio electrónico al que apunta Flexy es sin duda uno de tamaño considerable, pero ¿por qué centrarse en Chile? Chaussard, quien ahora lidera los esfuerzos de expansión en Flexy, explicó:

“El comercio electrónico es una realidad que las empresas chilenas, que son muy dinámicas, no pueden ignorar. Es una herramienta complementaria para las tiendas físicas, agregando valor a la marca, aumentando la lealtad del cliente y presentando una nueva forma de interacción con los consumidores “.

Chaussard también se refirió a los aspectos socio-políticos de la decisión: “Comenzamos a invertir en Chile porque el país tiene un mercado estable y condiciones políticas y económicas sólidas, a diferencia de otros países latinoamericanos. Chile también participa en el Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA). El retail es muy fuerte en Chile –más fuerte que la propia industria. Flexy reconoció esa oportunidad”.

Flexy ofrecerá a las empresas chilenas tres versiones diferentes de su plataforma, como lo hace en Brasil. Tiene una opción para principiante, para quienes recién comienzan a trabajar con e-commerce, una opción intermedia para quienes buscan una solución de comercio electrónico más robusta y segura que la que ya están usando, y un tercer paquete, avanzado, que se adapta completamente a las necesidades del cliente.

Y hasta ahora, Flexy empezó con fuerza en su nuevo mercado. Chaussard comentó: “La experiencia ha sido muy positiva. Observamos una gran oportunidad en Chile, un mercado maduro con mano de obra calificada para desarrollar tecnologías de comercio electrónico avanzadas. Y aunque el mercado está desarrollado, todavía hay muy pocos competidores”.

Flexy no tiene planes de parar con Chile. Pronto continuará con su estrategia de internacionalización y entrará en Argentina y Perú, una vez más irá contra la corriente de la trayectoria de las startups latinoamericanas. Chaussard concluyó: “Queremos posicionar a Flexy como una plataforma tecnológica líder en Brasil y América Latina.”

Este texto fue traducido y editado al español por Camila Carreño desde su versión original en inglés.