Nuevas reglas de e-commerce en Brasil impactan a los pequeños negocios

E-commerce Brasil

A principios de año, Brasil anunció nuevas reglas y regulaciones para los jugadores de su creciente industria del comercio electrónico. Con el objetivo de proteger a los consumidores en un sector poco regulado, la legislación –Decreto Federal 7.962/13– se centra en la disponibilidad de información y los derechos de los consumidores.

Bajo las nuevas regulaciones, los sitios de e-commerce deben ser totalmente forthcoming, maximizando el conocimiento de los consumidores sobre sus derechos y manteniéndolos completamente informados de todos los datos y factores que podrían influir sus decisiones de compra. La información básica, como direcciones, números de teléfono y número de registro de la empresa, deben ser muy visibles, así como los canales de preguntas, inquietudes y quejas.

Los minoristas deben proporcionar herramientas eficientes para identificar y corregir los posibles errores antes del check-out y confirmar de inmediato la recepción de los pedidos. Las herramientas para cancelar una orden también deben estar fácilmente disponibles.

Estas regulaciones incluyen también a los sitios de compra en grupo, que deben informar a los clientes  de los requisitos mínimos de venta para que los productos y servicios puedan ser reembolsados. Los consumidores deben ser informados también sobre los plazos y la identidad de los fabricantes.

Las nuevas reglas de Brasil para el e-commerce han tenido un gran impacto en todos los ámbitos. Dos profesionales brasileños de e-commerce –Adriano Caetano de la plataforma de desarrollo de e-commerce Nixus, y Leandro Baptista de la startup de logística Axado– reflexionaron sobre las implicancias de estos cambios.

Caetano hizo hincapié en el impacto en las pequeñas empresas:

Creo que el principal elemento de sorpresa fue para las pequeñas empresas y los vendedores informales que no tienen un número nacional de registro de persona jurídica, o aquellos que no quieren revelar una dirección física. En general, el cambio es relevante para todos, desde el minorista, que debe ser más transparente con el público; para el cliente, que tiene una nueva forma de aprender sobre la situación de la tienda y presentar quejas. Y aún más, los consumidores también tienen una referencia para la ubicación física y números de teléfono para ayudar a resolver potenciales problemas.

Caetano dijo que las 70 tiendas virtuales de Nixus están cumpliendo con las nuevas regulaciones. Y también se han apoyado en el  proveedor de soluciones de logística de e-commerce Axado. Baptista añadió:

“Constantemente se le pide a los minoristas online que ofrezcan servicios de mayor calidad. La comunidad de consumidores de comercio electrónico aumenta cada año, al igual que los requerimientos. Lo mismo ocurre con el envío. Ofrecer un sistema completo para enviar las mercancías es vital para aquellos que quieren vender online, y tener acceso a las mejores prácticas de entrega es esencial para el éxito”.

Logísticas en Brazil, un terreno pedregoso

Los transportistas y las empresas de logística han sentido el impacto de esta legislación sobre el e-commerce, lo que plantea retos y potenciales beneficios para la industria.

El sector de la logística en Brasil no es conocido precisamente por ser fácil de navegar. Baptista comentó cuáles son los desafíos que enfrentan:

Brasil, a pesar de ser un país que cuenta con diferentes medios de transporte de mercancías, tiene predominantemente carretera. Para tener una idea, más del 60% de la carga se maneja en la carretera. Y aun más, las calles y carreteras de Brasil son de mala calidad, lo que afecta negativamente la conservación de la carga y el camión. Los mayores desafíos que enfrenta la industria son aliviar el transporte por carretera y facilitar las cuestiones relativas a impuestos entre los estados.

A pesar de los obstáculos, el mercado de la logística en Brasil se está fortaleciendo y avanzando hacia entregas express. Mientras que los servicios federales de correos siguen liderando el mercado, las empresas locales como Gollog y Cargo Azul son un desafío, al igual que las corporaciones internacionales como UPS y DHL.

Otro cambio en el horizonte será la movida al mundo online. Con el auge de los minoristas en línea y el boom del e-commerce, la industria de la logística aún debe subirse a la ola de la tecnología, algo que según Baptista, no es tarea fácil:

Lo más difícil en esta industria es convencer a las compañías de que el mercado online es lo que está pasando, incluso en el transporte de carga. Todavía tenemos mucho que ganar. En Axado tuvimos que especializarnos primero en cómo funcionan las compañías y después ofrecer al público en general.

Tal vez esta nueva legislación del gobierno será el último empujón necesario para convencer a los transportistas de Brasil de que los negocios online y las oportunidades de comercio electrónico están aquí para quedarse.

Este texto fue traducido y editado al español por Camila Carreño desde su versión original en inglés.

[Crédito Imagen Destacada]

Acerca del autor

Emily Stewart

Originally from the United States. Degree in Comparative Literature & Society from Columbia University. Background in marketing and communications, including copywriting, translation, editing and content creation. Localization experience. Twitter @doblackshoe