El mercado de una startup: una cuestión de cambio, tacto y oportunidad

cambio-proximo

¿Qué es lo que hace realmente exitosa una idea? No hablemos de la ejecución, estamos de acuerdo que en el mundo emprendedor es lo fundamental. Hablemos de que no importa qué tan descabellada sea una idea si sabe a qué mercado va.

Siempre que hablo con emprendedores buscando la historia de sus startups y les pregunto sobre el mercado al que quieren llegar encuentro diferentes tipos de respuestas. Están esos que antes de que yo termine de preguntar responden con diversos detalles y de una forma estructurada, con cifras actualizadas e incluso basados en proyecciones a corto y mediano plazo del mercado que seguramente ya están domando.

Otros emprendedores no tienen respuestas tan detalladas pero en sus pivots y en ciertas características de lo que ofrecen sus productos y servicios se evidencia un conocimiento del mercado en el que están.

Y por último encontramos a los que poco o nada saben sobre ese mercado. Pueda que piensen que la solución que ofrecen indica por sí sola y automáticamente cuál y cómo es su mercado pero dejan de lado que el conocimiento de ese mercado es esencial para saber cómo es que cambia.

La importancia de la investigación en los negocios digitales 

Ruta N publicó recientemente en su portal algunos apuntes sobre Start-up research destacando la importancia de cómo la investigación constante del negocio digital -desde el principio- no solo permite enfocar la idea y encaminarla hacia un mercado que cambia y al que hay que adaptarse sino que también facilita que el negocio digital permanezca en el tiempo.

Serge Kruppa, uno de los mentores invitados al segundo año del Founder Institute Medellín -en alianza con Ruta N-:

“El primer paso es encontrar la idea, pero antes de realizar una validación, desarrollar una solución o hacer un costumer development, se debe buscar y comunicar una visión clara a los clientes potenciales, hacer investigación de mercado para ver si los recursos estarán bien invertidos”.

En ese mismo sentido, comenzar un nuevo negocio sin tener unos objetivos concretos y definidos por el “a dónde queremos ir” del mercado es ir a la deriva.

Camilo Úsuga, cofundador de Multiplica y también mentor del Founder Institute:

“Algunos tienen clara cuál es su idea, pero no entienden contra quién compiten. No es simplemente crear una empresa, ver si hay financiación o no, sino realmente analizar qué tan joven está el mercado y qué tan avanzado está”.

El cambio es una oportunidad que hay que saber aprovechar

Si no conoces el mercado de tu startup no sabrás cómo cambia y cómo debes cambiar tú. Los negocios digitales, mediados por una dinámica que se mueve a la velocidad de Internet, tienen que adaptarse constantemente: las oportunidades vienen con los cambios. Serge Kruppa pone el ejemplo de Google, que comenzó con el buscador pero tuvo que adaptarse, crecer y agregar AdWords, Youtube, Gmail, etc.

“Los cambios vienen como un tsunami, es decir, a veces son invisibles de manera temprana, empiezan desde muy profundo y tienen un impacto muy fuerte. El reto es saber que algo está pasando y volverlo una oportunidad. A eso se le denomina First Mover Advantage”.

Por último, Camilo Úsuga sabe que el cambio es clave, tanto el del mercado, que hay que saber identificar, como el propio, que responde al primero: Lo que tienen que hacer los emprendedores es estar constantemente evolucionando y cambiando. Siempre van a tener corazonadas, pero eso se los da la experiencia”, concluye.

[Fuente imagen destacada]