Las hermanas Cantú: de México a Silicon Valley con Desafío Intel y buen karma

desafio-intel
Ganaron el 2do lugar del Desafío Intel en México con EyeHunt, y reunieron US$9,500 para ir las dos al camp en Silicon Valley. Consiguieron el apoyo de un alcalde y levantaron…

Desafío Intel

Ganaron el 2do lugar del Desafío Intel en México con EyeHunt, y reunieron US$9,500 para ir las dos al camp en Silicon Valley. Consiguieron el apoyo de un alcalde y levantaron dinero de desconocidos en su propio sitio de crowdfunding. Esta es la historia de Andrea y Mely Cantú.

EyeHunt fue la tesis de Mely –la menor de las hermanas Cantú–, una diseñadora que decidió resolver un problema que veía: creó una plataforma para reunir el talento sobresaliente del ámbito creativo (diseñadores, arquitectos, fotógrafos, artistas, etc.), que permite a las empresas reclutar talento fácilmente y que ayuda a los creativos a encontrar empleos que les interesen.

“Dentro de la plataforma se puede hacer todo lo que se necesita para reclutar a alguien, para que escojas a los mejores”, explica Andrea, la mayor de las hermanas Cantú. Ya son más de 300 personas que han pedido invitación al Beta de EyeHunt, lo que respalda la necesidad de un servicio de este tipo.

Un pitch apasionado

Andrea renunció a su trabajo como diseñadora de Oracle para apoyar a su hermana con este emprendimiento. Y decidieron participar en el Desafío Intel en México, la competencia para estudiantes universitarios con una propuesta de negocio tecnológico que busca a los mejores en Latinoamérica. Mely y Andrea querían ganar uno de los cupos para el campamento YouNoodle en Silicon Valley, donde podrían relacionarse con expertos en tecnología y negocios.

Y se prepararon para el primer pitch de sus vidas. Aunque en un principio EyeHunt estaba pensado para el mercado mexicano, 12 horas antes de la competencia, después de revisar el market size y la proyección económica se dieron cuenta de que tenían que empezar por otro mercado. Así lo resumen las hermanas Cantú:

“En México hay 150,000 graduados y 55,000 vacantes al año. Un tercio de los graduados más los que ya existen tienen acceso a nuevas vacantes. En cambio en Estados Unidos hay 1.4 millones de egresados y 1.2 millones de vacantes, entonces obviamente el mercado es 10 veces más grande”.

El business model canvas de las hermanas Cantú para Desafío Intel.
El business model canvas de las hermanas Cantú para Desafío Intel.

Mely fue la encargada de hacer el pitch, en el que contaron una historia de manera muy visual. Muy ad-hoc con EyeHunt, donde el portafolio y tu experiencia es lo central, además del gran nivel de detalle sobre las ofertas, para que así el algoritmo pueda hacer el mejor match entre profesionales y empleadores.

El jurado del Desafío Intel les comentó que se notaba que eran un equipo “súper apasionado”, tanto que todos creyeron que se pondría a llorar mientras hacía su pitch. Mely recuerda cómo fue ese momento: “Era la primera vez que pitcheaba. Estábamos súper emocionadas, estábamos como en otro mundo”.

Y les dieron la noticia: habían ganado el segundo lugar en la competencia. ¿El premio? Una beca para Mely para participar del YouNoodle Camp. Las hermanas Cantú (casi) lo habían logrado.

Un roadtrip creativo

Después de ganar se subieron al auto y empezaron a pensar cómo conseguir los US$9,500 que necesitaban en apenas 3 semanas para poder viajar las dosa San Francisco. En esas 10 horas en la carretera, Andrea tuvo la idea: KarmaShop.

Sabían que muchos amigos y conocidos las apoyaban en su aventura y decidieron probar qué tan real era ese apoyo. En KarmaShop la gente podía ayudarlas con donaciones: desde buenas vibras, un simple café por US$5, una noche de alojamiento por US$30 hasta la tuición del camp por US$150.

Consiguieron un desarrollador y en tres días el sitio estaba funcionando. “La mayor parte del dinero fue de gente que no conocemos”, cuenta Andrea. Tan bien les fue con KarmaShop que ahora piensan abrirlo a otras personas, para “cualquier cosa que se te ocurra para la que necesites juntar dinero”. Y explica el éxito de los KarmaPoints que recibes por tus aportes:

“Gamification es lo que a las personas más les ha gustado. Que estás haciendo un acto bueno para recibir buen karma”.

El apoyo  del alcalde 

Paralelo a KarmaShop, Andrea le mandó un tweet al alcalde de San Pedro contándole que habían ganado el Desafío Intel, él se interesó y se reunieron. Nuevamente Mely pitcheó en tres minutos y, nuevamente, les fue bien:

“Marcó al tesorero y le dijo estoy con 2 chavas que tienen un proyecto súper interesante, necesitan $100,000 pesos mexicanos, tenemos que apoyarlas, ¿cuánto podemos darles?”.

Les prometió ayudarlas si se comprometían a compartir lo aprendido con la gente local. Ellas aceptaron y recibieron US$3,500: “El último día logramos la meta, recogimos los cheques, nos fuimos a la casa, terminamos de empacar y nos fuimos al aeropuerto“, cuenta Mely.

Las hermanas Cantú sobrepasaron su meta y ahora están en San Francisco aprovechando la oportunidad del Desafío Intel. Puedes seguir sus aventuras por Twitter (@accantu y @mely_cantu) y mandarles tus buenas vibras a través de Karma Shop.

Las hermanas Cantú ya están instaladas en el campamento en San Francisco gracias al Desafío Intel.
Las hermanas Cantú ya están instaladas en el campamento en San Francisco gracias al Desafío Intel.

[Todas las fotos son del Instagram de Mely Cantú]

Acerca del autor

Camila Carreño

Camila Carreño es periodista. Ha trabajado en el diario El Mercurio en temas de política, en la Universidad Católica en materia de políticas públicas y como editora sobre emprendimiento digital en Chile. Síguela en Twitter: @camicarreno.