Menu Superior

Chile: Senado aprobó la Ley de Reemprendimiento

Era el primer trámite constitucional que enfrentaba la Ley de Reemprendimiento y salió airosa. El Senado aprobó el proyecto que crea una ley de reorganización y liquidación de activos de empresas y personas.

Con 24 votos a favor y 2 en contra –de los senadores DC Ximena Rincón y Eduardo Frei– se pudo despachar a la Cámara de Diputados este proyecto de ley de Reemprendimiento para su segundo trámite.

La ley de Reemprendimiento comprende 345 artículos que derogan la Ley de Quiebras vigente, potencian la nueva reorganización de una empresa, por sobre la liquidación, lo que incentivará su conservación. Además, contempla 57 artículos que adecúan las normas vigentes para este propósito. Básicamente será una herramienta legal que ayudará a los emprendedores a levantarse cuando enfrenten dificultades económicas.

La iniciativa –que fue ingresada el 23 de mayo de 2012– propone una legislación más eficiente, incluyendo procedimientos concursales para cada deudor en dificultades, ya sean micro, pequeños, medianos o grandes, personas jurídicas o naturales, en equilibrio con la protección a los acreedores y sus garantías.

El ministro de Economía, Félix de Vicente, explicó que esta Ley de Reemprendimiento busca que los emprendedores puedan sobreponerse y resurgir si es que su proyecto empresarial fracasa:

“Tan necesarias como las políticas públicas que incentivan el inicio del emprendimiento son aquellas que facilitan su término, entendiendo esto como parte del proceso de emprender”.

La Ley de Reemprendimiento establece la quiebra como causal de término del contrato de trabajo, lo que entrega a los trabajadores afectados por la quiebra de una empresa certeza respecto de la fecha de término de su relación laboral y de las prestaciones que les corresponden, lo que garantiza y facilita el ejercicio de sus derechos.

En la discusió en el Senado se acordó incorporar una norma que evitará que exista una interpretación retroactiva del cambio en la definición de los delitos de quiebra fraudulenta o culposa: “las disposiciones penales de esta legislación solo se aplicarán a hechos ocurridos con posterioridad a su entrada en vigencia”.

Perfeccionar el rol de la Superintendencia de Quiebras es otro de los objetivos de la Ley de Reemprendimiento. La Superintendenta de Quiebras, Josefina Montenegro, explicó cómo esta iniciativa beneficiará a las personas naturales que, hasta ahora, deben vivir el mismo procedimiento –tiempo, costos y estigma– que una empresa:

“Los deudores personas naturales no comerciantes, tales como los trabajadores dependientes, dueñas de casa, estudiantes, jubilados y demás sujetos de crédito, quienes podrán acogerse a un procedimiento gratuito de renegociación de sus obligaciones, ante la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento, la que actuará como facilitadora, para el acuerdo del deudor con sus acreedores”.

El proyecto pasó ahora a la Cámara de Diputados donde será revisado. Si se aprueba, la ley de Reemprendimiento pasaría a las manos del Presidente para ser promulgada. Pero si no es aprobada, el proyecto volverá al Senado. El ministro de Economía invitó a los parlamentarios a aprobar esta legislación porque “contribuirá no sólo al dinamismo de nuestra economía, sino a miles de emprendedores y personas que hoy  piden una ayuda legal que les permita seguir emprendiendo”.

En un próximo post te contaremos todas las claves de este proyecto de ley.

[Crédito Imagen Destacada]