La polémica de Vive Gobierno Móvil: ¿una hackathon diferente?

mobile-apps

Gobierno en Línea, la estrategia liderada por el MinTIC de Colombia, anunció recientemente el lanzamiento de una hackathon que busca desarrollar aplicaciones móviles que “proporcionen servicios directos a los ciudadanos, promuevan un gobierno abierto y faciliten la relación del ciudadano con el estado”.

La iniciativa, denominada Vive Gobierno Móvil, ha generado un descontento entre emprendedores y desarrolladores en las redes sociales porque consideran que pretende favorecer a terceros al tener que ceder los derechos patrimoniales del desarrollo, en el contexto de un proyecto que se nutre de recursos públicos.

Dentro de los términos y condiciones de la hackathon, este es uno de los puntos que ha generado dudas frente a la iniciativa:

Suscribir los documentos necesarios para formalizar la cesión de derechos patrimoniales de la aplicación a favor de CONSORCIO SOFTWARE 2012, quien a su vez cederá dichos derechos a la entidad pública que administrará la aplicación.

Rápidamente ha surgido una iniciativa ciudadana –desde HackBo y liderada entre otros por Vladimir Luna y Javier Jaimes– orientada a visibilizar el descontento a través de redes sociales y convocando a una hackathon paralela, denominada Gobernatón, “pero hecha con otra dinámica y otra ética, donde lo que produzcamos sean obras culturales libres y para el beneficio de todos, no de unos privados”. Una de las ideas de esta propuesta es que en la Gobernatón se construirá un software que permita auditar qué hace Gobierno en línea con sus hackathones.

La explicación del descontento frente a la iniciativa, hace referencia a que “muchos en HackBo creemos que esa es una manera inadecuada de realizar una hackatón y que incluso puede configurar un favorecimiento de terceros… Sería una manera de privatizar aquello que pagamos con el dinero de todos y todas y, en resumen esta propuesta es una muestra de cómo no hacer una hackatón auspiciada con dineros públicos”.

De acuerdo con Wilmer Amézquita, analista de OSP International, una de las empresas del Consorcio Software 2012 -ganador de la licitación del MinTIC para realizar este proyecto-, la inconformidad está en el hecho de que se haya utilizado un intermediario para realizar esta actividad y que “la entidad privada que está sirviendo de intermediario para realizar el evento lo que va a hacer es distribuir las aplicaciones con fines lucrativos, lo que no es cierto”.

El modelo de Vive Gobierno Móvil

El Consorcio Software 2012 funciona como un intermediario y se encarga de la organización del evento, de convocar a los desarrolladores y de validar los desarrollos de las aplicaciones que surjan de la hackathon. Estamos hablando de la naturaleza de una convocatoria de una entidad pública (MinTIC) que mediante un intermediario privado (Consorcio Software 2012) promueve el desarrollo de aplicaciones móviles (desarrolladores) para que otras entidades públicas (ministerios) las distribuyan gratuitamente a los usuarios finales (ciudadanos).

En ese sentido, los equipos desarrolladores deben ceder la aplicación a la entidad pública que la va a distribuir, “en este caso los ministerios que hicieron la solicitud de esas aplicaciones van a ser los propietarios para que en futuras ocasiones puedan hacerle modificaciones o actualizaciones. Obviamente estas aplicaciones no tendrán ningún costo porque las organizaciones que las ofrecen, como los ministerios, son entidades públicas”, explica el analista.

Pero frente al hecho de que esas entidades públicas serán las propietarias de las aplicaciones aquí está otro de los puntos de los términos y condiciones que generan molestia:

Los participantes seleccionados solucionarán y/o repararán, a su costa, cualquier defecto de calidad de la aplicación. Esta garantía se extenderá por el término de un (1) año contado a partir de la fecha de recibo de la aplicación. Por concepto de esta garantía no habrá pagos adicionales a los realizados en el marco del contrato.

Lo que no queda claro del todo es que, según la iniciativa de Gobernatón, “los términos y condiciones de la convocatoria de Gobierno Móvil han venido cambiando sobre la marcha en la medida en que se hace ruido en redes sociales sobre la configuración de un posible favorecimiento a terceros…”. El análisis de dichos cambios está detallado en la propuesta de Gobernatón.

Wilmer Amézquita dice que hay que diferenciar entre los derechos patrimoniales y derechos intelectuales. En las preguntas frecuentes de Vive Gobierno Móvil se establece que “para las aplicaciones seleccionadas en la categoría uno se cederán los derechos patrimoniales al Consorcio Software 2012, quien a su vez cederá dichos derechos a la entidad pública que administrará la aplicación”. Por otro lado, establece que la propiedad intelectual de las aplicaciones la tendrá el equipo desarrollador, al cual se le hará la debida promoción y divulgación como creador del aplicativo.

Por último, el analista explica que Vive Gobierno Móvil “es un modelo propuesto por una entidad pública y es un modelo innovador que es la primera vez que se hace en el país”.

Al parecer la polémica está mediada por dos aspectos: una aclaración de cuáles son los derechos que un equipo que sea seleccionado en la hackathon tiene que ceder y la aceptación de un modelo para el desarrollo de apps móviles que no es común en un ecosistema emprendedor naciente como el colombiano. Habría que preguntarse, ¿es válido dicho modelo?

Las dos convocatorias están abiertas y las primeras hackathones de ambas iniciativas se realizarán el 1 y 2 de junio. Consulta toda la información, requisitos y términos y condiciones de Vive Gobierno Móvil y de la Gobernatón. La polémica sigue y estaremos atentos a todo lo que pase en los dos proyectos.