Aunque sepas a dónde quieres llegar, no vayas por el camino obvio: Fernando Rodríguez

2013-05-09 19.18.20

La frase hace parte de las reflexiones que dejó Fernando Rodríguez, ‘Chef’ de formación de Geek Gourmet Training, en relación con la forma de rentabilizar una aplicación, luego de su paso por tierras colombianas la semana pasada.

Al finalizar la charla ‘Vida más allá del App Store’, que ofreció en las instalaciones de Parquesoft Bogotá, tuve la oportunidad de hablar con él sobre los motivos de su visita al país, su visión del movimiento emprendedor colombiano, su experiencia con los desarrolladores locales, las iniciativas que desde España quieren aplicarse en Colombia y Facebook como empresa mobile, entre otros temas.

Fernando Rodríguez es un ingeniero químico que desde muy temprano se dedicó como profesional autodidacta al desarrollo y programación. Desarrollador experto en iOS/Objective C y Cocoa y cofundador de AGBO Training -empresa dedicada a la enseñanza de diferentes lenguajes de programación en Europa y Latinoamérica-, se define también como nerd. Además, es asesor técnico de startups, instructor de iOS del Big Nerd Ranch LLC, miembro activo de la comunidad iOS de lengua española y ponente en eventos de tecnología.

Uno de los motivos de su visita fue un curso de programación y desarrollo iOS que impartió en las instalaciones de HubBOG en Bogotá. La experiencia le permitió descubrir el fuerte de los desarrolladores colombianos: la actitud.

“Antes pensaba que lo más importante era el talento innato, luego me he dado cuenta que no es la aptitud sino la actitud, la persistencia, el esfuerzo. Los primeros que sacaron la app fueron justo los que pensé que nunca iban a poder sacar una aplicación; tuvieron mucha dificultad pero insistieron una y otra vez y lo que destaco es la actitud, la gente es muy espontánea y hay un nivel muy bueno pero eso es lo de menos, lo que importa es el interés, las ganas de crear cosas”.

Fernando Rodríguez (centro) y desarrolladores colombianos durante el curso de programación de iOS.

Desde la perspectiva de su trabajo le pregunté cómo percibe el movimiento emprendedor local a lo que no dudó en responder que “el ambiente de emprendedurismo que hay en Colombia a mí me sorprendió mucho y creo que es un ejemplo a seguir en muchos países. Lo que está haciendo el Gobierno es maravilloso, yo viajo mucho y ando transmitiendo lo que está pasando aquí, es un ejemplo para muchos países no solo de América Latina sino de Europa”.    

También me contó sobre iniciativas que se están llevando a cabo en España y que tendrán a Colombia como puerta de entrada a la región. Es el caso de Talentum, un proyecto de Telefónica que se orienta a emprendedores universitarios con el fin de ponerlos en un ambiente de startups para que el proyecto que desarrollen pueda servir como proyecto final de carrera: “En 2014 se va a aplicar el mismo modelo pero en escuelas, para gente muy joven. De hecho se va a extender a América Latina y el proyecto piloto va a ser en Colombia porque este es un país que ya es referente en América Latina”.

¿Cuál es el valor de mi aplicación?

En el contexto de su charla en Parquesoft Bogotá, Fernando Rodríguez les dejó un consejo a los emprendedores: “Básicamente que piensen muy bien cuál va a ser su modelo de negocio, si su modelo de negocio es poner una aplicación en el App Store y venderla ahí o vender publicidad, mejor no. Hay que pensar más allá y ser creativo”. Y pone dos ejemplos, uno tecnológico y otro no tecnológico:

→ Evernote: Ellos no venden las aplicaciones, las apps están disponibles para todos los stores y eso significa publicidad y forma de acceso a su servicio. “Pasado cierto tiempo, cuando comienza a ser una herramienta fundamental para ti, vas y pagas US$45 al año y eso es de ellos, nadie más se lleva un 30%: ni Google ni Apple ni Amazon ni nadie. Tienen cierto control sobre su negocio y la fuente de ingresos. Yo creo que lo más importante es pensar cuál es el modelo de negocio”. 

→ McDonalds: ¿Quién es capaz de hacer una hamburguesa mejor que McDonalds? Cualquiera, pero ¿eres capaz de montar un sistema tan eficiente como el de McDonalds? Fernando enfatiza en que ahí es donde emprendedores tienen que dedicar el 90% del tiempo, es decir, cuando empiecen a pensar sobre su idea de negocio: “Qué modelo de negocio va a ser rentable hoy y mañana, porque una app que tenga suerte y la estés vendiendo en cualquier store, en el momento en que tengas éxito a los tres días va a ver 20 copias, a lo mejor mañana ya no tienes nada que hacer. Tu ventaja competitiva tiene  que ser más resistente de manera que no te puedan hacer una copia al día siguiente”.

Fernando lo define todo en una sola cuestión, clave para los emprendedores:

“Cuál es el valor de mi aplicación, antes de pensar en dónde o cómo la voy a vender. Aunque sepas claramente a dónde quieres llegar no vayas por el camino obvio. Piensa de qué otra forma puedes llegar y rentabilizar eso, no digo que no hagas un juego pero piensa una forma original de rentabilizar ese juego”.

El mercado de las apps corporativas

Así como con la llegada del nuevo sistema operativo de Blackberry se abren más posibilidades para desarrolladores y espacio para aplicaciones, este español resalta otro gran nicho de oportunidades: el mercado de aplicaciones corporativas. Aunque sabe que en Colombia aún es un mercado incipiente,  “está surgiendo en países emergentes y me imagino que a Colombia llegará tarde o temprano”. 

En los Estados Unidos, por ejemplo, ya está despegando y entre los sectores más prometedores están aviación, defensa, salud, educación, seguridad, manejo de datos (big data) y data mining.

Fernando sabe que en la mayoría de los países latinoamericanos existen empresas que actúan en áreas geográficas muy dispersas y a menudo inseguras con necesidades que los dispositivos móviles pueden cubrir. Y pone un ejemplo: “Para una petrolera que funciona en zonas todavía inseguras no puedes geolocalizar el furgón que lleva el dinero para pagar a los empleados pero sí lo puedes hacer en una aplicación cuyos datos son privados y no están en una aplicación abierta”.  

¿Nativa o Multiplataforma?

De esa forma nos deja otro consejo respecto a las aplicaciones nativas: “En La mayoría de los casos, a no ser de que vayas a hacer una app muy sencilla que se tenga que ejecutar en todos los dispositivos y que no tenga gran valor o una vida muy larga, hazlo en multiplataforma, pero si no, hazla nativa”.

Explica que hacer una app en multiplataforma es mucho más sencillo si no se va a seguir desarrollando. En el momento en que sea algo más elaborado, el trabajo que se requerirá será muchísimo más complejo. “Es como si hay un tornillo y quiero sacarlo, a lo mejor con un cuchillo lo saco pero si son 20 es más rentable buscar un destornillador y sacarlos todos. Esa es la idea”, ejemplifica.

La prueba fehaciente de esto es lo que hicieron LinkedIn y Facebook: los dos grandes proponentes de HTML5 y las aplicaciones híbridas -una forma de multiplataforma-, se han pasado a aplicaciones nativas en iOS, Android, etc. “Si Facebook, con los recursos que tiene, dice que fue un error dedicarse a eso, yo con menos recursos que ellos no me metería en eso, no tiene sentido”.

Luego de su paso por Colombia, Fernando dará un curso que apoyará el entrenamiento de los cerca de mil desarrolladores que Facebook está formando. ¿Y para qué tantos desarrolladores? “Facebook se ha dado cuenta que sin hacer nada se ha convertido en un empresa mobile porque todo el mundo utiliza sus servicios a través de dispositivos móviles, o se ponen las pilas y hacen las mejores aplicaciones para este tipo de uso u otras empresas, como Whtasapp, se van a llevar el mercado. Los adolescentes hoy en día mayoritariamente utilizan esta app para comunicarse entre sí y compartir mensajes, imágenes y demás. Así que tienen que actualizarse para mantener el dominio de todo lo social que realmente está concentrado en Facebook”.