Bogotá: El emprendimiento también comienza en los colegios

estudiantes

La labor del emprendimiento no debe ser solamente una tarea de jóvenes que terminan una carrera universitaria y se lanzan a la aventura o de aquellos que se aburrieron de trabajar para otros. El emprendedor -y su espíritu- debe ser una forma de vida que se inculque desde la edad escolar.

En ese sentido, el Foro ‘Formación para el emprendimiento en la Educación Media, Balance y Perspectivas’, que se realiza hoy en la Plaza de los Artesanos en Bogotá por la Secretaría de Desarrollo Económico, pretende compartir las experiencias de los diferentes actores que participaron en la incorporación de elementos de ciencia, tecnología e innovación para la generación de emprendimientos en el ámbito escolar.

Se trata de un proceso que contó con la participación de 12 colegios distritales, con 720 jóvenes pertenecientes a los grados decimo (10) y once (11).

“El foro es el evento de cierre del convenio establecido entre la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico y Maloka, cuyo objeto es fomentar la cultura de la ciencia y la tecnología para el emprendimiento en jóvenes estudiantes de instituciones distritales”, señaló la Secretaría.

También se espera que la jornada sirva como estímulo a la modernización, el desarrollo y la transferencia tecnológica dentro del sector productivo, y se proyecte en el futuro con el fomento y la creación de nuevas capacidades empresariales que permitan acceder y consolidar mercados nacionales e internacionales.

Este proceso hace parte de la apuesta que la Secretaría tiene con su política de ciencia y tecnología a través de proyectos que generen mecanismos y estrategias para promover la articulación entre los sistemas Científico y Tecnológico con el Desarrollo Económico del Distrito Capital y la participación de entidades del orden Nacional y Distrital, como en este caso lo es Maloka -corporación enfocada en promover la Apropiación Social de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación por medio de múltiples estrategias formuladas desde los ámbitos cultural, educativo, científico, tecnológico, recreativo y turístico-.

La importancia del proceso no solo radica en que sea una plataforma para futuros negocios digitales sino en el arraigo de una cultura emprendedora que comience en los colegios. Así lo explica la Secretaría:

“Se espera que estos proyectos contribuyan a la construcción de saberes que estén alineados a las realidades de los mercados, y que sobretodo permitan desde la edad escolar orientar con elementos de valor a los futuros profesionales en una cultura de emprendimiento que fomente la creación de empresas locales”.

El proceso inicio con 102 colegios, a través de una propuesta de clasificación del estado del emprendimiento, planteada por la Secretaría de Educación y la Universidad Central, en el documento ‘Hacia un modelo de Formación en Emprendimiento Empresarial (2006)’. Rectores, coordinadores y docentes representantes  de  31 colegios, fueron seleccionados e invitados a participar en el grupo de discusión sobre emprendimiento el 13 de noviembre de 2012, al cual  asistieron 13 colegios. Finalmente 12 instituciones educativas se comprometieron con el proyecto.

En Medellín, por ejemplo, hay que destacar a Coderise. Una iniciativa que faculta a los jóvenes estudiantes (grados 9, 10 y 11) de países en vías de desarrollo, brindándoles el conocimiento de programación de manera práctica y enseñándoles a crear aplicaciones web. Coderise busca regionalizar su programa de capacitación en tecnologías en 2013

[Fuente imagen destacada]