5 pasos para asegurar el éxito de una aplicación

apps

La competencia es cada vez más feroz. Las dos tiendas de aplicaciones que acaparan el mercado, Apple y Google, ya ofrecen más de 700 mil aplicaciones cada una y, según Gartner, los ingresos globales de ventas de aplicaciones aumentarían un 62% este año y ascenderían a US$25 mil millones.

Ante este panorama, el enorme y creciente ecosistema de aplicaciones, plataformas y dispositivos es cada vez más complejo. Los usuarios necesitan más información para encontrar aplicaciones que se ajusten a sus necesidades y los desarrolladores se enfrentan a nuevos retos para ganar visibilidad. Sin embargo, al mismo tiempo es un ámbito donde los emprendedores tienen una amplio abanico de oportunidades para sus negocios.

Uptodown.com, un portal de descargas legales en Internet, establece una serie de pautas para afrontar el desarrollo y distribución de aplicaciones para las empresas que son citadas por Quique Rodríguez en un post de su autoría.

Por otro lado, recomiendo leer el post ‘Cómo crear aplicaciones para empresas pequeñas y no morir en el intento’ en el que se exponen aspectos a tener en cuenta para empresas que quieren crear una app para su negocio como el objetivo, el valor que ofrece la app, la plataforma, el precio y cómo construir una si no se es un desarrollador o cómo encontrar al desarrollador idóneo para hacerla.

Nadie pone en duda la capacidad y el talento de los desarrolladores a la hora de ‘meterle’ código a una aplicación pero a veces hay que tener en cuenta temas como la adaptación al entorno, las opciones de apps frente a webapps, el modelo de negocio, la retroalimentación y la promoción, entre otras. Así que estas pautas pueden resultar útiles tanto para desarrolladores experimentados como para principiantes.

  1. Seleccionar la tecnología y el lenguaje en el que se va a desarrollar la aplicación: Antes de lanzarse a producir código hay que procurar que el software funcione en el máximo número de plataformas posibles o al menos se pueda portar fácilmente. La capacidad de adaptación en un entorno poco maduro, sobre todo en plataformas móviles que tienen estándares aún por definir, puede ser crítica frente a la competencia.
  2. Explorar la posibilidad de llevar la aplicación a la Web: Html5 y las mejoras de los navegadores ofrecen potencia suficiente para poner en marcha casi cualquier idea como una WebApp. La gestión de contenidos de las distintas tiendas verticales puede ser caprichosa, por lo que tenerla puede sar independencia y un entorno con el que siempre podrás contar.
  3. Trabajar con una estrategia: Se hace necesario definir el modelo de negocio y sentar las bases sobre las que se va a construir la aplicación para conseguir un enfoque adecuado y sostenido en el tiempo. Una buena planificación puede evitar pivots innecesarios o pasos atrás una vez se ha comenzado.
  4. Un desarrollo transparente: Hay que trabajar la comunicación en dos niveles: entrar en contacto con otros proyectos de los que puedas adquirir experiencia y conocimiento o aprovechar sinergias –grupos de desarrolladores de apps en redes sociales– y acercarte a tu comunidad de usuarios potenciales a través de redes sociales –distribució de versiones beta, obtención de feedback directo, etc.–
  5. La estrategia de promoción: Diseñar un plan de marketing para lanzar la app. Hay que identificar portales horizontales e independientes que generen opinión sobre el producto y combinar estas acciones con inversión publicitaria. Tener un núcleo de usuarios recomendadores es clave para construir masa crítica a medio plazo. Mantener un blog de desarrollo o hacer promociones para usuarios early adopters ayudará a dar los primeros pasos.

Fuente imagen destacada