Conoce los tips de Geek Fantasy Camp para validar tu MVP

Taller MVP Geek Fantasy Camp

El miércoles se realizó el primero de cuatro talleres pre Geek Fantasy Camp, que trató sobre Minimum Viable Product (o MVP). Si no pudiste ir, acá te contamos todos los tips que dio Hanna Back.

La nueva broker de IncubaUC estuvo a cargo del taller sobre MVP. También estuvo Marcelo Díaz, gerente de la incubadora, contando sobre Geek Fantasy Camp. Los cuatro talleres que realizarán entregan herramientas a los emprendedores antes de que se realice la cuarta edición de este evento al que ya puedes postular.

El MVP se usa para testear tu producto rápida y cuantitativamente en el mercado. La primera recomendación de Hanna Back fue clara: “Olvídense que su prototipo va a ser perfecto”.

Lo que se busca evitar con el MVP es que te enamores de tu idea, pero que el usuario no la entienda o que no le guste. Que después de dos meses desarrollando un producto, nadie quiera usarlo. Que no salgas al mercado y te des cuenta que hay 10 servicios iguales. Que no deseches todo ese código por nada.

Según Hanna, las ideas no son negocios, pero se convierten en uno cuando cumplen una de estas opciones:
– Resuelve un problema
– Es entretenida
– Es sexy

¿Y quién va a definir si tu producto/servicio cumple alguna de esas condiciones? El usuario. Él decide si vale la pena o no.

Si conoces la metodología canvas, sabrás que hay que usar post it. En el primero escribes el nombre y la descripción de tu startup. Usando el Validation Canvas –una de las metodologías de Lean Canvas– se busca gastar la menor cantidad de dinero posible para validar tu producto. Así evitas perder dinero desarrollando cosas que nadie quiere.

Para lograrlo debes responder 3 preguntas clave:
1- A quién le vendo. Quiénes son tus clientes, dónde están, ser capaz de describirlos.
2- Problema que estás resolviendo para esa persona.
3- Solución que le estás ofreciendo a esa persona.

Hanna Back dictó el taller sobre MVP. Foto de Marcelo Díaz.

Exploración

En esta etapa validas los problemas del usuario y determinas en qué frecuencia le ocurren. Luego tienes que pensar qué es lo más riesgoso de ese problema que dices que existe: ¿Qué pasa si no existe? ¿Se muere tu negocio?

Otro ejercicio es leer la solución y pensar si esa solución es la mejor para el problema que planteas.

Para la exploración debes salir a la calle y preguntar a personas del segmento que te interesa:
– si tiene el problema
– qué tan frecuentemente
– qué tan profundo es el problema
– cuál es su solución

Pitch

Lo que ya validaste, lo vas a “empaquetar” en un pitch que contiene estos elementos:
– Qué es
– Qué hace
– Para quién lo hace
– Cómo lo hace

Aquí repites el ejercicio de la exploración: encuentra una persona del segmento que te interesa y haz tu pitch para que te de feedback.

Concierge

Tienes que validar la solución que estás empaquetando con tus potenciales clientes. Por ejemplo, puedes hacerlo con un video sobre una app, simulando una función, en vez de desarrollar todo el back end. Tienes que hacerlo todo más simple, menos costoso, menos doloroso.

Y si ya tiene un MVP y piensas ampliar tu negocio, las claves son tres: dónde, cuándo y quién.

Value Delivery – Features

Hanna revisó cómo entregar valor a tus usuarios a través de tus funcionalidad: en un post it anota una funcionalidad (algo que le entregas a tu usuario y que puede hacer). Compara esa lista de funcionalidades con tu competencia y decide si son vitales para tu usuario o no .

Luego haces un User story mapping, una descripción del usuario, qué hace y cómo lo hace con este esquema: Cómo (rol) quiero (función) para (qué).

Acá dibuja una historia de usuario con la funcionalidad más importante de tu producto. Esto te facilita ver todo el flujo de consumo de la forma más simple. La única forma de estandarizar con tu equipo de qué estás hablando es si todos ven lo mismo.

Luego debes decidir qué funciones se hacen en qué orden y por qué. La recomendación es igualar el acceso a la información de todo tu equipo. Pueden votar por cada funcionalidad y quienes tengan las posiciones más opuestas argumentan qué tan fácil es, cuándo se puede ejecutar, etc.

Y para las funcionalidades y problemas que aparecen en el camino siempre es importante tener en cuenta tres pasos:
1- Situación Actual
2- Acción a tomar
3- Resultado esperado

Así nadie tiene que adivinar nada y están todos felices.

¿Qué te parecen estos tips para lograr tu MVP sin escribir una línea de código de más?

[Crédito Imagen Destacada]

Acerca del autor

Camila Carreño

Camila Carreño es periodista. Ha trabajado en el diario El Mercurio en temas de política, en la Universidad Católica en materia de políticas públicas y como editora sobre emprendimiento digital en Chile. Síguela en Twitter: @camicarreno.