Harlem Shake y la estrategia de contenidos

8517221900_d8e6cbe27c_z

El Gangnam Style nos  enseñó que liberar derechos de autor, promover las parodias, versiones y otros contenidos relativos a una temática  es una estrategia inteligente  que permitió que la gente se apropiara de un contenido de manera controlada. El efecto ha sido importante y aunque se ha ido ya desvaneciendo solo falta que pongan los primeros compases para que la gente se levante a bailar. El Harlem Shake es otra tendencia  – quizás más efímera – que el Gangnam Style pero de la que podemos aprender.

Gangnam Style na Área Expo

Gangnam Style na Área Expo
Some rights reserved by campuspartybrasil
http://www.flickr.com/photos/campuspartybrasil/

La idea del Harlem Shake es que haya una persona con un casco presente en la escena, luego en un corte directo, todos los que aparecen en la escena bailan con el personaje de casco llevando algo más o dejando de llevar algo.

No solo los mortales han lanzado sus propias versiones, también las marcas  como a Intel, Pepsi, Google, Red Bull, Facebook se han sumado al a movida porque es una forma de tratar de convertirse en algo viral.Cada marca puede crear su propia parodia del Harlem Shake de acuerdo a su filosofía, además de atrevido para ser tan serias en su comunicación regular, lo que representa una sorpresa apara los consumidores que los ven como “inalcanzables” a algunas de ellas.

Parte de lo que debemos aprender viene de algunas fórmulas de publicidad ya probadas, pero que en los cambios culturales que estamos pasando, son más fáciles de adaptar, así que la generación de contenido, con la importancia que conlleva la comunicación es más fácil que pueda hacerse viral o que la gente sea más susceptible a aceptar lo que dice la marca.

Otras cosas que nos enseña el Harlem Shake es el tiempo y las emociones. Con respecto al tiempo, aunque no se ve que esto vaya a desaparecer muy rápido, la tendencia de opinión de tu público al sacar en este momento un Shake es que  vas detrás de todos y seguramente caiga dentro del montón de intentos fallidos de viralidad, hay que estar al tanto de los eventos para poder reaccionar justo cuando las cosas comienzan a suceder y entonces aprovechar la ola para ser de los primeros en usar el momentum .

En ello  Oreo  es un buen ejemplo en su utilización del incidente del Super Bowl. Con respecto a las emociones el Harlem  Shake apela con eficacia a estas porque es divertido, dan ganas de hacer uno su propia versión y mientras más divertido, más posibilidades de visitas y  “shares”  se pueden obtener.

 

Acerca del autor

Antonio Salgado

Ph.D. in computer sciences, neurosciences and brand psychologist, he’s the R&D/CMO at Koers Idea Center, Education community director at the Social media club México.Partner at D4DR.tv. Instructor and collaborator at Mindwave and Mamá Digital. Proud Dad.