10 tecnologías emergentes que marcarán 2013

Tecnologías emergentes

Son tecnologías que han avanzado mucho en su desarrollo y que forman parte de las tendencias más prometedoras para lograr un crecimiento sustentable en las próximas décadas. Elegidas por Global Agenda Council on Emerging Technologies del Foro Económico Mundial (WEF) van desde la medicina, pasando por la seguridad vial el diseño y la producción de energía.

Aquí te presentamos las 10 tecnologías a las que hay que poner atención durante este año:

Vehículos eléctricos ‘online’ – La tecnología wireless puede proporcionar electricidad para vehículos eléctricos: una serie de rollos instalados bajo el suelo del auto recibirán la energía remotamente a través de un un campo electromagnético que se emite desde cables instalados debajo de la carretera. La corriente también carga la batería del auto que impulsa al vehículo cuando está fuera de cobertura. Como la electricidad es suministrada externamente, estos vehículos sólo necesitan un quinto de la capacidad de batería de un auto eléctrico estándar, y pueden lograr una eficiencia de transmisión superior al 80%. Actualmente estos autos eléctricos online están siendo testeados en Corea del Sur.

Impresión 3D y manufactura a distancia – La impresión tridimensional permite crear estructuras sólidas a partir de un archivo digital. Esto podría revolucionar la economía manufacturera si los objetos pudieran imprimirse a distancia, en la casa o la oficina. Al poner capas de materiales una sobre otra, se podrían crear  estructuras que se sostienen por sí mismas. Los proyectos creados en el computador se cortan en secciones cruzadas para las plantillas de impresión, lo que permite usar los objetos creados virtualmente como modelo para “copias reales” de plástico, metal u otros materiales.

Impresora 3D. Fotografía Telegraph.co.uk.

Materiales que se curan solos – Una de las características de los organismos vivos es su capacidad para reparar el daño físico. Y una tendencia creciente en la biomímesis es crear materiales estructurales inertes que son capaces de repararse a sí mismos cuando sufren un corte o un desgarro. Estos materiales que pueden reparar el daño sin intervención del ser humano, podrían dar a los objetos manufacturados una vida útil más larga y reducir la demanda de materia prima, además de mejorar la seguridad de los materiales que se usan en las construcciones o para el armado de aviones.

Purificación energéticamente eficiente del agua – La escasez de agua es un problema que está empeorando en muchos lugares por las necesidades de la agricultura, las ciudades y otros usos. Las fuentes de agua dulce están sobreexplotadas o agotadas y aunque existe una cantidad de agua salada casi ilimitada, la desalinización requiere de mucha energía –principalmente de combustibles fósiles– para funcionar. Las tecnologías emergentes ofrecen potencial de eficiencia energética significativamente mayor en la desalinización o purificación de aguas residuales, lo que reduciría el consumo de energía en un 50% o más.

Transformación y uso del dióxido de carbono (CO2) – Las tecnologías que capturen y almacenen dióxido de carbono bajo tierra aun deben ser probadas como una alternativa comercialmente viable. Las nuevas tecnologías que convierten el CO2 en productos comercializables podrían corregir las deficiencias económicas y energéticas de las estrategias convencionales que se han usado. Uno de los acercamientos más prometedores usa una bacteria fotosintética que transforma el CO2 en combustibles líquidos o químicos a través de sistemas solares de bajo costo. De 10 a 100 veces más productivo por unidad de terreno, estos sistemas podrían proveer de combustibles bajos en carbono a la industria de los automóviles, la aviación y otros grandes consumidores de combustible líquido.

Nutrición mejorada para impulsar la salud a nivel molecular – Hasta en los países desarrollados millones de personas sufren deficiencias nutritivas en sus dietas. Ahora las modernas técnicas genómicas pueden determinar en la secuencia de genes el gran número de proteínas consumidas que son importantes en la dieta humana. Las proteínas identificadas pueden tener ventajas sobre los suplementos proteicos estándar, como proveer un gran porcentaje de aminoácidos esenciales, y tener mejores características nutricionales. La producción a gran escala de proteínas dietéticas para humanos, basada en la aplicación de biotecnología a la nutrición molecular, puede traer beneficios a la salud como control de la diabetes o reducción de la obesidad.

Mejorar la salud a nivel molecular es una de las tecnologías emergentes. Fotografía Dornsife.usc.edu.

Sensores a distancia – El cada vez más extendido uso de sensores que permiten respuestas pasivas a estímulos externos seguirá cambiando la forma en que respondemos a nuestro entorno, especialmente en el área de la salud. Por ejemplo, sensores que monitorean continuamente funciones corporales –ritmo cardíaco, niveles de oxígeno y azúcar en la sangre– y que, de ser necesario, provocan una respuesta médica, como suministro de insulina. También se usan sensores entre vehículos, para mejorar la seguridad en las carreteras.

Administración de medicamentos a través de ingeniería a nanoescala – Los fármacos que pueden ser suministrados a nivel molecular dentro o en torno a una célula enferma ofrecen oportunidades sin precedente para desarrollar tratamientos más efectivos y que reducirían los efectos secundarios indeseados. Localizar nanopartículas que se adhieran al tejido enfermo permite a microescala liberar potentes compuestos terapéuticos mientras se disminuye el impacto sobre el tejido sano. Después de casi una década de investigación, estas nuevas aproximaciones finalmente muestran señales de utilidad clínica y están siendo usadas en ensayos médicos.

Electrónica orgánica y fotovoltaica – La electrónica orgánica usa materiales orgánicos para crear circuitos electrónicos y aparatos. En contraste con los tradicionales semiconductores de silicio (fabricados con  costosas técnicas), la electrónica orgánica puede ser impresa a bajo costo. Esto hace que sean muy baratos comparado con los aparatos electrónicos tradicionales, en términos de costo por aparato y de equipo necesario para producirlos. Es poco probable que la electrónica orgánica compita con el silicio en cuanto a velocidad y densidad, pero tiene el potencial de proveer ventajas en costos y versatilidad. El costo de la impresión masiva de placas solares fotovoltaicas podría acelerar la transición hacia energías renovables.

Reactores de cuarta generación y reciclaje de residuos nucleares – Los reactores nucleares usan sólo el 1% del potencial energético disponible en el uranio, el resto queda como como basura nuclear contaminada radioactivamente. El desafío técnico de almacenamiento geológico es manejable, pero el desafío político que implican estos residuos limita el atractivo de esta tecnología energética que no emite CO2 y que es muy escalable. El reciclaje de combustible y el cultivo de uranio-238 para transformarlo en nuevo material fisible, extendería por siglos los recursos del uranio ya extraído, reduciendo radicalmente el volumen y el largo plazo de la toxicidad de los residuos. La radioactividad descendería bajo el nivel original del uranio y tardaría siglos, no milenios. Esto hace que los residuos nucleares sean un problema ambiental menor comparado con otras industrias. Las tecnologías de cuarta generación ya están siendo desarrolladas en varios países.

Reactores nucleares de cuarta generación. Fotografía Theenergylibrary.com.

¿Qué te parecieron estás tecnologías? Cuéntanos en los comentarios si crees que faltó alguna.

[Crédito Imagen Destacada]

Acerca del autor

Camila Carreño

Camila Carreño es periodista. Ha trabajado en el diario El Mercurio en temas de política, en la Universidad Católica en materia de políticas públicas y como editora sobre emprendimiento digital en Chile. Síguela en Twitter: @camicarreno.