“The zizag Principle” o cómo probar tu idea de negocio

8416646425_b4d0d0b9f3_z

Probar tu idea de negocio es algo que vas haciendo durante eventos como los startup weekends mientras construyes tu startup. Claro que esta prueba es solo una probadita de lo que puedes lograr con el startup si es que decides continuarlo. A reserva de estar equivocado, a casi todos los que estudian administración y negocios, les enseñan a realizar algunos estudios de mercado, hacer números sobre hipótesis, poner objetivos bastante ambiciosos porque no hay que verse cortos de visión y luego se van derecho y directo a alcanzar estos objetivos, por eso uno de cada diez emprendimientos logran llegar a la mayoría de estos objetivos y sobrevivir. Fallar es parte de la cultura de las startups y fallar con estilo es el ideal del  startup, si es rápido y de manera eficiente es mucho mejor.

Startup Live Vienna
Startup Live Vienna
Some rights reserved by Heisenberg Media
http://www.flickr.com/photos/heisenbergmedia/

Entrevistando a los mentores en el #SWDF5 todos coincidían al dar una recomendación a los participantes del startup weekend y  es que les habría gustado que leyeran, o investigaran sobre startups o leyeran algunos textos online o en libros sobre el tema. Uno de estos libros de los que no mencionaron pero que he encontrado muy útil es el de Richard Christensen que se llama The Zig Zag Principle. En este libro se expone la idea contraria a lo que se enseña en las universidades y que es no ir a la carga directa de los objetivos de negocio usando una analogía con la gente que practica el Ski, que jamás va derecho y directo cuesta abajo en las colinas, normalmente zigzaguea para llegar a donde necesita. De acuerdo al libro, hacer estas “vueltas” puede asegurarte llegar a tu objetivo, pero además, si fallas, lo harás de manera eficiente.

Dice Christensen que tu primer objetivo debe ser el de ganar dinero y pensar cual es la mejor y más rápida forma de lograrlo. Si vas a arriesgar dinero, propone que sea el sesenta y cinco por ciento lo que destines en hacer tu startup rentable, veinticinco por ciento a los recursos como tu staff y sólo el diez por ciento a crecer. Me dicen muchos emprendedores que no hay un tiempo definido para recuperar la inversión y que es variable, aunque para Christensen es de aproximadamente tres meses. También dice que una startup falla de manera eficiente es cuando la idea no es rentable, has invertido tiempo (tres meses aproximadamente), recursos suficientes y entonces o cambias o abandonas el emprendimiento para perseguir otra idea, lo que parece que es una falla en general es el no perseguir un objetivo bien definido o claro mediante un plan delineado y estructurado en el que además inviertes mucho tiempo antes de abandonar el proyecto.

Durante este proceso de zigs y zags vas invirtiendo los recursos con la regla del 65/25/10 durante todo el proceso y vida del startup, Christensen dice que en general uno tarda más tiempo en llegar a los objetivos, pero el disminuir la velocidad de desarrollo del startup puede atraer estabilidad cuando los objetivos y los planes son claros para todos. Uno de los beneficios que puede traer bajar la velocidad es el mejor desarrollo de ideas, hallazgo de conocimiento que puede generar mejor inteligencia de mercado.

Acerca del autor

Antonio Salgado

Ph.D. in computer sciences, neurosciences and brand psychologist, he’s the R&D/CMO at Koers Idea Center, Education community director at the Social media club México.Partner at D4DR.tv. Instructor and collaborator at Mindwave and Mamá Digital. Proud Dad.