Menu Superior

La conversación con los mercados y las audiencias: clave para el emprendimiento

Pese a que muchos de los temas desarrollados en el Campus Party de Boya.ca ya han sido tratados o de ellos se ha hablado en otros escenarios, quiero destacar el que apunta a estructurar un modelo de negocio para que un emprendimiento digital tenga éxito a partir de la conversación y de la escucha activa de las necesidades de un mercado específico.

A partir de dicha premisa, Wilson Suárez expone una serie de ideas que ponen, por encima del software, del hardware y de las herramientas a utilizar, a la conversación y el entendimiento de los mercados y las audiencias como elementos fundamentales para desarrollar emprendimientos.

Este administrador de empresas, especialista en prospectiva y estrategia, además de emprendedor de Social Media, está al frente de Prospectador.co, una entidad sin ánimo de lucro que trabaja en pro de la apropiación de las TIC.

El primer tema que expone parte de una premisa fundamental basada en el manifiesto Cluetrain: Los mercados de hoy son conversaciones. Explica cómo hacia 1990 se definió dicho manifiesto, una transformación en el pensamiento que venía avanzando desde Internet. Cómo empezó a cambiar la conectividad de las personas, ya no solamente con el voz a voz sino con herramientas sociales para la comunicación (blogs, correos electrónicos). “Los mercados comienzan a transformarse, ya no estamos abriendo locales para venderles a los clientes sino que estamos conversando para construir mercados y los mercados están presentes en la Red”.

De allí que podamos decir que herramientas como Facebook, Twitter y Pinterest son herramientas de transformación.

Las conversaciones en red hacen posible el surgimiento de nuevas y poderosas formas de organización social y de intercambio de conocimientos.

Hoy en día todas las personas que están trabajando en emprendimientos deben y dependen de actuar en pro de compartir y construir conocimiento alrededor de la conversación. Wilson Suárez pone el ejemplo que está a la mano: el propio Campus Party es una conversación que está sucediendo al mismo tiempo en tres escenarios y en diferentes espacios como los stands y las salas de los talleres. “Esas conversaciones en red hacen que nuestros emprendimientos sean posibles”.

Los emprendimientos ahora pueden comunicarse con sus mercados directamente. Esta podría ser su última oportunidad si la desperdician.

Gutiérrez enfatiza en que el futuro de un emprendimiento está basado en que empecemos a conversar acerca de a dónde queremos ir: “En este momento, todos los que estén estudiando procesos para el desarrollo de software o de aplicaciones para convertirse en emprendimientos, tienen que empezar a pensar no en la herramienta que están aprendiendo a utilizar sino en qué van a necesitar sus mercados y sus comunidades, deben empezar a pensar en las soluciones que requiere ese mercado y no en la herramienta. Muchos estamos concentrados en el software, en el hardware, pero olvidamos que esas son herramientas o medios para convertir y poder producir unos fines exitosos”.

Para hablar en una voz humana, los emprendimientos deben compartir las preocupaciones de sus comunidades.

Salvallamas, por ejemplo, es una aplicación que lanzó la red Salvavidas y que tiene como fin reportar los lugares donde se está usando pólvora en Colombia, para evitar que los niños sean quemados, “se ha podido propagar por ese impacto y por esa voz que tiene en la Red”. Volvemos entonces al hecho de que si una aplicación está pensada con base en la solución a una necesidad específica de una comunidad, su propagación en la Red y, por lo tanto, su “conversación social” se hará más fácil.

Aquí Gutiérrez utiliza una palabra, “desacartonar”, para hacer entender que los emprendimientos requieren de una personalidad: “No significa tener grandes planes de negocio o grandes diseños de estrategia,  significa que los emprendimientos deben tener voz propia”. Y agrega: “…tenemos que darles un sentido hacia su propósito final”.

Otra de las ideas que relaciona con la conversación y la comunicación es la de que todos los que diseñan emprendimientos digitales tienen que buscar recursos económicos. Se pregunta: “¿Quieren que pongan esos recursos en sus emprendimientos? La única manera es que ustedes empiecen a colocar atención: qué es lo que dice el mercado, qué dicen las personas, qué dicen los inversores…”.

En el supuesto de la conversación con las audiencias se encuentran los propósitos superiores de un emprendimiento. Para Suárez, los emprendimientos que generen dinero pueden sostenerse en el tiempo si cumplen con (1) creación de capacidades, (2) reducir la brecha digital, (3) mayor integración social, (4)mejorar la calidad de vida y (5) potenciar la competitividad.

Así que más allá de los procesos o herramientas que se utilicen para desarrollar una aplicación, el mensaje es que el éxito de un emprendimiento está en la conversación con los mercados y audiencias, en el entendimiento de sus necesidades y en el cumplimiento de los propósitos superiores que permitirán el sostenimiento en el tiempo.

Fuente de la imagen destacada