Menu Superior

Chile es uno de los 5 países con mayor penetración y crecimiento en conexiones de banda ancha

De una penetración de 17,4 en diciembre de 2011 a 22,4 en junio de 2012, las conexiones de banda ancha móvil crecieron un 29% en Chile. Así, por segundo año consecutivo según un informe entregado por la OCDE, el país está dentro de los cinco países con mayor crecimiento en conexiones de banda ancha móvil.

Según el estudio, Chile alcanzó el tercer mayor crecimiento en el acceso a la banda ancha fija por cada 100 habitantes, lo que implica un crecimiento de 3,9% en el primer semestre de 2012.

“Las cifras que reporta OCDE no hacen más que confirmar la posición de liderazgo que tiene Chile en la región, destacando que la penetración de banda ancha por cada 100 habitantes nos está llevando a estar a la altura de los países más desarrollados”, aseguró el Subsecretario de Telecomunicaciones, Jorge Atton.

Este crecimiento es atribuido al impulso que le ha dado la autoridad a un mercado extremadamente dinámico y que ha sido potenciado por políticas públicas que buscan que la industria sea más competitiva y transparente.

“Con la entrada de nuevos operadores y la implementación de los servicios de cuarta generación 4G y la próxima licitación para la banda de 700 MHZ también destinada a la prestación de dichos servicios, se abren más oportunidades para seguir creciendo ya que el incremento exponencial en la penetración de dispositivos móviles aumentará el tráfico tanto móvil como fijo, por lo tanto nos exigirá redes que soporten mayores prestaciones de acuerdo a las tendencias de consumo de los usuarios de telecomunicaciones”, explicó Atton.

Y los desafíos pendientes los tienen claros en el Gobierno: aumentar la conectividad, el acceso y los usos de banda ancha, además de mejorar la calidad de los servicios de telecomunicaciones. Un punto clave si recordamos el estudio que hace unos días informó que Latinoamérica es la región con la banda ancha más cara del mundo.

En Chile, la Subtel presentó hace algunos días un modelo de competencia por calidad de servicio para medir las redes y la satisfacción por los servicios de telecomunicaciones, una herramienta de información transparente para los usuarios y un incentivo para que las empresas sigan mejorando sus indicadores.

[Crédito Imagen Destacada]