Menu Superior

Las características de la gente influyente

Todos admiramos a alguien y normalmente de manera positiva es una influencia importante en la manera en la que nos desenvolvemos, actuamos, pensamos y se convierte en un modelo a seguir. Aún recuerdo a mis profesores de historia universal y de físico química en la preparatoria. Uno me enseñó el valor de la historia y de aprender del pasado, pero además me enseñó a hablar frente a un grupo y a contar la historia como si fuera la película que vi la noche anterior. De mi profesor de Físico Química aprendí enseñar y mostrar el lado práctico de lo que se enseña. A mi profesor de historia no le he vuelto a ver, al de físico química me lo encontré con su familia una vez en el supermercado, me dio mucho gusto poderle agradecer que fuera mi profesor aunque me hubiera hecho la vida un poco imposible en ese tiempo. Durante mi carrera tuve otros profesores que también tuvieron influencia positiva en mi como Randy Pausch (qepd) y su última conferencia.

Steve Jobs

Steve Jobs
Some rights reserved by DonkeyHotey
http://www.flickr.com/photos/donkeyhotey/

Todos ellos tienen algo en común que no es mi persona, pero tienen ciertas actitudes que las hace memorables. Otras personas que han sido influyentes en la vida general de la gente tienen estas actitudes que valen la pena adquirir y quizá puedas también generar un impacto positivo en las personas que te rodean o inclusive más allá de tu círculo cercano por medio de tu startup, de tus redes sociales y de tu tiempo (soñando un poco). Una de Las características de la gente influyente es que prestan atención a lo que hay a su alrededor, a los detalles y cómo impactan a tu comunidad. Observa la complejidad que hay detrás de las tendencias, de las cosas que pueden hacer la diferencia en tu comunidad y ofrecer interpretaciones sencillas de estos fenómenos a través de una aplicación, un servicio, un blog post, etc.

Ya que hemos estado pontificando que el contenido es rey, el teclado es el método número uno de comunicación, no importa qué escribas y dónde lo hagas, un twitt, un update en Facebook o una entrada en Puso Social, vas a ser juzgado por lo que escribes y la manera en que lo haces, seguro sigues blogs  o posts de gente que consideras relevante en tu industria, trata de seguir su ejemplo generando contenido que los demás podamos leer, aprender y replicar, se vale pedir reto alimentación inclusive de la gente que no le gustas, de tal forma que puedes aprender y ajustar en donde nos seas tan bueno, la humildad también se siente y se aprecia.

Da clases, pláticas y conferencias cada vez que puedas, quienes lo hacemos somos un poco de actores. Hay que aprender a sonar interesantes, hablar fluidos y ser elocuentes. Dicen que la elocuencia es poder describir a Sofía Vergara sin necesidad de usar las manos. No solo se trata de hablar, se trata de comunicar con tu cuerpo la pasión de lo que haces, esto no sólo genera confianza, también anima a la gente a seguir lo que haces y también genera comunidad a tu alrededor. Hay muchas formas en las que puedes adquirir o mejorar esta habilidad. Haz que algún amigo te grabe y revisa estas grabaciones, sé crítico pero no al grado de decir que no sirves para esto. Yo llevo diez y seis años subiendo a un escenario ya sea como músico, conferenciante o como profesor y aún me da mucho nervio los primeros tres minutos, ya después no hay quién me baje. Si tienes algo importante que decir, tienes una obligación de compartirlo con los demás, ¿no crees?

Promuevete, seguro tienes muchas cosas muy importantes que decir y que compartir y seguro habremos muchos dispuestos a escucharlo, solamente hay que tener cuidado con la auto promoción o como le llamaban en algunos foros de noticias “el autobombo“. Mucho de esto y te llaman spammer, poco de esto y no tendrás el alcance que necesita tu mensaje. Necesitaremos aprender a controlar nuestra impaciencia, no publicar tantas veces al día (blogs o podcasts) y referir a la gente en redes sociales a nuestro blog. La moderación es una virtud y esta puede lograr que haya más interés en todo lo que tengas que decir o crear, y esto nos lleva a un último punto, sé entretenido que significa “mantener la atención de manera agradable y placentera” no importa si decides usar la intriga o el humor, es la mejor técnica con la que las ideas se quedan mejor con la gente y una vez que logras su atención quedan siempre abiertas a lo que tienes que ofrecer, decir o vender. Hoy día tienes muchos recursos a tu alcance para tener la atención de la gente. Ser creativo y busca formas interesantes de comunicarte y será memorable.