Menu Superior

La estrategia como plan de acción

En las reuniones nunca falta alguien que se dedica a presentar gente y tal parece que ese es su meta en la vida, hacer presentaciones, estar unos momentos con los presentados y luego, dirigir sus pasos a cualquier otro lado del salón a seguir presentando más gente con otra gente. Precisamente una de estas personas con la que me presentaron como “blogguero y tuitero de marcas” me comentaba que el problema de las redes sociales en la mercadotecnia era que se perdía mucho tiempo, se tenía que invertir tiempo que se podría aprovechar en otras cosas, que no funcionaba muy bien porque no se sabe de una estrategia que sea eficiente y exitosa para un negocio. En parte tiene razón, se tiene que invertir tiempo y esfuerzo y efectivamente, eso tiene que ver con una estrategia para que las redes sociales tengan un sentido y mejor aún, cumplan con las funciones que deseas que tengan, si no hay estrategia, no pasa lo que necesitas, si no lo que no esperas en el mejor de los casos.

The Unofficial Apple's Consumer Strategy

The Unofficial Apple’s Consumer Strategy
Some rights reserved by herbertyang
http://www.flickr.com/photos/gankyun/

Para mucha gente la estrategia es un plan para lograr objetivos a largo plazo, es un mapa para llegar a los objetivos o una maniobras para la ventaja a futuro. Para generar una estrategia se necesita dedicar bastante tiempo para establecer los planes de acción basado en lo que va a ser las prioridades del día a día y no una serie de categorías de estrategias que son en realidad listas de pendientes que aunque lleven a una acción o un resultado, no es un logro que se puede producir por medio de una estrategia.

Las diferencias entre una estrategia y los planes a corto plazo son muchas, algunas de estas tienen que ver con el comportamiento a futuro tanto del consumidor como de los posibles proveedores. Un ejemplo de esto ha sido el boom de la movilidad sobre lo estático de las estaciones de trabajo, muchos servicios hoy día se basan más en la posibilidad o de acercar los servicios o de llevarte por medio del móvil. También sucede con los proveedores de servicios, que basan sus servicios en la nube, de tal forma que no importa en dónde estés, siempre tendrás acceso a sus servicios. La belleza de las estrategias es la adaptabilidad de tu emprendimiento. Nunca sabes exactamente como se va a desarrollar porque es complicado definir los comportamientos a futuro de la gente en lo particular aunque en lo global puedes entender una tendencia. La estrategia es un ente tan vivo como tu startup y por consiguiente, aunque sea un plan “a futuro” se alimenta de lo que haces cada día, piensa en el ajedrez, tienes que conquistar y atrapar al rey, la estrategia es ir quitando la mayor cantidad de piezas al oponente, pero eso lleva tiempo, ¿no?

Igual que en el ajedrez y otros juegos de estrategia, esta debe mantenerse en secreto, si la abres muy rápido tu competencia puede tomar acciones para disminuirte o superar lo que estás haciendo, pero debe ser lo suficientemente clara para tus colaboradores porque algunas de las secciones o partes de tu estrategia quizá no tengan sentido por si solas y en el largo plazo tampoco se vean como muy estructuradas, el fin que se logre por medio de ellas determinará si ha sido adecuada. Un ejemplo mas o menos claro pero ilustrativo está en una película llamada “juegos de guerra” en la que el protagonista enseña a una computadora a jugar “ruleta rusa“, esta computadora se enfrentará  a otra super computadora a la que le ganará perdiendo.

La estrategia debería verse como un juego cuidadosamente planeado mediante la observación y la recolección de datos que generen cierta inteligencia de mercado a un futuro, a corto plazo puedes tener acciones derivadas de esta estrategia. Como esta persona me decía “si no hay una estrategia, no se llega a ningún lado, y con las redes sociales, es como un desperdicio, deberían contratar a alguien que sepa bien de esto” y la respuesta es que tiene razón, pero si ese profesional tampoco puede ayudar a generar la estrategia, tampoco nos va a llevar en el camino que deseamos.