Menu Superior

Social Selling en el startup

El Social Selling ha estado con nosotros desde siempre, desde antes de las redes sociales y desde que puedo recordar que ya son muchos años. En esas épocas recuerdo que en las reuniones en las escaleras del edificio de departamentos, las señoras se preguntaban o recomendaban tal producto, programa de televisión, restaurante u hotel si es que viajabas a tal o cual ciudad. Una de esas memorias era que dejamos de comer el famoso Pepepez por recomendación de una vecina, porque era pescado mas refrigerado y congelado que los fósiles antárticos, pero no sabía tan mal si tenías que comer pescado empanizado. La evolución de la tecnología web 1.0 le da un empujón al poner al alcance de muchos, no de todos, la información sobre las cosas que nos interesan, especialmente productos o servicios que nos interesan, pero la web 2.0 le pone esteroides a la conversación y a la posibilidad de que estés mucho mejor informado de las cosas y hagas realmente una inversión de tu compra.

Driving Travel Business: Social or Search? - BTO 2010

Driving Travel Business: Social or Search? – BTO 2010
Some rights reserved by BTO – Buy Tourism Online
http://www.flickr.com/photos/btouniversity/

Mucha de la conversación en las redes sociales gira en torno a el marketing y las relaciones públicas, para los emprendimientos, startups y empresas en el cómo hacer que compre o rente la gente y que se invierta en ellos. Por su parte la conversación de la gente está en los beneficios posteriores o adicionales van a tener por lo que van a pagar/gastar por lo que quieren. Así que el destino de perder siempre del consumidor que en cuanto satisface una necesidad automáticamente se crea otra, toma un pequeño bache porque ahora necesita que lo acompañes en este camino pero con mejor información.

Las ventajas que tenemos con las redes sociales, es que la gente tiene una mejor predisposición a que la información lo encuentre y comenzar un proceso de pre-venta, pero para poder llegar con el prospecto hay que encontrarlo y eso se hace “escuchando” en las redes sociales monitoreando conversaciones y palabras claves y de vez en cuando haciendo trabajos a la antigua para obtener inteligencia de mercado como autoridad en la decisión de la compra, posibilidades del prospecto cuando se trata de B2B porque normalmente hay más gente involucrada en la compra, si es B2C será saber sobre su interés en la compra, si ha estado investigando, si tiene dudas del producto, ideas de lo que puede hacer con el producto, etc. y en estos casos es más fácil porque inclusive puedes pedirles que además de la compra te regalen un twitt.

Las reglas de las redes sociales cuando se tratan de ventas B2B o B2C son simples, ambientes colaborativos, idealmente debe haber alguien de cada departamento de la empresa conectado con la finalidad de poder aportar ayuda y conocimiento en los procesos ventas cuando un cliente tiene dudas al respecto de lo que se va a adquirir, pudiendo colaborar con infografías, casos de estudio o documentación técnica que puede ayudar a cerrar una venta. Otro de los cambios de paradigma en el social selling es que tradicionalmente no puedes saber lo que hace tu competencia hasta que ves la campaña en acción, ahora puedes tener una mejor inteligencia sobre ella, si no predictiva si casi en tiempo real, lo que puede darte tiempo a reaccionar antes de que sea muy tarde para ti en la campaña y reajustar estos cambios para mantenerte en la competencia.

Muchas empresas tienen miedo a los riesgos que representan las redes sociales en sus sistemas de marketing o relaciones públicas, el departamento de ventas es quien puede finalmente darse una oportunidad y prestar mejor atención a los resultados y a las métricas, las oportunidades de resolver problemas, atraer clientes y generar el ROI que se dice traen consigo las redes sociales ahí está siempre que necesiten conocer a su consumidor.