Menu Superior

Perfil de la generación Z, adolescentes y niños de la era de la hiperconexión

Ya no alcanza con “nativos digitales” para definir a la llamada “Generación Z”, quizás un “útero digital” sea más adecuado para comprender el perfil de los nacidos entre 1995 y 2003 (hoy con entre 10 y 18 años)

El hecho de haber nacido en un mundo completamente digitalizado es un elemento fundamental para entender su estilo de vida, ya que va a influir en sus relaciones sociales, en su forma de divertirse, de pensar el futuro y hasta de consumir.

Según una investigación llevada a cabo por Mindshare, se trata de jóvenes hiper-conectados, para quienes no sólo ya no existen fronteras geográficas o límites de tiempo, sino tampoco una distinción entre una realidad on y off-line.

Su mundo está completamente atravesado por el hábitat digital en el que se mueven. Particularmente en Argentina, más del 85% de los jóvenes de entre 12 y 18 años son usuarios de Internet, siendo el segmento etario con mayor exposición a este medio. Dos características principales:

Entorno: criados en un entorno cambiante y en constante transformación. Innumerables avances tecnológicos, nuevos medios de comunicación, multiplicación de productos, y formas de consumo, acceso ilimitado a información y contenidos, entre otras cosas.

Habilidades: En este contexto, han generado una gran capacidad de adaptación a los constantes desafíos y exigencias que se les plantea, convirtiéndose en verdaderos multi-taskers.

 

Supervisores del mundo adulto 

El hecho de estar bombardeados constantemente con cantidad de estímulos informativos los transforma en hper-informados y estimulados. Desde su infancia crecieron con acceso a contenidos más sofisticados y complejos, por lo que han forjado una actitud más crítica frente al “mundo adulto”, ante el cual se muestran escépticos, descreídos y desafiantes, escepticismo que se ve reflejado en su forma de consumir.

En estos términos, la investigación habla de la “Generación Z” como una generación de consumidores más “inteligentes” o al menos más difíciles de convencer. Estar expuestos a diversas fuentes de información les da herramientas para criticar y cuestionar, a lo que se suma la posibilidad de dialogar con otros consumidores.

La economía de las recomendaciones 

Las recomendaciones se han vuelto fundamentales a la hora de tomar decisiones y las distintas plataformas digitales, como redes sociales, funcionan como un amplificador.

Vale aclarar que los negocios y las marcas no deben caer en una trampa: éste tipo de comunicación horizontal es valorada siempre y cuando sea percibida como real, por lo que las marcas pueden no ser bienvenidas en estos espacios de conversación a menos que utilicen los códigos y el lenguaje adecuados.

No se trata de consumidores pasivos, sino todo lo contrario, saben lo que quieren y están constantemente buscándolo, sin esperar pasivamente las propuestas de parte de las marcas, lo cual las obliga a estar atentas a qué es lo que buscan y cómo lo hacen. A esto se suma que frente al enorme flujo de información, entretenimiento y contenidos (de otras marcas y de los propios usuarios) deben ser cada vez más creativos para llamar su atención.

Generación Y, los pioneros digitales 

En una línea histórica, la generación Y o Millennial precede a la Z, por lo cual, es esperable que haya una continuidad de rasgos que los unan, entre ellos, su vínculos con tecnología, las recomendaciones y las marcas.

Según los datos que cita el estudio Edelman 8095® 2.0, el promedio de edad de la población mundial es de 28 años, que se inscribe justamente dentro de la generación Millennial,  habiendo más de mil millones de ellos en todo el mundo.

Como es la primera generación que crece inherentemente en un entorno digital, también es un grupo que tiene la información en las puntas de sus dedos y espera obtenerla a través del diálogo ida y vuelta con sus marcas preferidas:

-el 74% creen que pueden inspirar las decisiones de compra de sus compañeros y las de otras generaciones.

-7 de cada 10 creen que es su responsabilidad compartir información con las marcas cuando tienen una buena o mala experiencia.

-el 80% busca marcas que los entretengan – la capacidad de co-crear productos y servicios (40% en 11 países) es la forma más elegida por la generación.