El manejo del estrés y la motivación en el Startup

2204059683_09eb09601b_b

Mantenerse motivado en el trabajo es a veces complicado, normalmente crear y la ilusión de algunos proyectos me mantienen en un estado positivo de alerta y expectante de las cosas que puedo ir agregando como valor al proyecto, a veces no puedo esperar a que termine la noche para seguir trabajando en el proyecto y poder entregar lo que llamo mi “SocialMonalisa” porque para mi sigue siendo un arte al igual que cuando tocaba con la banda. Otras veces hay proyectos que comienzan bien pero que en algún momento se salen del control y se convierten en una pesadilla o ya lo son cuando me llaman, esos son difíciles y desgastantes en grados que seguir es todo un viacrucis con mucho estrés. La idea de este artículo es dar una idea de qué hacer cuando se llega a estas situaciones en el trabajo y volverlo divertido de nuevo cuando comienzan a detectarse algunos síntomas de que el barco comienza a hundirse.

Stress
Stress
Some rights reserved by topgold
http://www.flickr.com/photos/topgold/

La imaginación y la creatividad comienzan a verse afectadas cuando hay mucho estrés y sabemos cómo manejarlo o no nos damos cuenta a tiempo cuando lo hay, entonces utilizamos técnicas de imaginería que es una técnica usada en la psicología conductual en la que se deben producir imágenes o fantasías placenteras para relajar y contrarrestar la ansiedad provocada por el tiempo de exposición al estrés. También se puede usar cuando te pones muy nervioso antes de hacer una presentación y no se está acostumbrado a hablar frente a un público. Usando tu imaginación, debes crear escenarios que te relajen, si es posible, sonidos en los que tu estado mental entra en calma y reduces tu presión sanguínea a un flujo normal o menos caótico. Puedes pensar en claros de bosque, sonidos de aves, el ruido de un río, el azul del cielo, etc. esto lo tienes que hacer primero buscando un sitio lo más tranquilo que sea posible, selecciona tu fantasía favorita (para mi es el claro de bosque con un río) y relajarme pensando que estoy ahí. Mientras más detalles puedes generar en tu cabeza, más fácil va a ser relajarte y entrar a la reunión o junta de trabajo en mejores condiciones y con cierta tranquilidad mental.

El desgaste es el siguiente paso después del estrés. El desgaste se da cuando has invertido mucho tiempo en proyectos que resultan fallidos, las condiciones de trabajo son menos que aceptables, hay mas problemas que soluciones y comienzas a querer dejar de trabajar, te reportas enfermo constantemente, etc. Recuperarse de el desgaste no es algo que sea pasajero, al contrario, tiende a quedarse y a alimentarse de otros proyectos nuevos y que no sean tan complicados como los que te causan el desgaste, el sistema depresivo se mantiene y a veces empeora con el tiempo, por eso es muy importante aprender a reconocer las señales como irratibilidad, cansancio constante, depresión, distracciones constantes y prolongadas, y ganas de mandar todo al infierno. En esos casos, lo mejor es hacer un alto y tomarse una pausa, el desgaste por trabajo puede llevar a otros padecimientos y somatizar el estrés en enfermedades constantes, especialmente gastrointestinales y resfríos muy frecuentes. Hacer ejercicio y tener alguna actividad física mas o menos vigorosa, es más fácil descargar estrés y frustraciones de manera regular.

La auto motivación es importante en tanto tienes que dirigir una parte del startup o por completo. Es evidente que habrá días muy malos y otros muy buenos, lo importante es poder navegar entre los que son malos y salir adelante, por lo que necesitamos tener a la mano algunas cosas que nos ayuden a recordar cosas como los logros que hemos tenido, así que una egoteca en alguna pared de la oficina es recomendable, también hay que poner algunos otros reconocimientos y premios que hemos tenido. De vez en cuando, o un día a la semana dedicarse a resolver otros problemas que no tienen que ver en la empresa o que pueden involucrarse en ella, la posibilidad de salir de la rutina, como una rutina de creatividades bastante aconsejable.

Reconocer en qué etapa del problema nos encontramos puede ser engañoso, otras veces difícil porque nos está jalando la inercia del día a día o una problemática en especial, en esos momentos debemos hacer una pausa y entender nuestra conducta para poder tomar acción y mantenernos lo más sanos posibles antes de que todo se acabe por cansancio y no haya más remedio que detener operaciones de manera definitiva y tener ahora un nuevo estrés y preocupaciones en el siguiente emprendimiento.

 

Acerca del autor

Antonio Salgado

Ph.D. in computer sciences, neurosciences and brand psychologist, he’s the R&D/CMO at Koers Idea Center, Education community director at the Social media club México.Partner at D4DR.tv. Instructor and collaborator at Mindwave and Mamá Digital. Proud Dad.