Mi primer StartUp: ¿Dónde y cómo encontrar cofundadores?

256086_4437

Es una de las cuestiones más relevantes cuando se quiere iniciar un emprendimiento.

Si miramos cómo se conocieron los cofundadores de startups que hoy son grandes compañías tecnológicas como Meebo, Google, Yahoo, Plaxo e incluso Facebook habría que referirnos al entorno universitario. Ahora bien, los cofundadores de Youtube se conocieron mientras trabajaban en PayPal; los de Napster lo hicieron en línea; y Cisco fue cofundada por un par de esposos.

El entorno universitario resulta ser un buen lugar para encontrar un cofundador pero no el único. Y lo que nos dice la forma en que se conocieron los cofundadores de esas grandes empresas tecnológicas es que “es necesario trabajar con alguien para saber si lo quieres como cofundador”. Esa es la conclusión de Paul Graham -programador, escritor e inversor- en su ensayo Why to Not Not Start a Startup cuando dice, por ejemplo, que todos los inversores, sin excepción, son más propensos a financiar con un cofundador que sin él.

Según el estudio de The Founder’s Dilemmas, el 39% de startups tecnológicas está conformada por dos cofundadores, mientras que solo el 17, 5% tiene un fundador.

Hay ejemplos de compañías creadas por un solo fundador pero las más exitosas lo han sido al menos por dos cofundadores y no necesitan presentación: Google, Yahoo, Apple, Intel y HP.

Más allá de dónde se encuentran los cofundadores idóneos para un proyecto emprendedor hay que pensar en quiénes son. Al respecto, Seth Sternberg –cofundador de Meebo, hoy en Google- nos da una idea en un post de su autoría, titulado Finding Your Co-Founders, en el que afirma que el mejor equipo fundador de una startup es un grupo de dos o tres personas que tienen sinergia en sus habilidades, además de metas y pasiones similares: “Si uno de ustedes quiere vender rápido y el otro quiere construir un negocio de mil millones de dólares, eso puede generar fricciones en el camino. También pasaría con un equipo en el que una persona está más interesada en el arranque de la empresa y la pasión de la otra persona se encuentra en las experiencias de los consumidores”.

Sternberg insiste en que aun cuando las diferencias en los objetivos se superen o no existan resulta fundamental buscar personas con habilidades complementarias a las propias.

Preguntándole a emprendedores colombianos cómo y en dónde conocieron a sus socios -esos con los que trabajan en distintos proyectos o aquellos con los que han fundado empresas- es evidente que casi siempre existe una relación previa por referencia al conocimiento del trabajo del otro: tanto en el ámbito académico como en el laboral. Sin embargo, ¿es posible encontrar cofundadores en conferencias o eventos donde se hace networking?

David Roncancio es un desarrollador con más de 10 años de experiencia que trabaja con Giovanny Beltrán desde que se conocieron en la universidad. El desarrollo de proyectos académicos les permitió conocer mutuamente su trabajo y aún hoy siguen trabajando juntos. “Los encuentros en los que se hace networking son más adecuados para contratar personas o encontrar inversionistas que para iniciar una travesía como cofundadores. Se necesita saber cómo es el trabajo de la otra persona y eso no es fácil de saber en este tipo de eventos”, explica.

¿Podrían ser este tipo de eventos un espacio que funciona como la cuota inicial para el primer contacto con posibles cofundadores?

Con 10 años desarrollando software para empresas y dos metido en el mundo del emprendimiento, Camilo Uribe está convencido del aporte relevante del networking. “Hay muchas personas interesadas en startups en Bogotá que están solos y la idea es generar espacios para que gente de diversas profesiones se encuentre y vea la posibilidad de convertirse en socios de emprendimientos”, comenta. ¿Cuál es su idea? Se llama ‘Se buscan cofundadores’ y es un evento para programadores, gente de negocios, marketing o vendedores que están buscando con quien iniciar un emprendimiento. El evento se realizará el próximo jueves 24 de enero en las instalaciones de HackBo en Bogotá.

Camilo cree que es una buen oportunidad para emprendedores y que de allí pueden salir cosas interesantes. Tanto así que el evento tendrá una actividad posterior de seguimiento, el jueves 21 de febrero en el mismo lugar, en la que se busca saber qué paso con esos posibles contactos y relaciones y si se aliaron para crear startups compartan su experiencia.

Bien se dice por ahí que la peor diligencia es la que no se hace.

Fuente de la imagen destacada