La red de publicidad móvil StartMeApp trasladará sus HQ de Buenos Aires a Londres

StartMeApp

El mercado de la publicidad móvil en Latinoamérica está algo agitado estos días. La semana pasada, RedMas y Adsmovil anunciaron su fusión en un esfuerzo por convertirse en la principal red de publicidad mobile de la región. Esta semana parece que la competencia aumentó: StartMeApp, otro líder latinoamericano en la publicidad mundial pronto se reorganizará.

Durante el primer trimestre de 2013, StartMeApp sufrirá algunas reestructuraciones y sus oficinas centrales se moverán desde Buenos Aires hasta Londres. Claro que la compañía no cerrará completamente su negocio en Argentina, su sede regional, junto con los equipos de venta y operaciones y la unidad global de I+D, se quedarán ahí.

Respecto a lo que está por venir, Alejandro Campos Carlés, Co-Managing Director y fundador de StartMeApp, se mostró optimista:

“StartMeApp está feliz de anunciar este importante hito en nuestro continuo crecimiento y expansión en el marketplace de la publicidad móvil mundial. StartMeApp seguirá siendo la red de publicidad móvil líder en Latinoamérica y en los mercados de habla hispana en Estados Unidos, mientras aprovechamos nuestra nueva presencia en Londres para continuar con nuestra expansión global y triplicar nuestras capacidades de publicar avisos a principios de 2013, alcanzando más consumidores móviles en más países en nombre de nuestro creciente portafolio de avisadores”.

Lanzada en 2011, StartMeApp ha realizado campañas en más de 40 países, la mayoría en Latinoamérica, y ha trabajado con marcas como Fox, Adidas y Microsoft. Cada mes llegan casi a los 10 billones de avisos impresos.

¿Abriendo puertas o escapando rápidamente?

Esta reorganización y el traslado a Londres sin duda le abrirá puertas en Europa y en mercados en vías de desarrollo fuera de América a StartMeApp. Dicho eso, es imposible no especular qué papel—si es que hubo— jugó la reciente lucha política y económica de Argentina, sus altas tasas de inflación, las drásticas medidas monetarias, los problemas de la deuda y el malestar social, en la decisión de la compañía de mover sus oficinas centrales al extranjero.

Nota traducida al español por Camila Carreño