10 tendencias de consumo que darán forma a la economía digital en 2013

consumo

Ericsson ConsumerLab identificó algunas de las tendencias de consumo más importantes para el próximo año, con el objetivo de señalar por dónde pasarán los ejes del mercado en los doce meses que siguen.

La nube aparece como un gran “remodelador” de las necesidades de consumo y las mujeres impulsan claramente el mercado de teléfonos inteligentes mientras que el comportamiento de los jóvenes de la sociedad cambia e Internet adquiere un nuevo uso en tiempos de incertidumbre económica.

Invitamos a Sebastián Paschmann, consultor en marketing estratégico con enfoque en el mercado digital para analizar cómo pueden afectar estos ejes a los negocios digitales.

1. La dependencia en la nube da nueva forma a las necesidades del dispositivo. Más del 50 por ciento de los usuarios de tabletas y el 40 por ciento de los usuarios de teléfonos inteligentes en Estados Unidos, Japón, Australia y Suecia aprecian la sencillez mejorada al tener las mismas aplicaciones y datos disponibles a través de la perfección de la nube en múltiples dispositivos.

“Esto es un hecho, actualmente la posibilidad de sincronizar todos tus archivos a través de soluciones como Dropbox o Google Drive son parte de la experiencia del usuario de smartphones o tablets, que esta experiencia sea fluida y multiplataforma es fundamental. En poco tiempo más haremos cualquier consulta a nuestros propios archivos, sean estos fotos, videos o documentos varios, desde nuestro smartphone en forma natural o como si fuera algo dado, la tecnología es cada vez más transparente, y con los móviles inteligentes esto es cada vez más real” señala Paschmann.

2. Informática para una mente dispersa. Desde escritorios, archivos y carpetas en superficies planas, aplicaciones y servicios en la nube, los consumidores están cada vez más dando la espalda a un paradigma de computación tradicional enfocado en la mente. Las tareas se manejan en el calor del momento, mientras nos paramos en una línea de compras o a hablar con alguien en un café. La intención de compra es mayor para las tabletas en comparación con los PC de escritorio, y para los teléfonos inteligentes en comparación con los ordenadores portátiles.

“Ya no se consulta más la dirección del lugar a donde querés ir, lo ves en el camino mientras estás yendo, lo mismo la consulta de la agenda del día, o la actualización de la lista de contactos, el smartphones descarga nuestra mente de las tareas que no requieren enfoque, podemos estar más libres, dispersos o no, pero eligiendo en qué poner nuestros recursos humanos de memoria” indica.

3. Trae tu propia banda ancha a trabajar. Un 57 por ciento de los usuarios de teléfonos inteligentes utilizan sus suscripciones de teléfonos personales en el trabajo. Los teléfonos inteligentes personales son cada vez más utilizados para el trabajo, para enviar correos electrónicos, planificar viajes de negocios, encontrar localizaciones y mucho más.

“Los equipo móviles se convierten en un tercer espacio de trabajo, son el nexo que agiliza las tareas actuales, desde tomar notas de una reunión, gestionar las redes sociales, establecer la minuta de lo que recién se ha discutido o coordinar agendas; ya no hay excusas para la falta de respuesta, o la demora en el pase de información, el smartphone o la tablet son parte del equipo básico de trabajo, a veces provisto por la empresa, a veces utilizado por el empleado, porque claramente forma parte de su diferencial de servicio” comenta.

4. Los habitantes de las ciudades se convierten implacablemente en móviles. Por un inexorable acceso a Internet siempre disponible y en todas partes, los consumidores son ahora una fuerza imparable haciendo verdaderamente Internet móvil. El total de suscripciones de teléfonos inteligentes llegará a 3,300 millones en 2018 y la cobertura de la red móvil es uno de los motores más importantes de satisfacción de la vida en la ciudad.

“El vínculo entre lo físico y lo digital es móvil. La extensión de la experiencia sensorial se manifiesta a través de los teléfonos inteligentes, uno puede expandir esta experiencia, hacerla más plena, más a la medida de lo que cada uno busca, en poco tiempo más los usuarios vivirán como una especie de “derecho adquirido” el acceso a Internet sin importar el lugar donde esté, la ausencia de Internet en cualquier espacio (público o privado) comienza a ser un signo de envejecimiento, de quedar fuera de época” señala.

5. Redes personales de seguridad social. Como resultado de la turbulencia económica, la confianza en las autoridades y estructuras tradicionales está disminuyendo y los consumidores cada vez más confían en sus comunidades personales. Las redes personales en línea servirán como un medio de comunicación y como redes de seguridad social que se perfilan como un serio aspirante a gerenciar el trabajo tradicional.

“No es nada diferente a lo que siempre ha ocurrido, la confianza en los pares (familia, amigos o vínculos en las redes sociales) es superior a la que podemos llegar a tener en entes inanimados o complejos, los humanos confían en humanos, no en estructuras artificiales o en burocracias, nuestra búsqueda de seguridad, tal y como se plantea en la pirámide de necesidades de Maslow, se abre camino a una nueva forma de red de contención, consejo y validación a través del acceso que el individuo de a pié obtiene a través de los equipos móviles inteligentes. Y este cambio es uno que las compañías en su gran mayoría aún no han sabido incorporar en sus actividades de marketing” puntualiza.

6. Las mujeres impulsan el mercado de teléfonos inteligentes. Las nuevas cifras muestran claramente que las mujeres conducen el mercado masivo en adopción de teléfonos inteligentes. No menos del 97 por ciento de las mujeres propietarios de teléfonos inteligentes utilizan SMS. Un total de 77 por ciento envían y reciben fotos, el 59 por ciento utiliza las redes sociales, un 24 por ciento el check in en localizaciones y el 17 por ciento en cambiar cupones. Las cifras para los hombres son más bajas en estas áreas.

“Las mujeres están liderando los más diversos ambientes, no me extraña que hagan un uso más intenso de la tecnología en función de un nuevo espacio social que ganan en forma contundente, el de las redes sociales. En conjunto, mujer, conversación y tecnología, es el mix perfecto para exponenciar las posibilidades que los equipos móviles inteligentes ponen a la mano de las usuarias. La mujer es una tendencia irrefrenable, un paradigma de gestión, relaciones y pensamiento que se evidencia cada día un poco más de la mano de la tecnología” comenta.

7. Las ciudades se convierten en el centro de la creatividad social. Los habitantes del centro de la ciudad tienen significativamente más amigos en línea que las personas en las zonas suburbanas. Un 12 por ciento de las personas que viven en las ciudades dicen que la razón principal para el uso de las redes sociales es conectar e intercambiar ideas con otros, por lo que es la tercera causa más común para las redes sociales después de mantenerse al día con amigos y mantenerlos actualizados

“La vida nómade dentro de las grandes urbes es cada vez más habitual. El teletrabajo se impone, las distancias, si bien no son grandes en términos de kilómetros, pueden ser enormes en términos de tiempo. Las personas no aguardan a llegar a sus casas para estar en contacto, los planes pueden ser on-the-go y no esperar a armar un encuentro en particular. En este sentido la ubicuidad generada a partir de tener acceso a Internet en el equipo móvil inteligente es la clave para mantener contacto más cercano con tus círculos, cada vez menos íntimos” agrega.

8. Compra en línea. Un total de 32 por ciento de los usuarios de smartphones ya compran desde sus teléfonos inteligentes, ellos ahora comienzan a combinar los aspectos comerciales de compras en las tiendas y compras en línea. Ellos quieren ver los productos, obtener información y hacer comparaciones de precios y realizar compras inmediatamente, sin tener que hacer cola para llegar a la caja registradora.

“El vínculo entre el mundo off-line y el mundo on-line es cada vez más estrecho. La experiencia de compra mantiene su estructura de ciclo de vida intacta: 1) Reconocimiento de la necesidad, 2) Búsqueda de información, 3) Evaluación de opciones, 4) Decisión de compra, 5) Satisfacción. Estructura a la que podríamos sumar el ZMOT (Zero Momento of Truth) desarrollado por la gente de Google y que debiéramos colocar al inicio del ciclo. El hecho es que los tiempos en los que se procesa este ciclo son acortados notablemente a partir del uso de la tecnología. Y en esto los smartphones y tablets son elementos de disrupción del proceso, con lo que las empresas que comprendan esta disrupción podrán trabajar para tener un mejor posicionamiento dentro del proceso” comenta.

9. La TV es social. Un 62 por ciento de los espectadores usa las redes sociales, mientras ve videos y televisión, y un 42 por ciento de los que utilizan las redes sociales o los chats, lo hacen mientras discuten cosas y lo hacen en forma semanal. Más del 30 por ciento son más propensos a pagar por contenidos vistos en redes sociales. La mayoría del consumo de video y el consumo de TV en los dispositivos móviles se lleva a cabo en el hogar.

Los dispositivos móviles acercan la posibilidad del consumo personal-individual de contenidos en video en el hogar, simplificando el acceso al consumo y resignificando el artefacto de TV. Hay momentos para el consumo individual y otro para el familiar, la experiencia de consumo de contenidos en video está modificándose, así como el acceso, el uso y el compartir; las empresas que entiendan este cambio podrán desarrollar grandes (pequeños) contenidos para ser consumidos en el “momento-smartphone” del consumo de video” subraya.

10. Aprendiendo en la transformación. El aprendizaje se transforma a través de fuerzas internas y externas: Los jóvenes aportan su experiencia personal en la tecnología en clase, conducidos a una presión hacia adelante para el cambio. Al mismo tiempo los gobiernos y las instituciones buscan nuevas soluciones TIC con el fin de ser más eficientes. La conectividad cambia la perspectiva para los niños en una escala global. En la India, alrededor de 30 millones de 69 millones de niños de la ciudad de entre 9 y 18 años tiene móviles propios.

El aprendizaje cambiará su formato en los próximos años, iremos desde un modelo blended donde predomina lo presencial, a uno donde el auto-suministro tendrá mayor preponderancia. El e-learning toma carrera para impulsarse con fuerza a través de los equipos móviles inteligentes, el aprendizaje o la capacitación se aproximan al usuario de una manera diferente, ubicua, y de búsqueda y consumo personalizados. ¿Estamos preparados para un mundo de profesionales formados a través de sus equipos móviles, o de ejecutivos que se actualizan y realizan sus estudios de posgrado a través de sus tablets?” concluye.

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa