McClure anticipa la food tech revolution: “menú y atención en restaurantes dan asco”

menu

Si bien no quiere ni gusta de dar predicciones tecnológicas, parece que Dave McClure está realmente enojado con la industria gastronómica, o al menos eso hace pensar una lectura que cierra el año en su blog, donde un extenso y catártico post deja ver que la categoría de food tech, según sus propias palabras “da asco” y la oportunidad allí de innovar es “enorme” y “revolucionaria”.

No lo quiere hacer ver como una predicción para 2013 pero suena mucho a eso. McClure cita “Todos comemos afuera al menos un par de veces a la semana –muchos lo hacemos diariamente- sin embargo, invertimos cantidad de tiempo, esperando, esperando y esperando. Nos topamos con una muy poco satisfactoria experiencia al ordenar nuestros pedidos, cuando ésta debería ser todo lo contrario” alerta para nicho de mercado.

El VC enumera algunos de los problemas que en su criterio, tiene la industria:

Hay demasiados ítems en los menú, pero no suficientes fotografías (McClure aclara que ni siquiera hay técnicas offline, imágenes aunque más no sea rudimentarias para ilustrar lo que se ofrece)

No hay historial de pedidos, ni profile data, ni reseñas (el VC aclara que se gasta tiempo y dinero en páginas web, social media o fanpage de los restó pero casi nada en plataformas que permitan que la experiencia sea social in situ, donde se pueda ver qué se comió/pidió o qué opinaron los demás sobre el menú. En todo éste proceso hay infinidad de posibilidades de innovar con tecnología para crear una experiencia de consumo grandiosa según McClure)

Hay demasiada y exagerada cantidad de tiempo en espera para ordenar y pagar los pedidos (y muy pocos aún en la industria del food tech que se animen a la experiencia digital de interactuar mediante tablets o mobile app entre los comensales-mozos-cocina, lo que terminaría definitivamente con el flagelo de la espera eterna en la mesa)

¿Cómo solucionarlo?, McClure arroja alguna luz al problema, dejando puertas abiertas para la imaginación:

Agregar imágenes de calidad al menú, lo que aumentaría la experiencia del usuario con el mismo

Implementación de conectividad on promise a través de tablets, para controlar el pedido de órdenes, acceder a historial de pedidos y reseñas (es decir, aplicar lo que ya existe pero de manera más masiva y pensar en múltiples plataformas que permitirían aceitar éste proceso engorroso)

Permitir a los comensales enviar mensajes a los mozos y al staff de la cocina de manera fluida, constante y sin restricciones

Ofrecer opciones de entretenimiento a los comensales mientras esperan, como películas o juegos. Esta opción me pareció fundamental y de lo más novedoso (aunque es muy simple en esencia) Leí y vi varias apps y plataformas que apuntan a los puntos citados anteriormente pero algo tan simple como “matar” los tiempos muertos con entretenimiento me parece muy acertado, incluso no sólo en la mesa, también cuando hay que esperar a que te asignen una, una app o juego patrocinado por el restó en cuestión puede amenizar.

“Food should be awesome” cierra McClure y sin embargo siguen siendo dinosaurios como la industria de los diarios o la música, con la diferencia que parecen no advertir que las personas invierten en comida muchísimo más que en otras categorías, por lo que hace “algo” por renovar la industria es URGENTE, destaca. Grandes insights para ponerse a trabajar ¿verdad?

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa