Poke de Facebook o cómo NO caer en el Sexting

1193607232_f3ec6c6bb0_z

En este fin de semana Facebook puso a disposición Poke para los dispositivos que tienen iOS. Poke ya lo teníamos en los perfiles de usuario como parte de las herramientas para llamar la atención de cualquier usuario al que nos interesara contactar, se cuenta que la función de Poke en ese entonces permitía que  se pudiera visualizar el contenido casi completo del otro usuario si respondía al poke, por lo que muchos ignoramos las veces que nos dieron el “toque”, no fuera a ser el diablo y por una semana se entere de todo lo que no queremos decir a los demás. Por otro lado, parece que esta es la respuesta de Facebook a Snapchat que rápidamente comenzó a colarse en la mente de la gente porque una vez que abres el mensaje, el contenido se “auto destruye” que ahora esta función de Poke también desaparece los mensajes que has mandado.

*poke*
*poke*
Some rights reserved by Tom Newby Photography
http://www.flickr.com/photos/noodle93/

Aunque interesante esta aplicación móvil, me parece que los usos son los que no me convencen del todo. Para algunos que hacemos análisis, lo primero que nos viene a la mente es es Sexting y el Cyberbullying. A pesar de que tanto Snapchat y Poke te permiten guardar los mensajes que consideres ofensivos el simple hecho de saber de la existencia fugaz de los mensajes es suficiente para dejar impresa en la preocupada y atacada mente que hay o hubo un mensaje, aún y cuando se notifica -en ambas apps-  a quién envía el mensaje, si el receptor toma una captura de pantalla del mensaje.

El sexting es un problema voluntario -solicitado o espontáneo- que después puede salir  de control en la evolución negativa o turbulenta de las relaciones de pareja. Para los medios, el sexting siempre es iniciado por el sexo femenino aunque esto no es cierto. El motivo principal para el sexting es la excusa de dejar “ver” algunos atributos físicos con los que contamos y de los que la otra parte puede acceder y disfrutar si es que decide o se ve seducido se decide en tomarnos como pareja, amig@s con derechos o novi@s. Otras veces el sexting es solicitado por alguna de las partes en la pareja con el pretexto de “tener el recuerdo candente de su piel”- si, a reserva de que sea parte de alguna canción-. El sexting no está limitado a los adolescentes, los adultos lo practicamos de manera regular especialmente en los sitios de búsqueda de pareja o inclusive ya teniendo una, los mensajes amorosos o “pícaros” que tomamos con la supuesta  “responsabilidad” de que sólo nosotros lo podremos ver no siempre sucede y se convierte en un enojo o término de la relación en material erótico en sitios de adultos cuando la relación fracasa de manera contundente y convulsa.

Una de las soluciones para evitar el sexting es precisamente no hacerlo, aguantar la tentación de mostrarnos ya sea por solicitud o por voluntad propia. La otra es la educación a los jóvenes, cosa que es más complicada de hacer, porque para muchos el sexo sigue siendo tabú y supone exponer desde temprana edad a los niños a la educación sexual. El cyberbullying también es un tema en el que hay que educar y ayudar hablando con los niños y observando sus actitudes. Poke y Snapchat son estupendas ideas basadas en un problema legal de una persona, pero puede ser que abra la puerta a otros problemas a muchas personas más.

 

Acerca del autor

Antonio Salgado

Ph.D. in computer sciences, neurosciences and brand psychologist, he’s the R&D/CMO at Koers Idea Center, Education community director at the Social media club México.Partner at D4DR.tv. Instructor and collaborator at Mindwave and Mamá Digital. Proud Dad.