¿Mueren los e-readers a mano de tabletas y smartphones?

vs

Un reciente informe de la empresa de investigación de mercado IHS iSuppli sobre Consumer Electronics anuncia la inminente muerte de los lectores de e-books, en manos de las tabletas y smartphones, por ello convocamos a Patricio O´ Gorman, estratega en Negocios Digitales y co- autor de Diginomics para analizar el escenario que viene.

¿Cuáles son las razones de esta coyuntura? Como referencia O´Gorman, tiene que ver principalmente con los gustos de los consumidores, quienes prefieren los dispositivos multipropósito – tabletas de tamaño reducidos o smartphones de pantallas más grandes – en comparación con los lectores de e-books de uso exclusivo.

Pero ¿de qué plazos hablamos?  “Más allá de los tiempos acelerados que se viven en el mundo tecnológico, el ritmo de crecimiento explosivo de los e-books – y de su impactante caída – sorprenden hasta a los expertos.  En el 2008, el mercado de e-readers era de 1 millón de unidades; y explotó a 10 millones en apenas dos años” señala y amplía que en 2011, las ventas llegaron a 23.2 millones de unidades, y se espera que el 2012 cierre con una caída de 36% a 14.9 millones” afirma.

Los estimados para el año que viene auguran una nueva contracción, esta vez de 27%, a 10.9 millones de unidades, y en 2016 se estima un volumen de 7.1 millones.


Los ganadores

La realidad de las ventas de otros dispositivos de un uso exclusivo, como los GPS, MP3 players y cámaras digitales, es similar y confirma la tendencia.

“Los grandes ganadores, los smartphones y tabletas, han cautivado a los usuarios y se han convertido en los dispositivos de preferencia.  Adicionalmente, ofrecen nuclear varios usos en uno, aspecto muy valorado por los usuarios ya que elimina la necesidad de tener múltiples aparatos en el bolsillo y, en síntesis, simplifican la vida” indica O´Gorman.

Como referencia, el especialista cita que el iPad de Apple ha sobrepasado las 100 millones de unidades vendidas en menos de 3 años de existencia y se espera que alcance los 300 millones para 2016.

¿Qué puede esperarse para el futuro cercano? “Al parecer, vamos a tener dos alternativas estratégicas en la industria: quienes se dediquen a fabricar e-readers, tendrán que enfocarse en reducir costos y producir la tableta más económica posible.  Posiblemente, su precio tienda a cero y deba venderse con una suscripción o compromiso de compra de libros” apunta.

El segundo grupo son las tabletas multipropósito, como el iPad.  “Los productores de e-readers, como Amazon con su Kindle, ya han tomado este camino lanzando la tableta multimedia Kindle Fire, cuyas cifras de ventas son desconocidas.  La reciente salida al mercado del iPad mini es la otra confirmación que los e-readers se encaminan muy posiblemente hacia su desaparición” concluye.

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa