América Latina aporta el 2% de la inversión mundial en software

code_software

El dato pertenece al Informe de Economía de la Información 2012 presentado en la pasada VII Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio (UNTACD) que se centró en la industria del software y su influencia para el progreso de  la  sociedad de la información.

Se destaca a Argentina como el mayor exportador latinoamericano, la industria local en crecimiento de Brasil y los avances importantes de Colombia en la materia.

Así está la inversión del mundo en la industria del software: de los US$1,2 billones que se invirtieron en 2011 en este sector, el 80% fue generado por los países industrializados, el 16% por Asia y el 2% por Latinoamérica.

Del gasto total en TIC se desprende que mientras las regiones desarrolladas destinan una mayor proporción al software y servicios, no es así para las menos desarrolladas. En América del Norte, por ejemplo, el software y los servicios informáticos representan el 43% del gasto en TIC, frente a tan solo el 11% en América Latina.

En el caso de Colombia la cifra se da en los US$984 millones que ganó en desarrollo de software interno y apenas US$46 millones en exportación del mismo. Esta cifra es considerablemente baja si se compara con los US$1.214 millones de exportaciones de Costa Rica, una de las más destacadas en América Latina.

El reto está entonces en lograr un equilibrio entre la producción local y las exportaciones, con miras a empezar a ofertar software colombiano en el mundo. La industria de software colombiano se enfoca en un mercado doméstico sólido, de creación propia y en el cubrimiento de las necesidades nacionales mientras que Costa Rica tiene una cooperación con desarrollos extranjeros.

Para el informe es fundamental la unión de los sectores públicos, privados, académicos y desarrolladores, con el fin de disminuir la brecha, además de la sugerencia de analizar los casos particulares de cada país.

Brasil se destaca con una industria local de software en crecimiento pero con muy bajos índices de exportación. El apoyo gubernamental ha sido fundamental en este país, pues mediante la contratación pública se ha incentivado la investigación y el desarrollo de software. Ahora bien, hay que considerar que el 30% de sus casi 200 millones de habitantes son usuarios activos de dispositivos móviles.

Argentina, por su parte, tiene un equilibrio en el que tanto las exportaciones como la industria local de software han llegado a niveles relativamente altos. Algunas de las estrategias que lo han convertido en el mayor exportador latinoamericano son la promoción del software en colaboración con el sector privado; los fondos fiduciarios para la industria del software; y los incentivos para los estudiantes de tecnología de la información, así como para las vinculaciones a la industria.

La invitación de Ban Ki-moon, secretario general de las Naciones Unidas, al referirse a los resultados del informe: “La creciente importancia atribuida a las TICs en la prestación de servicios de administración pública, salud o educación y en el suministro de otros bienes y servicios crea demanda de aplicaciones adecuadas. Por consiguiente, los países necesitan disponer de capacidad para adoptar, adaptar y desarrollar el software necesario”.

“Como gremio de la Industria de software y servicios relacionados estamos convencidos de la importancia que tiene esta para el país, no solo como sector con alto potencial de crecimiento al ser intensivo en capital humano e innovación, sino como potenciador de otras industrias del país para enfrentar la apertura de nuevos mercados”, indica Paola Restrepo Ospina, presidenta ejecutiva de la Federación Colombiana de la Industria del Software y Tecnologías Informáticas Relacionadas (Fedesoft).

Fuente de la imagen destacada