La Bonoteca: ahorrando a un solo clic

Bonoteca

La molestia que genera redimir un cupón de descuento porque hay que imprimirlo desde un sitio web o perderte la oferta que tanto querías porque nunca la viste ha llegado a su fin. La Bonoteca es una aplicación gratuita, disponible en iOS y en 15 días en Android, que busca simplificar el acceso de los compradores a los descuentos directamente en sus móviles a partir de un código.

El proyecto hace parte del programa de aceleración de empresas digitales del Founder Institute en alianza con Ruta N, fue lanzado el pasado 15 de agosto y a la fecha ya cuenta con más de 2 mil descargas en el Appstore.

Lo que hace la aplicación es facilitarle al usuario la disposición de los descuentos y, al negocio, que pueda controlar la redención de cupos ya que la plataforma provee una herramienta con esa información.

La idea surgió hace varios años cuando Tomás Posada -CEO, líder del equipo y co-fundador- trabajó con unos amigos que tenían un proyecto llamado CazaDescuentos. Pero lo que hizo que se lanzara con la idea para dispositivos móviles fue su participación en una conferencia en San Francisco sobre tecnología y riesgo, en la que se habló del crecimiento del mundo de los móviles y su futuro. Tomás les contó la idea a los hermanos y co-fundadores Carolina y Alejandro Jiménez, directora creativa y director de ingeniería respectivamente, con quienes había trabajado en otros proyectos, a su amigo Mauricio Arcila, director comercial y también co-fundador, y así comenzaron a perfilar el modelo de negocio.

Dicho modelo funciona con un cobro mensual de unos US$50 a cada establecimiento comercial que les permite ingresar sus descuentos a la plataforma. La retribución se da en la generación de tráfico y la fidelización de clientes que, según Posada, se dará en el futuro a partir de la acumulación de compras.

¿Cómo funciona? 

  • Hay que registrarse en www.labonoteca.com y descargar la app. No importa el orden en que se hagan estos dos pasos.
  • Con la búsqueda por categorías el usuario accede a las promociones que sean de su gusto.
  • Una vez se encuentre la oferta, el usuario debe hacer click en ‘Redimir bono’.
  • Luego se confirma la redención del bono aceptando que se va a pagar por dicha oferta.
  • Finalmente la aplicación genera un código que el usuario presenta para realizar la compra.

La aplicación cuenta con 101 establecimientos comerciales que conforman una oferta de 210 bonos de descuento activos e ilimitados, de los cuales el 60% está en Medellín y el 40% en Bogotá. “En enero de 2013 vamos a tener presencia en Cali y Barranquilla y para 2014 estamos planeando entrar en los países de la región –Ecuador, Perú, Venezuela, Panamá y Chile- como parte de nuestro plan de expansión”, explica Tomás Posada.

Para esa expansión La Bonoteca participará en la Rueda de Inversión 2012 de la Red de Ángeles Inversionistas de Medellín, en la que junto con 13 empresas se buscará el apoyo en un abanico de 30 inversionistas.

El mercado que busca atacar este emprendimiento tiene tres tipos de competidores indirectos:

    1. Daily deals: sitios como Groupon, Cuponatic o QuéBuenaCompra pero que manejan un modelo de negocio muy diferente con el establecimiento comercial.
    2. Plataformas de fidelización de marcas o productos como Club de Suscriptores Intelecto del periódico El Colombiano, Club de Beneficios Vivamos del periódico El Tiempo, LifeMiles de Avianca o Millas Libres de Bancolombia, entre otros, que funcionan de una forma cerrada, es decir, para suscriptores de dichas marcas.
    3. Toda la oferta típica de descuentos impresos como los que aparecen en las Páginas Amarillas.

Una aplicación con un sentido similar que funciona en Estados Unidos es Coupon Sherpa que recopila los cupones disponibles en las empresas en una especie de ‘consolidador de cupones’.

En Colombia existen 200 mil establecimientos comerciales afiliados a cámaras de comercio y, según los cálculos de Posada, con el cobro actual a cada uno de ellos, se tendría un mercado potencial de US$ 110 millones.

La Bonoteca hace parte de otros emprendimientos que Ruta N ha apoyado en Medellín y algunos de los cuales ya se han conformado como empresas digitales: TuttoresLikrs e Inteldata.