Lo que dejó el Startup Weekend Bogotá

finalSWBog1

Fue un evento único. Como lo dijo Don Ritzen, su coordinador metodológico, fundador y CEO de la aceleradora Rockstart, lo interesante de esta competencia es que es un evento donde se trabaja y se aporta, diferente a otro tipo de eventos en los que “estás toda una jornada escuchando hablar a otros”.

En mi primera experiencia en un Startup Weekend me di cuenta de uno de los valores más relevantes de este tipo de eventos: la velocidad. Más allá de ser una competencia en la que al final se logra convertir una idea en un producto tangible en Internet, hay una conclusión contundente: las cosas se pueden hacer más rápido. Y eso, para países como Colombia, es todo un reto.

Ya lo decía claramente Madhu Natarajan, quien presentó a los ganadores y fue speaker y jurado: Lo exitoso de Colombia podría ser mucho más grande e importante si pudiera hacer las cosas más rápido: eficiencia y velocidad”.

Desde el principio de las 54 horas de competencia se notó la energía y pasión de los equipos participantes. Muchos redujeron considerablemente sus horas de sueño y algunos siguieron derecho. Dan Gertsacov, CEO de Lenddo para las Américas -compañía que utiliza las redes sociales para evaluar la capacidad crediticia de sus clientes-, concluyó su presentación en la primera jornada con una frase contundente: “Si no estás interesado en cambiar el mundo, vete a dormir”.

Dan Gertsacov trabajó en Google abriendo las oficinas en Colombia, Perú y Chile y actualmente está radicado en el país. Su charla nos dejó la “receta” para las startups en Colombia: primero que todo tener un equipo tipo ‘A’, unos emprendedores de calidad, sobre todo cuando de desarrolladores se trata; segundo, identificar el problema y el mercado: ¿Cuántas personas tienen ese problema? La respuesta es otra pregunta: “¿Por qué Facebook es lo que es? Porque cada humano tiene la necesidad de conectarse”. Ahora bien, no se puede uno quedar en la idea porque “la mayoría de la gente puede identificar un problema, pero pocos tienen la solución”.

El último ingrediente de la receta de Dan es que la manera de resolver el problema se convierte en la estrategia ganadora. Y para dejar la motivación en lo más alto Dan les dijo a los emprendedores, como un padre a su hijo: “Ojalá salgan de acá con un proyecto de vida”.

Desde Argentina llegó la voz de Marta Cruz a través de un video en el que resumió de forma magistral el panorama, las herramientas y los retos que tienen hoy los emprendedores.  Ella es cofundadora y directora ejecutiva de NXTPLabs, un fondo de inversión semilla y aceleradora de proyectos líder en Latinoamérica, que invierte y brinda soporte activo y una red de contactos a emprendedores apasionados por iniciar y hacer crecer sus compañías.

De sus ideas cabe destacar la que reza que “pensemos en global, pero en definitiva tenemos que actuar en local”. Y el ejemplo perfecto lo dan MercadoLibre o Buscapé, que comenzaron en Argentina y Brasil, respectivamente, pero hoy están en toda la región.

Recordando las palabras de Luis Felipe Guzmán, uno de los mentores del Startup Weekend Bogotá, “el emprendedor no espera, hace”, se evidencia que más allá de la generación de ideas –que es el primer paso para el emprendimiento-  la clave está en la acción. Marta Cruz no lo pudo sintetizar mejor: Las ideas centavos, las ejecuciones millones. Lo importante es el equipo que pueda llevar esa idea a la ejecución”.

El primer lugar de la competencia se lo llevó Masscota, un sistema de identificación y control para mascotas; el segundo lugar fue para Doc4me, una plataforma para agendar citas médicas basadas en la confianza y, el tercer lugar, se lo llevó HotelsEye, un sistema de gestión de reputación y semántica de las redes sociales en el sector hotelero.

Hay un ganador y seguramente varios de los proyectos que se cocinaron allí pueden tener un futuro como productos tangibles en Internet. Pero en realidad los ganadores somos todos porque aprendimos a generar ideas, a trabajar en equipo, a cambiar de rumbo cuando es necesario; aprendimos a contagiarnos de la pasión y el entusiasmo para hacer emprendimiento, a hacer amigos, contactos y a hacer las cosas más rápido; y también aprendimos, como lo dijo Marta Cruz, que “el futuro está acá, abriendo la puerta cuando salgan de esta sala. Tienen que avanzar e ir hacia adelante”.