“No hay que vender innovación, se deben vender resultados”: Federico Barragán, DirtyKitchen

emprendiendoexito1

Tres experiencias y muchas ideas para aquellos que apenas comienzan con sus proyectos de emprendimiento. Eso fue lo que dejó ‘Emprendiendo exitosamente’, un evento organizado por Wayra y Endeavor Colombia, enmarcado en la Semana Global del Emprendimiento en Colombia.

Con la moderación y el buen ritmo para charlar  de Jorge Osorio, gerente de Aranda Software en Colombia, los tres emprendedores que contaron sus historias hablaron de las oportunidades, los obstáculos y retos, y aquellas anécdotas que les sucedieron a lo largo de sus diferentes proyectos.

Federico Barragán, CEO y co-fundador de DirtyKitchen; Lucas Lain, CTO en WeHostels y Daniel Palacio, fundador de Authy, expusieron sus proyectos evidenciando el punto de partida para cualquier emprendimiento: la solución a un problema.

Mientras que DirtyKitchen genera contenido en vídeo para quienes no lo saben hacer, WeHostels introdujo la categorización en la búsqueda de hostels a través de móviles y Authy simplifica los servicios de autenticación para un sitio web o aplicación.

El tipo de conocimiento que diferencia a DirtyKitchen es el conocimiento que puede proveer de las audiencias de sus clientes, explica Barragán. En el caso de Authy, es evidente que “teníamos el sistema más sencillo y por eso pensamos que la gente lo iba a necesitar”.

Cuándo se habló de financiamiento los emprendedores estuvieron de acuerdo en que comenzaron con recursos propios, provenientes de ahorros o de ayudas de su círculo familiar y social. “No queríamos buscar un inversionista hasta no tener tracción, hasta no tener ciertas métricas que nos respaldaran”. Ahora bien, basado en esta apreciación de Lain, Jorge Osorio concluyó que “no hay que tener que esperar a tener un producto perfecto para lanzarse”.

Para Federico Barragán, la mayoría de los emprendedores empleados se quedan esperando a tener los ahorros o a que aparezca el inversionista ángel. “Acuéstese más tarde, vea menos televisión y duerma menos. Hay que trabajar todos los días en el proyecto”.

Federico invirtió en un viaje que hizo a una feria tecnológica en Estados Unidos y tuvo que hacer diversos sacrificios. Allí le ocurrieron algunas casualidades con las que se le abrieron caminos que le permitieron que su proyecto saliera a flote. Federico sentencia: “Si no se hace un esfuerzo, un sacrificio, las casualidades no surgen”.

Pivotar, un concepto clave en el emprendimiento

Los emprendedores usan este término para referirse a los cambios en el rumbo de un proyecto con respecto a su definición inicial. El caso de Federico es llamativo: “En un primer momento trabajamos con agencias y aunque la experiencia fue positiva y se facturó bien, dijimos, no nos gustó trabajar con ellas. Hay que trabajar en lo que a usted le gusta”.

En el caso de Daniel Palacio ese pivot ha sido determinante: “El producto ha cambiado en un 100% desde sus inicios a partir de la retroalimentación con los usuarios”.

Por su parte, en uno de los emprendimientos del CTO de WeHostels, se eliminó todo lo que no estaba funcionando en la plataforma y se dejó lo que sí funcionaba: “A los cuatro meses se incrementaron las visitas”.

Estos ejemplos muestran claramente cómo las ideas que en un principio podían sostener el emprendimiento soñado van cambiando, ya sea porque las cosas no funcionan, porque los usuarios influyen en cómo quieren el producto o servicio, o porque simplemente se cambian para hacer lo que más nos gusta.

¿Y los retos?

Lucas Lain dice que hay que hacerse más responsable, pues en su caso “se pasa de la gran corporación con recursos a hacer lo que se quiere y por eso hay que ser más productivo. Trabajar para una compañía grande te da orden”.

Para Federico hay un nivel de responsabilidad muy importante. “Por primera vez nadie es más responsable que usted mismo por lo que quiere hacer”.

 “No hay que vender innovación. Cuando se vende innovación usted no está cerrando un negocio. Uno debe vender resultados”. Federico Barragán piensa que cuando se tiene la idea y el resultado, el primer día de lanzamiento se puede facturar.

En el contexto del crecimiento de una startup Daniel Palacio nos dejó esta: “Las cosas no se vuelven más fáciles, se hacen más rápidas”.

Al finalizar la charla Federico Barragán recalcó una verdad que no hay que ignorar: “Les garantizo que al menos una persona más está probando la idea que usted tiene. ¡Corra!”