¿Puedes sobrevivir a una mala primera impresión?

primera-impresion-trabajo-432ms012811

La primera impresión es lo que cuenta y no tenemos una segunda oportunidad. Esta primera impresión se llama impronta y de entrada nos da información suficiente -aunque a veces incompleta- sobre personas, servicios, actividades o situaciones a las que si tuviéramos que volvernos a enfrentar, podemos hacerlo ya con una idea en mente. Cuando vamos a una cita, lo que primero se ve es lo que se juzga.

Esto tiene mucho que ver con la imagen pública, la forma en que nos vestimos, en la que hablamos, las palabras que usamos o seleccionamos, si vemos o no a los ojos cuando hablamos con una persona, en fin, todos esos detalles que comunican sin que tengamos que decir algo. ¿qué tiene esto que ver con social media o tecnología? la respuesta es mucho.

Emprendimiento:

Esto no tiene que ver con la tecnología, qué tanto sabes programar o diseñar. Tiene que ver con cómo sabes relacionarte con la gente y venderte a ti mismo antes que tu proyecto. Muchos de los directivos de empresas se fijan en el tipo de persona con la que hacen negocios, si llegas tarde a una cita “porque el tráfico es insufrible” quiere decir que no eres previsor, así que seguirán evaluando que otras cualidades tienes, por lo pronto, pueden esperar que no entregues a tiempo tus proyectos.

Tu forma de hablar, ritmo y volumen también dice mucho de ti, si eres nervioso, si eres retraido, etc, lo ideal es mantener una voz firme y un ritmo moderado para dar la idea de estabilidad y seguridad. Algo similar sucede con el saludo de mano, un apretón firme implica seguridad, inclusive el dorso de qué mano queda “por arriba” en el plano horizontal en un saludo, dice quién está en control y domina en la sesión. si ambos dorsos quedan nivelados, puede ser que las negociaciones sean más parejas.

Si le entrevista es con una mujer, hay algunas cosas que debes tomar en cuenta:

  • Tus manos, que las uñas estén cortas y lo mejor arregladas posibles.
  • Los zapatos es otro, que si no son el último grito de la moda, si que estén en el mejor estado posible y limpios.
  • Trata de mantenerte en forma, especialmente la parte que revisan cuando les das la espalda.
  • Procura tomar una bebida caliente, esto “dice” que eres una persona cálida.

Si no lograras sobrevivir a esa primera impresión sin tomar en cuenta tu vestimenta, hay formas de lograr una buena segunda impresión:

De acuerdo a Robert Cialdini, en su libro Influence, dar elogios sinceros y honestos es una buena forma de tomar una acción positiva que la otra persona espera de ti, también de romper el hielo y de lograr una segunda opinión.

La otra forma es pidiendo un consejo, no cualquier consejo, puede ser profesional, sobre alguna lectura y después de un tiempo, razonablemente corto, deja saber a esa persona tus impresiones sobre esas recomendaciones, eso da un campo de acción interesante.

Desarrollos y emprendimientos:

Muchas veces funcionan las mismas reglas pero adaptados a esto, precisamente porque gran parte de ese emprendimiento es la persona y en estos casos la mejor estrategia es escuchar e implantar si cabe en el desarrollo. Nada desanima más a la gente que quienes desarrollan no tomen en cuenta a quienes quieren colaborar con ideas u opiniones. En estos casos de una mala primera impresión, además de escuchar es responder. Si sabes como establecer un diálogo, ya lo tienes ganado.

 

Enhanced by Zemanta