Big Data y las elecciones en Estados Unidos

obama

Creo que está siendo un buen momento para las redes sociales y la política, al menos en los Estados Unidos. El equipo del recién reelecto presidente Obama demuestra una vez más los alcances que pueden obtenerse y que son uno de los medios para llegar a un fin, por segunda vez. Curiosamente todo lo que hizo el equipo de medios sociales de Obama puede aplicarse a la empresa si se toma uno el tiempo de  hacer el trabajo.

Uno de los principales recursos en esta campaña ha sido el uso del Big Data, que no es otra cosa que un sistema computacional que recibe, almacena y analiza bases de datos no estructurados y luego de esto les da un sentido práctico. En esta lo importante no es toda esta recolección de datos que puede hacerse con sistemas menos robustos que los que ofrece Oracle, lo que en realidad es muy importante es el significado de estos datos que nos lleva a tener sistemas de inteligencia de mercados tan interesantes que nos van guiando en los procesos de desarrollo de producto, involucramiento de la gente y otros tipos de datos que le solicitemos al sistema.

Esta integración de Big Data por parte de Jim Messina, quien era el Campaign manager ha sido interesante desde el punto de vista de tener que integrar bases de datos ocho veces más grandes que aquellas usadas en la campaña del 2008. Algunos datos que arrojó al nueva base  fueron bastante curiosos, por ejemplo, las mujeres de entre 40 y 49 años que viven en la zona del Oeste de los Estados Unidos podrían donar buenas cantidades de dinero si cenaban con George Clooney, mientras que del lado contrario del país lo harían si podían “salir” con Sarah Jessica Parker. Lo mismo que estos estudios permitían hacer modelados de sistemas que les dijeran cómo mejorar sus campañas de e-mailing para que no fueran considerados “spam” y se realizaran acciones basados en modelos de confianza del remitente, lo que permite ir personalizando de mejor manera los mensajes y las acciones que cada persona podría realizar.

De nuevo, el arma secreta fueron los jóvenes y su involucramiento en la política y los temas que mueven a su país, aquellos quienes no podían votar en el 2008 y que hoy pudieron hacerlo tuvieron solamente que “dejarse llevar” por las ideas que les expusieron en ese entonces, comparar y decidir ahora por ellos mismos, sin dejar de lado la influencia que ejercían en otros.

Seguramente en las elecciones intermedias en México vamos a ver de nuevo que todos quieran repetir el “efecto Obama” que se volverá a poner de moda. Quizá lo que nos queda ahora es si esto del Big Data se puede aplicar a mi empresa, grande o micro y la respuesta es si. Claro que va a costar más trabajo, va a costar planear mejor y en muchos casos, integrar una gran variedad de servicios que nos iremos encontrando. Lo más importante son los objetivos que perseguimos, involucrar a nuestros mercados y saber la forma en que podemos ayudarlos, de esta manera nuestros servicios van a acompañarlos.

Ha pasado poco tiempo y aún seguimos haciendo análisis de todo lo que hicieron en esta campaña, tanto lo bueno como lo malo de ambos candidatos.

 

Enhanced by Zemanta

Acerca del autor

Antonio Salgado

Ph.D. in computer sciences, neurosciences and brand psychologist, he’s the R&D/CMO at Koers Idea Center, Education community director at the Social media club México.Partner at D4DR.tv. Instructor and collaborator at Mindwave and Mamá Digital. Proud Dad.