Mercado de voces online marcha firme hacia su consolidación

microphone

El mercado de voces online está creciendo a pasos agigantados. Atrás están quedando los altos costos y los días o semanas que se necesitaban para obtener las voces que nutrieran los anuncios en televisión, las cuñas en radio, las locuciones en una empresa o cualquier tipo de proyecto que las requiriera.

El aterrizaje de este tipo de servicios en Internet está permitiendo abrir el mercado de la locución a cualquier tipo de participante para el que la reducción de costos y tiempo, la disminución de intermediarios, las posibilidades de personalización y características deseadas y la facilidad con la que se obtiene el producto están redundando profundamente en un sinnúmero de proyectos de todo tipo. Desde un amplio espectro en publicidad (televisión, radio, Internet) pasando por los podcast, juegos de video, libros de audio, animaciones, e-learning, videos para páginas web hasta aplicaciones móviles, telefonía, traducciones e incluso las voces necesarias para una línea caliente.

En Latinoamérica es necesario destacar al servicio online de voz precursor de todos: Voice123. Co-fundado por Alex Torrenegra, emprendedor digital colombiano que ha cofundado diversas empresas, se trata de un servicio online pionero que pone en contacto a locutores y productores para trabajos relacionados con la voz.

Voice123 limita dinámica y automáticamente la cantidad de demandantes que pueden enviar ofertas, incrementando sistemáticamente la cantidad de locutores y dando prioridad a los mejores, hasta que el comprador ha obtenido la cantidad de ofertas deseada. Se trata de un proceso de control de flujo aplicado al mercado global de voces.

Aprovechando la gran base de datos construida a partir de Voice123, Torrenegra se lanzó el año pasado al mercado de voces con un nuevo algoritmo que permite seleccionar la mejor voz para un proyecto automáticamente, y cofundó VoiceBunny, que ya cuenta con 150.000 talentos (distribuidos en un 52% en inglés en Estados Unidos, 18% en inglés en otros países y el restante 30% en otros idiomas y países), disponibilidad en más de 50 idiomas y 65.000 clientes en el mundo.

 80 talentos de voces se suman cada día a VoiceBunny

Bajo un esquema crowdsourcing esta empresa ha permitido dinamizar un mercado en el que se hablaba de USD 3.000 y tres semanas a un mercado accesible de 30 dólares y 20 minutos para obtener una voz.

¿Cuánto vale una voz?  Depende de la extensión del proyecto, de la capacidad y el talento, puede llegar a ser tan bajo como 3 centavos de dólar por palabra. Pero lo cierto es que hay más de mil talentos para los que su principal fuente de ingresos proviene de su trabajo en VoiceBunny.

Para Alex Torrenegra es claro que “el mercado de voces está creciendo gracias a empresas como VoiceBunny que han acelerado la velocidad y reducido los costos. Eso hace que muchas compañías y emprendedores que antes no contemplaban el uso de voces lo utilicen y las que ya lo utilizaban ahora puedan producir mucho más contenido narrado”.

En Internet se pueden encontrar sitios que con diferentes posibilidades están abordando el mercado de voces, entre los que figuran algunos como Voices on the Net, All Voices International, Voices.com y Bodalgo.

Una de las interesantes formas de aplicación del mercado de voces online se está dando con sitios web o blogs que están utilizando un servicio que permite convertir el texto a voz.

Sin duda, para las personas demasiado ocupadas, para quienes sufren de discapacidad visual o, incluso, para usuarios con dificultades de aprendizaje como la dislexia (dificultad en el aprendizaje de la lectura) puede ser otra forma de acceder al contenido escrito. NPR u Odiogo son algunos ejemplos de sitios web que ofrece versión de audio para textos.

En la opinión de cibernautas hay quienes afirman que este mercado perjudica a los locutores porque abarata sus servicios; sin embargo, para los usuarios de estas plataformas las ventajas competitivas claras que auguran una consolidación y crecimiento del mercado de voces online a corto y mediano plazo.