7 consejos para estimular tu creatividad emprendedora

148751288_5984030be0

 Un momento ¡Ajá!  o  momento Eureka, es ese destello de claridad que pone en orden tus ideas y de pronto te ayuda a pasar del síndrome de la hoja en blanco al frenesí de crear, escribir, diagramar o comprender cosas que momentos anteriores te hacían casi estallar la cabeza. Estos destellos de entendimiento suelen ser raros bajo situaciones de “normalidad laboral”, así que mientras estás en tu oficina puede que el estrés no permita que se den frecuentemente estos momentos y te obligues a resolver de otras formas tus problemas de creatividad.

A continuación te dejo algunos consejos de como ayudar a esos momentos ajá! a visitarte más veces:

1. Cuando te bañes, en lugar de subir los pies para lavarlos, agáchate a lavarles. Esto hace que la sangre viaje más rápido a la cabeza e irrigar mejor. Cuando te levantes hacerlo despacio…verás que pronto llega la claridad a tu cabeza.

2. Cuando te bañes usa agua caliente, esto ayuda a tu circulación y te relaja, los momentos más creativos son cuando estás tranquilo y relajado.

3.  A veces para trabajar e inspirarte puedes escuchar música, no necesariamente Mozart, simplemente con que la disfrutes es suficiente. El efecto Mozart dice que escuchar esta música aumenta tu inteligencia, en realidad es un mito este efecto, funciona cualquier música siempre y cuando la disfrutes, esto fomenta la creatividad al ponerte en un estado de tranquilidad.

4. Yo tengo un pizarrón blanco de plumones de agua y de diferentes colores en mi baño junto a la regadera. La idea es no dejar ir los momentos ajá! y documentarlos.

 5. Suelo usar mucho el transporte público, esto me ayuda a ir trabajando durante el camino a mis citas, a veces algo que veo o escucho me genera momentos ¡ajá!. Observar las cosas que la gente hace me da algunas ideas, especialmente si estoy tratando de resolver problemas que tengan que ver con movimientos físicos.

6. Hablando del pizarrón blanco, muchas veces diagramar o dibujar en servilletas también me ayuda a entender mejor lo que intento resolver, eso genera muchos momentos ¡ajá!

7. Explicar qué estás haciendo a alguien que no es parte de tu área de especialidad y que lo entienda es otro ejercicio que pone en claro la perspectiva de tu proyecto. Si es tecnología y lo explicas a alguien que no tiene idea de qué haces y lo entiende, entonces tienes más oportunidad de poder resolver problemas. Parece mentira que oyéndote hablar a ti mismo pueda llevarte a estos momentos.

Puedes poner en práctica uno o todos los puntos, aunque el principal es estar tranquilo cuando vas a trabajar o planear. Generarte un ambiente relajado de trabajo siempre ayuda. Tuve la fortuna de dar consultoría en una agencia de marketing en la que los creativos jugaban entre ellos a guerras de bolas de papel, a “molestar” al becario en algunos momentos del día, pegar stickers en los teléfonos y entregaban propuestas tan buenas que normalmente ganaban los concursos a agencias más grandes y con mayores presupuestos. No éramos Google ni tenían sus instalaciones con juegos y áreas de reposo pero la creatividad se mantenía muy alta y cuando se dedicaban a trabajar era realmente a producir.

Espero que estos consejos aumenten la creatividad de tu emprendimiento, tu mejor que nadie sabes como funciona tu equipo humano y cuales de estos puntos puedes aplicar. Si tienes otros que puedas recomendar, me encantaría escucharlos para compartir con los demás.

Acerca del autor

Antonio Salgado

Ph.D. in computer sciences, neurosciences and brand psychologist, he’s the R&D/CMO at Koers Idea Center, Education community director at the Social media club México.Partner at D4DR.tv. Instructor and collaborator at Mindwave and Mamá Digital. Proud Dad.